Valoración del Usuario: 0 / 5

estrella inactivaestrella inactivaestrella inactivaestrella inactivaestrella inactiva
 
ForumLibertas.com
12.09.2013

El nacimiento y recuperación de Finley se ha convertido en un pequeño milagro para el que los médicos que le atendieron, a él y a su madre, no tienen respuesta.

Ha sucedido en Gran Bretaña, después de que Gemma Haskey, que padecía una preeclampsia y a la que recomendaron abortar, diera a luz a un bebé con tan solo 24 semanas. Un niño que ahora, con cinco meses, ya está en casa sano y salvo.

Tras constatar que Gemma tenía ese problema y que ello podía repercutir en la salud del feto, que podía nacer con una deficiencia mental, los médicos que la atendieron dieron al bebé un 10% de posibilidades de sobrevivir y, por lo tanto, lo más recomendable era proceder a un aborto.

De hecho, el bebé nació completamente rojo, sufrió una hemorragia interna y pesaba menos que una bolsa de azúcar. Sin embargo, la madre lo tuvo claro siempre: "seguiré hasta el final", dijo al saber cuál era la situación.

"Que esté con nosotros es un milagro, pase lo que pase estaremos a su lado" señalaban orgullosos los padres del pequeño Finley. Los especialistas contribuyeron a ese milagro instalando al bebé respiración mecánica.

Un ejemplo de lucha por sobrevivir

Gemma ha explicado su historia al Daily Mail para que otras madres primerizas no pierdan la esperanza en casos similares y para demostrar al mundo que los más pequeños también luchan a su manera por vivir.

Gemma Haskey ha explicado cómo en su embarazo empezó a sufrir dolores de cabeza y una presión arterial alta, hasta que los médicos le dijeron que se trataba de una preeclampsia y que lo más juicioso era poner fin a su embarazo porque el bebé podía nacer con una lesión cerebral.

Sin embargo, una tomografía demostró que Finley estaba hasta el momento sano y ella se comprometió a seguir con el embarazo. Pero, sólo un día más tarde, el padre de Finley, Graham Devonshire, de 40 años, recibió una llamada del Nottingham City Hospital diciéndole que las condiciones de Gemma se habían deteriorado y que no tenía más remedio que renunciar al bebé.

Los especialistas insistieron en que Finley solo tenía una posibilidad entre diez de sobrevivir a la cesárea. Increíblemente, el pequeño respondió bien después de ser trasladado a una unidad de cuidados intensivos neonatales y de serle aplicado el tratamiento.

Gemma también tuvo que ser atendida en cuidados intensivos después del parto y sólo pudo ver a su hijo por primera vez cuatro días después. En ese momento, surgió otro contratiempo y el bebé comenzó a sangrar en los pulmones, por lo que le auguraron 24 horas de vida.

Gemma se explica: "No me acuerdo mucho de esa primera semana. Sólo quería saber que estaba bien y las enfermeras me iban dando las actualizaciones, pero no creo que realmente entendiéramos lo mal que estaba".

"Nos llevaron a una habitación y dijeron que tenía esa gran hemorragia en los pulmones y estaba muy mal. [...] Hemos dicho todo el tiempo que él quería pelear y queríamos luchar con él".

Finley respondió a la ventilación y los médicos se quedaron sorprendidos al ver cómo superaba la hemorragia en los pulmones. Después de 16 días fue trasladado al Centro Médico de la Reina, Nottingham, donde le colocaron una línea Broviac para suministrar nutrientes.

Fueron otras 17 semanas antes de que a Finley finalmente se le permitiera ir a casa con sus padres el 14 de agosto. Gemma recuerda que "fue una cuestión que nunca pregunté. Nos enteramos una semana antes de llegar a casa que nos lo podíamos llevar".

"Es la mejor sensación del mundo. Desde el primer día tenía este increíble espíritu de lucha y creo que incluso sorprendió a los médicos a veces. [...] Ni siquiera encuentro palabras para lo sucedido", añade.

1 1 1 1 1 1 1 1 1 1 Rating 0.00 (0 Votes)

Reciba gratis en su e-mail las novedades de LaFamilia.info de cada semana.

Suscribirse aquí

síguenos

fb
twitter
youtue
Instagram

logo pie

Síguenos    
fb pie tw pie youtube pie  
© 2018 Corporación CED - all right reserved - desarrollado por Webpyme