Valoración del Usuario: 0 / 5

estrella inactivaestrella inactivaestrella inactivaestrella inactivaestrella inactiva

 

ElPais.com - 13.07.2018

 

Foto: Pixabay 

 

¿Si pillas a tu hijo robando, qué harías, aunque tan solo fuera un paquete de chicles? Normalmente, el riesgo, la aventura, lo prohibido son cosas que pueden atraer a los más pequeños de la casa, ¿pero cómo les podemos enseñar la diferencia entre el bien y el mal?

 

Todo sucedió mientras Andrea cenaba con su hijo Lucas de tres años y se percató de que este llevaba algo en su pantalón, en su bolsillo. Era un paquete de chicles que no habían pagado en la tienda, según relata El Universal de México. Al verificar la ropa de su otro pequeño de cinco años, encontró otro paquete de estos dulces. El problema era claro: ella no había pagado por ellos en la tienda, por lo que sus hijos se los habían llevado sin permiso. Los habían robado. Fue entonces, cuando a pesar de que ya estaban todos en casa, la progenitora decidió que sus hijos volviesen a la tienda a devolver los chicles y pedir disculpas, prometiendo que no lo iban a volver a hacer.

 

“Tras enterarme, les dije que tenían que enfrentar las consecuencias de sus actos”, relató la mujer al mismo periódico. “No se trataba tanto de lo robado, del precio, sino de corregir el acto de robar en sí mismo”, añadió esta madre.

 

El momento de la disculpa fue grabado en video y las palabras de los menores se han vuelto virales con más de 1.000 likes, miles de comentarios y más de 137.000 reproducciones en Facebook. En él, se ve cómo los niños entregan a los dependientes los chicles entre lágrimas. Los trabajadores les preguntan si se los llevaron sin pagar, ante lo que el mayor de los hermanos reconoce su culpa entre sollozos. De fondo se oye a la madre diciendo. "A la próxima le van a hablar a la policía y se van a ir a la cárcel. Robar no está bien, ¿de acuerdo? Dígale, muchas gracias".

 

 
 

 

Entre los comentarios de padres y usuarios de esta red social, en su mayoría positivos que, incluso, describen lo sucedido como un castigo ejemplar, cabe destacar: “Y en el futuro tendremos a dos adultos honestos que saben reconocer cuando se equivocan y reparan el daño que han cometido. Y no nos espantemos de que los grabaron ya que a veces se publican cosas peores”; “Recuerdo que mi mamá una vez también me dio una lección igual que a esos niños cuando agarre unos chocolates de una tienda. Y desde ese día juro por Dios que nunca he sentido tanta pena como aquel día... pero Gracias. Mamá. Me enseñó una importante lección” o “Yo haría lo mismo, mi hijo tiene tres años y ya sabe que no debe tomar nada sin antes pagarlo, y ahora siempre que vamos a una tienda primero me pide dinero”.

 

1 1 1 1 1 1 1 1 1 1 Rating 0.00 (0 Votes)

Valoración del Usuario: 0 / 5

estrella inactivaestrella inactivaestrella inactivaestrella inactivaestrella inactiva

 

ACI - 26.06.2018

 


Imagen: Logo Marcha por la Vida Argentina 

 

El conmovedor mensaje de Marcelo Savazzini a su hija de 15 años, que se manifiesta a favor del aborto, se ha viralizado en las redes sociales. Savazzini acompañó su mensaje de la foto de su hija ataviada con el pañuelo verde que caracteriza a quienes promueven el aborto en Argentina. Recordemos que el 14 de junio, la Cámara de Diputados de Argentina dio la primera aprobación al proyecto de ley del aborto, que permitiría acabar con la vida del concebido hasta el noveno mes de gestación. En poco tiempo se someterá a votación en el Senado.

 

Savazzini recordó que “hace 15 años o un poco más me enteré que habías sido engendrada. No fuiste planeada. No te buscamos. No fuiste producto de una pareja constituida con un proyecto firme”. “Sino más bien la consecuencia de una relación sin protección”. Savazzini le confesó a su hija que “al principio” sintió “miedo”, y luego “otras cosas que prefiero no decir”. “Sin embargo, tanto tu madre como yo decidimos seguir adelante con tu vida. A pesar de las dudas”.

 

“Quizás hubiera sido más fácil quitarte con un aborto y prescindir de una gran responsabilidad”, señaló. Al no ser tan joven pero sí tonto, reconoció, “si hubiese existido la posibilidad de borrarte en un hospital público de manera legal y gratuita... yo no sé qué hubiese decidido. O tu madre, en primer lugar”. “La cuestión es que seguimos adelante con tu vida. Y fue el acierto más grande de mi vida. No fue fácil. Pero hice lo mejor que pude”, aseguró. “Y te amé desde el primer momento”.

 

Savazzini le aseguró a su hija que “hoy solo deseo que seas una persona de bien. Y aunque el pañuelo que llevas puesto no coincide con mis pensamientos, no obstante te amo y te respeto”. “Solo espero que algún día puedas ver más allá de tu ombligo, que sepas que el tema requiere seriedad porque se trata de vidas, y que respetes y no ridiculices a la gente que piensa diferente a vos, especialmente a tu familia y misma sangre”. “El apellido es lo de menos. Te amo #salvemosladosvidas”, concluye.

 

La captura del mensaje de Marcelo Savazzini ha sido compartida en diversas redes sociales e incluso ha protagonizado titulares en la prensa escrita y televisiva argentina.

 

 

1 1 1 1 1 1 1 1 1 1 Rating 0.00 (0 Votes)

Valoración del Usuario: 0 / 5

estrella inactivaestrella inactivaestrella inactivaestrella inactivaestrella inactiva

 

LaVanguardia.com - 14.06.2018

 

Foto: Freepik 

 

La Asamblea Nacional francesa prohibió el pasado 7 de junio el uso de teléfonos móviles en colegios e institutos a partir del próximo curso, una medida defendida en la campaña electoral por el presidente, Emmanuel Macron, pero que sus detractores consideran inútil.

 

El voto en primera lectura en la Asamblea Nacional tiene que ser validado por el Senado en una fecha todavía por definir, y por una comisión mixta en caso de no llegar a un acuerdo, precisaron a Efe fuentes de la Cámara baja.

 

La propuesta de ley establece que, a excepción de aquellos lugares en los que el reglamento interior lo autorice expresamente, los alumnos no podrán utilizar un móvil en las escuelas primarias, las secundarias y los institutos.

 

No han quedado fijadas ni las posibles multas ni la forma en que se aplicará el veto, pero teniendo en cuenta que no está permitido registrar las mochilas de los estudiantes ni requisar objetos no peligrosos, a los alumnos les bastaría con tenerlos apagados y fuera de la vista de profesores y vigilantes, apuntan los medios galos.

 

El texto defendido por el partido de Macron, La República en Marcha (LREM), considera que su uso “provoca numerosas disfunciones incompatibles con la mejora del clima escolar” y que su prohibición permitirá garantizar un entorno que favorezca la concentración. Incluso en el recreo, apunta, “puede ser nefasto al reducir la actividad física y limitar las interacciones sociales”.

 

El 93 % de los adolescentes de entre 12 y 17 años, según una encuesta de la Autoridad de Regulación de Comunicaciones Electrónicas (ARCEP), tenían un teléfono móvil en 2016, frente al 72 % de 2005. Su uso, según los diputados, es susceptible de fomentar prácticas de riesgo como el ciberacoso o el cibersexismo, así como de exponer a los alumnos a “contenidos violentos o chocantes”, como la pornografía.

 

Con esta prohibición se quiere dotar de un marco jurídico adaptado a una práctica ya extendida en algunos de los 51.000 colegios y 7.100 institutos del país, que según las conclusiones de la cámara ha sido “satisfactoria”.

 

La propuesta detalla que la medida no afecta al “uso pedagógico” de esos dispositivos, dentro de un “proyecto educativo preciso y controlado por el personal educativo”. El partido conservador Los Republicanos la rechazó alegando que se trata de una mera “operación de comunicación”, mientras que los socialistas y los integrantes de la formación radical de izquierdas La Francia Insumisa optaron por abstenerse.

 

1 1 1 1 1 1 1 1 1 1 Rating 0.00 (0 Votes)

Valoración del Usuario: 0 / 5

estrella inactivaestrella inactivaestrella inactivaestrella inactivaestrella inactiva

 

Vatican Insider - 19.06.2018

 

Foto: cathopic.com 

 

Durante la audiencia del pasado 16 de junio a los miembros del Foro de las Asociaciones Familiares, el Papa Francisco habló con franqueza y realismo sobre el aborto, la familia y el matrimonio.  

 

En un discurso improvisado, el Pontífice habló de cuestiones espinosas como la del aborto de los niños enfermos, tema al que dedicó críticas durísimas, comparándolo con las prácticas que se usaban en Esparta o, incluso, en la Europa nazi. «He escuchado que está de moda o, por lo menos es normal, que cuando durante los primeros meses de embarazo se hacen análisis para ver si el niño no está bien o viene con algo, lo primero que se ofrece es: “nos deshacemos de él”. El homicidio de los niños… para resolver la vida tranquila se mata a un inocente», afirmó Bergoglio. «Cuando era un muchacho, la maestra de historia nos hablaba de los peñascos, para arrojarlos, para salvaguardar la pureza de los niños. Una atrocidad, pero nosotros hacemos lo mismo». 

 

Y sin ir demasiado lejos en el tiempo: «En el siglo pasado todo el mundo se escandalizó por lo que hacían los nazis. Hoy hacemos lo mismo, pero con guante blanco», denunció el Pontífice. «¿Por qué –preguntó alzando la voz– no se ven enanos por las calles? Porque el protocolo de muchos médicos dice: “Viene mal, deshagámonos de él”». 

 

Es doloroso constatarlo, pero hoy funciona así. También «doloroso», según el Papa es que «hoy se habla de familias diversificadas, de diferentes tipos de familia. Sí, es verdad que “familia” es una palabra análoga, también se dice “la familia de las estrellas”, la “familia de los árboles”, “la familia de los animales”… Pero la familia a imagen de Dios es una sola, entre hombre y mujer… El matrimonio es un sacramento grande». 

 

La familia es una sola 

 

El Papa abordó el tema de la familia: «La familia es una aventura bella y hoy, lo digo con dolor, vemos que muchas veces se piensa en comenzar una familia, hacer un matrimonio, como si fuera una lotería. “Vamos, si va, va, si no va, borramos la cosa y empezamos otra”», anotó. 

 

Desgraciadamente, muchas veces hay demasiada «superficialidad» en relación con el «don más grande que Dios ha dado a la humanidad: la familia, ícono de Dios», subrayó el Pontífice. Es un don, aunque la pareja en cuestión sea atea: «Puede darse que un hombre y una mujer no sean creyentes, pero si se aman y se unen en matrimonio son imagen y semejanza de Dios, aunque no crean… Es un misterio», dijo el Papa. 

 

De cualquier manera, añadió, sirve «un catecumentato para el matrimonio»; «se necesitan hombres y mujeres que ayuden a madurar». Empezando por las cosas pequeñas, como, por ejemplo, la preparación de la fiesta de las nupcias. Y afirmó: «lo importante es amarse y recibir el sacramento, y después hagan las fiestas que quieran», pero no funciona cuando «lo secundario sustituye a lo importante». 

 

Una válida preparación de las parejas jóvenes, además, es importante «también para la sucesiva educación de los hijos». Otro buen desafío: «No es fácil educarlos, son más listos que nosotros en el mundo virtual, saben más que nosotros… ¡Educar al sacrifico de la vida familiar no es fácil!». Sobre todo es difícil hacerlo en este tiempo de crisis, económica y social, que parece impedirle a muchos padres que «pierdan tiempo» con los hijos. «Para ganar hoy hay que tener dos trabajos. La familia no es tomada en consideración», observó Francisco, animando, una vez más, a no vivir bajo esta «cruz» y «esclavitud» del trabajo y de sus horarios excesivos, sino a privilegiar el tiempo que hay que pasar con los niños. «Jueguen con los hijos, no les digan que no molesten», exhortó el Pontífice. 

 

«Los hijos son el don más grande», insistió. Siempre, incluso cuando «están enfermos»: «los hijos que se reciben como vengan, como Dios los mande». Pero también hay parejas que no los quieren: «Una vez me encontré con unos que se habían casado diez años antes, sin hijos. Es muy delicado, porque los hijos se quieren, pero a veces no llegan. En cambio supe que ellos no querían hijos. Pero esta gente tenía en la casa tres perros y dos gatos», contó Francisco. 

 

En su reflexión dedicó también un poco de tiempo a la traición: «Una cosa que en la vida matrimonial ayuda mucho es la paciencia, saber esperar», porque «hay en la vida situaciones de crisis fuertes, feas, en las que también llegan tiempos de infidelidad». Además de la paciencia sirve mucho «el perdón»: «muchas mujeres (pero también a veces lo hace el hombre), en el silencio han esperado, viendo hacia otro lado, esperando que el marido volviera a la fidelidad». Esta es «la santidad que perdona todo porque ama», subrayó Francisco. 

 

Y contó una anécdota personal: «A mí me gusta saludar en las audiencias a las parejas que celebran su aniversario de matrimonio. Una vez había una pareja que cumplía 60 años. Hace tiempo se casaban jóvenes. Me encuentro a esta pareja y le pregunto si tiene el mismo amor. Y se miraron y tenían los ojos llenos de lágrimas. No se me olvida nunca. A veces una familia que crece no es un amor de novela, sino un verdadero amor. Estar enamorados toda la vida, con tantos problemas que hay». 

 

«Otra cosa que pregunto en los aniversarios: ¿quién de ustedes ha tenido más paciencia? La respuesta es: los dos. A los jóvenes esposos, la pregunta es siempre: ¿se han peleado? Es importante no acabar el día sin hacer la paz. La guerra fría del día siguiente es muy peligrosa. La vida de familia es un sacrificio –concluyó el Papa–, un buen sacrificio».

 

1 1 1 1 1 1 1 1 1 1 Rating 0.00 (0 Votes)

Valoración del Usuario: 0 / 5

estrella inactivaestrella inactivaestrella inactivaestrella inactivaestrella inactiva

 

LaVanguardia.com - 06.06.2018

 

 

 

El Papa ha defendido la belleza del matrimonio pero ha precisado que "a veces se da la desgracia de que" el matrimonio "no funciona" y "es mejor separarse para evitar una guerra mundial". En todo caso, ha recalcado que esta opción es "una desgracia" ya que la vida según el diseño de Dios "está siempre en el 'se puede'".

 

"No debemos detenernos, como estos doctores, en un 'se puede', o 'no se puede' separar un matrimonio. Esto es, a veces se da la desgracia de que no funciona y es mejor separarse para evitar una guerra mundial, pero esto es una desgracia", ha recalcado el Pontífice.

 

Francisco ha hecho estas consideraciones durante la misa que ha celebrado en Casa Santa Marta el pasado 25 de mayo, en la que participaron, entre otras, siete parejas que celebraban sus bodas de plata y de oro.

 

El Papa ha reconocido que "hay dificultades en la vida de pareja y en la familia" pero ha centrado su homilía en "la belleza del matrimonio".

 

"Es verdad que hay momentos de dificultad, hay problemas con los hijos o en la misma pareja, discusiones, peleas pero lo importante es que la carne siga siendo una y se superan, se superan, se superan. Y esto no es solo un sacramento para ellos, sino también para la Iglesia, como si fuese un sacramento que llama la atención: "¡Miren, el amor es posible!". Y el amor es capaz de hacernos vivir enamorados toda la vida: en la alegría y en el dolor con el problema de los hijos y el problema de ellos pero ir siempre adelante. En la salud y en la enfermedad, pero siempre adelante. Esta es la belleza", ha manifestado.

 

El Pontífice ha comentado el pasaje del Evangelio según San Marcos que se refiere a la intención de los fariseos de poner a prueba a Jesús, haciéndole una pregunta sobre el matrimonio sobre si es lícito o no para un marido repudiar a su esposa. Para Francisco, este tipo de preguntas de la fe son "casuísticas".

 

"No el gran 'sí' o el gran 'no' de los cuales hemos oído hablar, que es Dios. No: se puede o no se puede. Y la vida cristiana, la vida según Dios, según esta gente, está siempre en el 'se puede' o 'no se puede'", ha señalado.

 

"Jesús va más allá, va arriba y llega hasta la Creación, y habla del matrimonio que es quizás la cosa más bella que el Señor creo en esos siete días", ha explicado el Papa.

 

Así ha comentado que "es fuerte lo que dice el Señor" al hablar de "una carne" que no se puede dividir. "No debemos detenernos, como estos doctores, en un 'se puede', o 'no se puede' separar un matrimonio. Esto es, a veces se da la desgracia de que no funciona y es mejor separarse para evitar una guerra mundial, pero esto es una desgracia. Vamos a ver lo positivo".

 

Por otro lado, ha comentado que en el pasado se encontró con una pareja que festejaba sus 60 años de matrimonio y les preguntó si eran felices. "Los dos se miraron y sus ojos se llenaron de lágrimas de emoción y respondieron: ¡Estamos enamorados!", ha dicho el Papa.

 

Asimismo, ha explicado que el "matrimonio es una predicación silenciosa a todos los demás, una predicación de todos los días" y ha lamentado que no sea noticia la felicidad de los matrimonios. Así ha señalado: "Es doloroso cuando esto no es noticia: los periódicos, los telediarios no lo consideran noticia. Esta pareja, tantos años junta* no es noticia. Sí, noticia es el escándalo, el divorcio, o estos que se separan - a veces tienen que separarse, como dije, para evitar un mal mayor* Pero la imagen de Dios no es noticia. Y esta es la belleza del matrimonio. Son imagen y semejanza de Dios. Y esta es nuestra noticia, la noticia cristiana".

 

1 1 1 1 1 1 1 1 1 1 Rating 0.00 (0 Votes)

Reciba gratis en su e-mail las novedades de LaFamilia.info de cada semana.

Suscribirse aquí

síguenos

fb
twitter
youtue
Instagram

logo pie

Síguenos    
fb pie tw pie youtube pie  
© 2018 Corporación CED - all right reserved - desarrollado por Webpyme