Valoración del Usuario: 0 / 5

estrella inactivaestrella inactivaestrella inactivaestrella inactivaestrella inactiva
 
Teinteresa.es
26.05.2014

 

 

Los niños que comen en familia tienen menos probabilidades de padecer sobrepeso en la adolescencia, así como de consumir alcohol, drogas o desarrollar episodios de violencia. Estas son algunas de las principales conclusiones del informe ‘Comer en Familia: hacer de la rutina salud’, presentando hoy por The Family Watch.

 

Para las autoras de este estudio, Beatriz Beltrán de Miguel y Carmen Cuadrado Vives, existe una clara relación entre hábitos saludables y comidas familiares puesto que según afirman “los niños concretan sus gustos y preferencias alimentarios durante la etapa prenatal”. Además, argumentan que las comidas familiares se asocian a un mayor consumo de frutas y hortalizas.

 

Asimismo, según revela este estudio, los padres cuyo trabajo dificulta las comidas familiares están más insatisfechos con su empleo y futuro profesional y fomentan el consumo de snacks y refrescos.

 

Entre los principales beneficios que producen las comidas familiares en los niños se encuentran un mayor desarrollo intelectual, puesto que adquieren más vocabulario o un incremento de la autoestima al tener más seguridad emocional y control sobre sus vidas. Las comidas familiares propician también valores positivos en la juventud como una mayor dedicación en el aprendizaje, el esfuerzo y en actividades de cooperación.

 

Además, es más fácil para los padres detectar en este ambiente algunos problemas de los niños por la forma de vestir, de hablar o de comunicarse durante las comidas.

 

Para ello, las autoras de este estudio recomiendan evitar poner la televisión o usar los móviles durante las comidas porque distraen a los niños y pueden causarles un déficit de atención por parte de los padres. También creen que estas ‘reuniones familiares’ no pueden sobrepasar los 20 minutos puesto que para los niños pueden ser pesadas y aburridas.

 

El informe considera necesario involucrar a todos los miembros de la unidad familiar en actividades relacionadas con la alimentación como hacer la compra o cocinar. En este último caso, creen que es necesario iniciar a los niños en el desarrollo de habilidades culinarias para evitar que caigan en la rutina de la ‘fast-food’ en un futuro.

 

Consejos para fomentar las comidas familiares

 

1. Hacer de sentarse a comer en familia una gran prioridad y planificar la agenda familiar en consecuencia (actividades extraescolares, planes de ocio)

2. Establecer una hora fija que todos los miembros respeten para reunirse a desayunar, comer o cenar.

3. Intentar que toda la familia coma junta al menos una vez al día, normalmente en el mismo espacio del hogar (la cocina o el comedor).

4. Si no hay costumbre de comer en familia desarrollar este hábito estableciendo la costumbre dos o tres veces por semana.

5. En el fin de semana alargar y planificar menús más laboriosos que gusten a todos los miembros de la familia.

6. Hay que comer sentados y charlando para disfrutar de la mesa y masticar bien todos los alimentos.

7. Si se sale a comer fuera con los niños de forma habitual, hay que elegir un establecimiento que permita disfrutar de un menú saludable.

8. Tratar de comer juntos alguna vez en horarios y sitios no convencionales (excursiones, meriendas en el parque).

1 1 1 1 1 1 1 1 1 1 Rating 0.00 (0 Votes)

Reciba gratis en su e-mail las novedades de LaFamilia.info de cada semana.

Suscribirse aquí

síguenos

fb
twitter
youtue
Instagram

logo pie

Síguenos    
fb pie tw pie youtube pie  
© 2018 Corporación CED - all right reserved - desarrollado por Webpyme