Por LaFamilia.info - 21.05.2012
 

20122105adoleFoto: Pixabay

 

Algunas modas sorprenden, pero esta impacta. Se trata de llevar el cuerpo al límite para parecerse a la muñeca Barbie, ícono de la perfección: delgadez extrema, piel de porcelana, pelo rubio, enormes pestañas, ojos verdes y juventud eterna. Estos son los parámetros que persiguen las adolescentes; y algunas hasta lo logran.

 

Una muñeca de controversias

 

La muñeca Barbie fue lanzada al mercado en los años 50, desde ese momento ha despertado numerosas controversias por el modelo de vida que ella presenta, incluso ha sido vetada como lo hizo Arabia Saudita en el año 2003, afirmando que la muñeca no se ajustaba a los ideales del Islam.

 

Uno de los mayores escándalos se produjo en la década de los sesentas, cuando la muñeca venía acompañada de un libro titulado “Cómo bajar de peso” que aconsejaba no comer , y en ediciones posteriores contenía además una báscula de color rosa que marcaba 50 kilos.

 

Este y otros antecedentes llevaron a que años más adelante Mattel, empresa fabricante de la muñeca, rediseñara el molde del cuerpo de Barbie aumentando un poco el tamaño de la cintura. La compañía afirmó que de ese modo, “la muñeca encajaría más con los diseños de moda contemporáneos”.

 

Pero en 1992 se produjo un nuevo suceso que causó revuelo en el mundo. Mattel lanzó Teen Talk Barbie, una muñeca que decía una serie de frases como estas: “¿tendremos alguna vez suficiente ropa?”, “!me encanta ir de compras!”, “¡la clase de matemáticas es difícil!”. Esta última, fue la que despertó mayores críticas que llegaron hasta la Asociación Estadounidense de Mujeres Universitarias. En ese mismo año, Mattel anunció que Teen Talk Barbie ya no diría la frase, y ofreció un canje a cualquier persona que tuviera la muñeca.

 

Entre los hechos más recientes está el del 2009 con el lanzamiento de un nuevo modelo “Totally Tatoo Barbie”, que incluía una serie de tatuajes que se podrían aplicar a la muñeca, entre ellos un tatuaje trasero más bajo, dando lugar a polémicas. El material promocional decía: “Personaliza las modas y la diversión y aplícate tatuajes temporales tu también”, pero Ed Mayo, director ejecutivo de Consumer Focus, argumentó que las niñas querrían ser tatuadas permanentemente y por eso no era un juguete adecuado.

 

Adolescentes que imitan a la muñeca

 

Son barbies humanas que viven como muñecas, actúan como muñecas y tienen nombres de muñecas: Kota koti, Venus Angelic, Chia, Ny Enya, Neko Niapi, Piggy Pink.

 

Primero surgió el caso de Kota Koti, una adolescente americana que al parecer es la pionera de este fenómeno. Sus videos en YouTube, donde explica los trucos para convertirse en una Barbie, se acercan al medio millón de visitas. No tiene más de 18 años de edad, es delgada, se muestra maquillada y peinada al estilo de la muñeca y por supuesto, su reconocimiento anima a otras chicas a buscar el prototipo de la famosa muñeca.

 

“No es una muñeca hiperrealista, sino una chica de unos dieciséis años que quiere hacer realidad una belleza de fantasía y que está arrasando en las redes sociales. (…) Las niñas ya no quieren ser princesas; ahora quieren que las confundan con muñecas o dibujos animados. Lo más grave es que muchas de ellas cuentan con el beneplácito de sus madres, como Sarah Burge, la llamada Barbie humana, quien regaló a su hija de siete años sendos cheques para que se aumentara los pechos y se hiciera una liposucción.” Relatan la pedagoga Pilar Guembe y Carlos Goñi doctor en filosofía, creadores del blog Familia Actual.

 

Como este, ya son muchos los casos de niñas en diversos países que quieren lucir como la muñeca, fenómeno que ha empezado a crear preocupación en la sociedad actual.

 

Medidas poco reales

 

Se estima que si la muñeca respondiera a las medidas reales, alcanzaría una estatura de casi 1,90 metros, pesaría sólo 46 kilos y tendría unas medidas de busto, cintura y cadera de 90, 46 y 85 centímetros respectivamente. Según una investigación realizada por el Hospital Universitario Central de Helsinki, Finlandia, el cuerpo de la muñeca llevado a una mujer de carne y hueso, carecería del porcentaje de grasa corporal del 17% al 22% necesario para que una mujer menstrúe.

 

Estas medidas, sin duda poco saludables, van en contra de las curvas naturales de la mujer. La problemática es que muchas adolescentes de forma consciente o inconsciente buscan lucir como la muñeca a costa de su salud, pues asimilan los estándares estéticos y el estilo de vida con el éxito y la felicidad.

 

 

¿Qué hacer como padres?

 

La publicidad, los medios de comunicación y hasta los juguetes, pueden ejercer influencia en las personas, más aún tratándose de la población infantil y juvenil que es la más vulnerable a caer en este tipo de “modas sociales”.

 

Los padres tienen las siguientes herramientas para brindar a sus hijos, las cuales ayudan a prevenir que este tipo de influencias externas haga de las suyas, pues se quiera o no, los hijos siempre estarán expuestas a ellas. Son las siguientes:

 

- La autoestima: fomentar una positiva autoestima desde que los hijos son pequeños, es una de las mejores formas de crear en ellos bases sólidas para un futuro, por eso es un trabajo que comienza desde la infancia y llega al punto más álgido en la adolescencia. Es primordial enseñarles a quererse y aceptarse como son.


- La seguridad: la seguridad en los hijos guarda una estrecha relación con la educación recibida y con la formación de la voluntad, al igual que las condiciones en las que se desarrolla. Por eso los padres tienen la gran misión de proveer un ambiente seguro, donde prime el amor con la autoridad y la educación desde el positivismo. Un adolescente seguro de sí mismo con una voluntad fortalecida , será menos propenso a caer en debilidades de este tipo. De la misma forma, es una tarea permanente que debe comenzar desde los primeros meses de vida.


- La asertividad, enseñarles a decir “no”: ser capaz de decir “no” es lo que más le cuesta a los adolescentes porque temen de la desaprobación de su grupo de amigos. Otro reto de los padres, es por lo tanto, darles a entender que hay situaciones en que ellos pueden tener el control y negarse ante un hecho no les quitará nada y antes les dará mucho.


- La belleza interior vs. La belleza exterior: los hijos y en especial las niñas, deben ir interiorizando la idea que la belleza interior prima sobre toda estética externa. Quien no es feliz, no irradia belleza. Por eso se debe reforzar la enseñanza de valores y virtudes como contra respuesta al materialismo y demás falsas creencias de las fuentes de la felicidad.

  •  

 

Fuentes: Blog Familia Actual, wikipedia, lavanguardia.com

Más de este tema >

 

 

Reciba gratis en su e-mail las novedades de LaFamilia.info de cada semana.

Suscribirse aquí

síguenos

fb
twitter
youtue
Instagram

logo pie

Síguenos    
fb pie tw pie youtube pie  
© 2017 Corporación CED. Colombia - all right reserved - desarrollado por Webpyme