Valoración del Usuario: 0 / 5

estrella inactivaestrella inactivaestrella inactivaestrella inactivaestrella inactiva
 
Colaboración FamilyandMedia.eu
06.10.2014

 

 

Una reciente investigación muestra la influencia que podrían tener los genes en los niños con Trastorno por Déficit de Atención con Hiperactividad (TDAH) y los medios de comunicación violentos.

 

Las diferencias en el consumo de programas de televisión y videojuegos violentos entre niños podría estar influenciado también por el ADN. Lo sugiere una investigación publicada hace unos meses en el “Journal of Communication”, con el título Media Violence and Children’s ADHD-Related Behaviors: A Genetic Susceptibility Perspective, sobre la base de la asociación entre una variante genética implicada en la regulación de la serotonina y el excesivo uso de medios violentos.

 

Investigadores de la Amsterdam School of Communication Research (ASCoR), en colaboración con la Erasmus University Medical Center de Rotterdam, se ocuparon en analizar la relación de los medios con el TDAH examinando atentamente el papel de la susceptibilidad genética en este ámbito.

 

En el estudio participaron 1.612 niños holandeses entre los 5 y los 9 años. Examinando los datos del ADN, tomado del cordón umbilical, y las informaciones sobre costumbres y comportamiento proporcionadas por los padres y cuidadores, los investigadores holandeses han sometido a verificación la hipótesis de que los factores genéticos juegan un papel en la elección de contenidos mediales violentos entre los niños y en la reacción de éstos a esos contenidos.

 

Varios estudios han asociado el TDAH también a aspectos del entretenimiento mediático, bajo la hipótesis que la marcada satisfacción de los contenidos violentos puede afectar negativamente a la condición mental de los más jóvenes, favoreciendo la aparición de rasgos patológicos.

 

Sobre el TDAH

 

El Trastorno por Déficit de Atención con Hiperactividad se manifiesta muy tempranamente y su diagnóstico es ahora uno de los temas más debatidos. Se piensa en una mezcla de factores neurobiológicos y psicosociales, con especial énfasis en la huella genética. El trastorno se caracteriza por niveles de falta de atención, hiperactividad e impulsividad constantes y persistentes, y afecta a la esfera del autocontrol y a la capacidad de planificación. Estos síntomas se presentan en proporciones variables y pueden alterar el desarrollo integral de las personas por su incidencia en la vida cotidiana de las personas afectas de este síndrome.

 

 

*Por Caterina Saccà, neuropsiquiatra infantil y Vittorio Roman, periodista. Colaboración de FamilyandMedia.eu para LaFamilia.info. Derechos reservados.

 

Leer el artículo completo

1 1 1 1 1 1 1 1 1 1 Rating 0.00 (0 Votes)

Reciba gratis en su e-mail las novedades de LaFamilia.info de cada semana.

Suscribirse aquí

síguenos

fb
twitter
youtue
Instagram

logo pie

Síguenos    
fb pie tw pie youtube pie  
© 2018 Corporación CED - all right reserved - desarrollado por Webpyme