Valoración del Usuario: 0 / 5

estrella inactivaestrella inactivaestrella inactivaestrella inactivaestrella inactiva
 
ABC.es
29.11.2013

En lo que se refiere a educación vial parece que los papeles se invierten: ahora son los hijos los que recriminan a sus padres para que se comporten de manera adecuada cuando van al volante. Así, al menos, queda patente en el informe realizado por la Fundación Mapfre.

La mayoría de los menores corrigen alguna vez a sus padres para que “no hablen por el móvil cuando conducen”, para que “esperen a que el semáforo se ponga en verde para cruzar por el paso de peatones” y para que “cuando conduzcan no se enfaden con otros conductores”.

Según Julio Laria, director general del Instituto de Seguridad Vial de Fundación Mapfre, gracias a esta investigación va a ser posible mejorar contenidos y enfoques pedagógicos de la seguridad vial, “buscando siempre una mayor implicación y participación de la familia, que es clave para multiplicar la eficacia de la educación vial”.

También ha hecho hincapié en que hay que seguir reforzando el uso del casco ciclista, práctica que no realiza el 48 por ciento de los menores, y la utilización del cinturón de seguridad, “que muchas veces no se utiliza en trayectos cortos”. Asimismo, subrayó la necesidad de mejorar la seguridad de los entornos escolares.

Algunas conclusiones del estudio

Niños educadores. La mayoría de los alumnos amonesta alguna vez a sus madres y padres para que “no hablen por el móvil cuando conducen” (40%), “les hacen esperar a que el semáforo se ponga en verde/cruzar por pasos de peatones” (31%) y “que no se enfade cuando conduce con otros conductores” (30%).

Entornos escolares peligrosos. Los entornos de los centros escolares sufren problemas de inseguridad. La existencia de vehículos mal aparcados (63%), el tráfico intenso (34%), el exceso de velocidad, una mala señalización vial en las áreas de peatones y la falta de aceras y zonas peatonales son los problemas viales percibidos más habituales.

Comportamientos de riesgo. Los problemas de comportamiento vial que con más frecuencia observan padres, profesores y alumnos son “andar por el medio de la calle o cruzar por lugares inadecuados” (55%) o “no mirar al cruzar los pasos de cebra” (44%).

Escaso uso del casco. El 48% de los alumnos nunca se pone el casco cuando monta en bicicleta o patín. Es también preocupante que el 27 % diga que sólo lo utiliza “a veces”.

El cinturón. El 20% de todos los entrevistados (padres/madres, profesores y alumnos pone condicionantes al uso del cinturón, siendo la excusa más frecuente no ponérselo “por olvido” o porque “sólo se lo ponen en trayectos o viajes largos”. Este porcentaje se incrementa hasta el 33% entre los alumnos.

La velocidad. El 60% de los padres y el 56% de los profesores afirma superar los límites de velocidad en determinadas condiciones. Siendo la excusa más habitual “las prisas” o “el conocimiento del trayecto y la consideración de que no es peligroso”.

El móvil. Un 42% de los alumnos afirma que sus padres utilizan el móvil conduciendo (sin manos libres) cuando es “una llamada urgente” o cuando “van despacio por trayectos conocidos”. En cambio sólo el 13% de los padres declaran que utilizan el teléfono en estas situaciones.

Actitud al conducir. El 31% de los alumnos afirman que sus padres sufren un cambio de actitud negativo cuando conducen.

Hijos educadores. El 52% de los padres/madres reconoce que los hijos les corrigen sus hábitos como conductores o peatones.

1 1 1 1 1 1 1 1 1 1 Rating 0.00 (0 Votes)

Reciba gratis en su e-mail las novedades de LaFamilia.info de cada semana.

Suscribirse aquí

síguenos

fb
twitter
youtue
Instagram

logo pie

Síguenos    
fb pie tw pie youtube pie  
© 2018 Corporación CED - all right reserved - desarrollado por Webpyme