Valoración del Usuario: 0 / 5

estrella inactivaestrella inactivaestrella inactivaestrella inactivaestrella inactiva
 
HazteOir.org
27.10.2014

 

 

Los gigantes tecnológicos Facebook y Apple han sembrado la polémica al anunciar que "premiarán" a sus empleadas en Silicon Valley con un nuevo 'perk' -el mismo nombre que se da a las chucherías para mascotas-, si deciden retrasar su maternidad: el "premio" será sumarles una cantidad a su sueldo, para congelar óvulos. Así, buscan afianzar la presencia femenina en sus filas.

 

Ambas empresas han reconocido a la cadena de televisión NBC su compromiso para que las trabajadoras se mantengan en su puesto a cambio de costear el proceso de congelación y mantenimiento de óvulos. Facebook comenzó recientemente a cubrir la congelación de óvulos, y Apple comenzará en enero, según declararon portavoces de estas empresas a la cadena estadounidense, convirtiéndose en las primeras grandes empleadoras en ofrecer esta cobertura por razones no médicas. "Puede ayudar a las mujeres sean seres humanos más productivos", declara incluso, en este discurso puramente mercantilista y materialista, Christy Jones, fundador de Extend Fertility, empresa que ofrece y promueve la congelación de óvulos en todo el país, como si la maternidad y la natalidad no fueran valores sumanente beneficiosos o "productivos" para la sociedad.

 

Según explica Brigitte Adams, fundadora de Eggsurance.com, la empresa en la que han confiado ambas empresas para ofrecer el incentivo, cada ciclo de estimulación ovárica para la toma de muestrascuesta 10.000 dólares (7.900 euros), a los que hay que añadir 500 dólares (394 euros) adicionales al año por el almacenamiento de los óvulos.Medios norteamericanos señalan que la congelación de óvulos puede costar entre 7.000 y 12.000 dólares, además de otros 4.000 en medicamentos y almacenamiento. Los médicos recomendarían además que se congelaran al menos 20 óvulos, lo que supone como mínimo dos rondas. La NBC informa de que Apple y Facebook cubrirán los gastos hasta 20.000 dólares.

 

Eggsurance y Extend Fertility son dos de las empresas que ya llevan tiempo dando el mismo servicio a consultoras. Ninguna de las dos ha dado más nombres de clientes, pero sí han dejado caer que también startups, más pequeñas y casi siempre de reciente creación, todavía lejos de cotizar en bolsa, se han sumado a la ola.

 

Lo habitual en Silicon Valley es que se paguen hasta cuatro meses de baja por maternidad, a cuenta de las empresas. Facebook ya ofrecía 3.159 euros (4.000 dólares) para gastos por el nacimiento de un hijo. En el caso de Google se llega a las 22 semanas, la opción más generosa frente a las 16 de Twitter. A diferencia de España, los padres reciben casi los mismos días de ausencia para el cuidado del nuevo hijo.

 

Debate ético

 

Estas prácticas por las que las empresas intentan retrasar la edad de maternidad abren un debate de doble moral. Por un lado, se invita a ser madre y se dan facilidades. Por otro, se invita a aplazarlo y la empresa corre con el gasto. Glenn Cohen, experto en bioética en la Universidad de Harvard, explica que el mensaje enviado por estas corporaciones queda bastante difuso: “De alguna manera les pueden estar haciendo ver que su labor actual no es compatible con la maternidad”.

 

La medidas la defienden sus impulsores disfrazándola de mecanismo para "invertir en la mujer", de modo que" pueda ejercer su profesión sin preocuparse del tiempo que les queda para atender a sus hijos", un problema cada vez más habitual, cuando esconde una forma de retener a las empleadas en sus puestos y no una medida de conciliación entre vida laboral y familiar, ni una forma de luchar por la igualdad en el entorno del trabajo, además de las reservas que pueden generar luego prácticas de fecundación artificial por cuanto se atenta contra la vida del ser humano en su etapa embrionaria.

 

En medio de las dudas sobre si postergar o no la maternidad, las mujeres son seducidas por las compañías que realizan tanto la FIV como la congelación de óvulos con mensajes muy alentadores para hacerlo. "Tal vez usted no ha encontrado al hombre perfecto por el momento o tal vez le gustaría tomarse más tiempo para centrarse en su educación o carrera", dice el sitio web de la compañía Eggbanxx, por citar un ejemplo.

 

Además, la realidad es que congelar los óvulos no garantiza la seguridad de tener un bebé cuando se desee. Incluso en las mujeres más jóvenes (es decir, menores de 38 años de edad), la posibilidad de que un óvulo congelado llege a generar un bebé en el futuro es de entre el 2 y el 12%, según la Sociedad Americana de Medicina Reproductiva (ASRM por su sigla en inglés). Biológicamente, comienzan a bajar las posibilidades de quedar embarazada desde los 30 años en adelante. Y aunque muchas mujeres siguen siendo fértiles a sus 40 años, la mayoría de los expertos están de acuerdo en que la congelación de óvulos es más exitosa en aquéllas que son menores de 38 años. Según la ASRM, las tasas más efectivas de nacimiento se han documentado entre los óvulos congelados de mujeres entre los 20 y los 30 años, y para implantarlos y llevar adelante un embarazo, las mujeres no deberían esperar más allá de los 38 años. Por otro lado, informa que no todas son candidatas viables para la congelación de óvulos.

 

Y en definitiva, como se preguntan expertos en Bioética: ¿realmente queremos apoyar una sociedad que nos obliga a trabajar con tanta dedicación que no tenemos tiempo para criar a los hijos? ¿Se tomará esto como una señal de que la empresa considera que trabajar en la misma y procrear es incompatible?".

1 1 1 1 1 1 1 1 1 1 Rating 0.00 (0 Votes)

Reciba gratis en su e-mail las novedades de LaFamilia.info de cada semana.

Suscribirse aquí

síguenos

fb
twitter
youtue
Instagram

logo pie

Síguenos    
fb pie tw pie youtube pie  
© 2018 Corporación CED - all right reserved - desarrollado por Webpyme