Valoración del Usuario: 0 / 5

estrella inactivaestrella inactivaestrella inactivaestrella inactivaestrella inactiva
 
TeInteresa.es
17.02.2014

Las familias en las que los padres dejan a sus hijos ver la televisión durante las comidas y usar teléfonos móviles, tabletas o reproductores de música tienen una alimentación menos saludable que quienes aprovechan para hablar y compartir experiencias con los suyos según un estudio del Centro de Investigación para la Promoción de la Salud de Niños y Familia de la Universidad de Minnesota (Estados Unidos) cuyos resultados se han publicado en la revista 'Journal of the Academy of Nutrition and Dietetics'.

En la investigación se preguntó a más de 1.800 padres con qué frecuencia sus hijos adolescentes veían la televisión, hablaban por teléfono y jugaban o escuchaban música con auriculares durante las comidas familiares. También tuvieron que indicar si establecían normas sobre el uso de estos dispositivos y qué importancia daban a las comidas familiares.

Dos de cada tres padres aseguraron que sus hijos adolescentes veían la televisión durante las comidas en familia alguna vez y uno de cada cuatro dijo que se trataba de una costumbre habitual.

En lo que se refiere a los teléfonos móviles, reproductores de música o tabletas, su uso era menos habitual durante las comidas. No obstante, entre el 18 y el 28 por ciento de los padres reconocieron que sus hijos solían emplearlos antes de sentarse a la mesa. Además, tres de cada cuatro padres aseguraron fijar límites a la hora de usar estos dispositivos durante la comida.

Sin embargo, ver la televisión y usar dispositivos móviles en la mesa es cada vez más frecuente, principalmente en familias con hijos adolescentes, a pesar de que los expertos recomiendan apagar todos los elementos electrónicos durante las comidas para disfrutar de un momento de calidad en el hogar.

El uso de las tecnologías aumenta con la edad

Los hijos también fueron sometidos a otro cuestionario para conocer el nivel de comunicación con sus padres, y mientras que las chicas eran más propensas a utilizar los medios electrónicos que los niños, su uso aumentaba con la edad. También es más común entre las familias con padres de nivel educativo más bajo.

Además, cabe destacar que entre los padres que admitían un uso más habitual de dispositivos electrónico había un menor consumo de ensaladas, frutas, verduras, zumos y leche y, por contra, se bebían más bebidas azucaradas.

A pesar de que los expertos señalan que el uso de medios electrónicos en las comidas no es del todo malo, siempre y cuando no se convierta en un hábito, prescindir de ellos ayuda a pasar tiempo en familia, refuerza la comunicación y mejora la alimentación.

1 1 1 1 1 1 1 1 1 1 Rating 0.00 (0 Votes)

Reciba gratis en su e-mail las novedades de LaFamilia.info de cada semana.

Suscribirse aquí

síguenos

fb
twitter
youtue
Instagram

logo pie

Síguenos    
fb pie tw pie youtube pie  
© 2018 Corporación CED - all right reserved - desarrollado por Webpyme