Valoración del Usuario: 2 / 5

estrella activaestrella activaestrella inactivaestrella inactivaestrella inactiva
 
 
Por Regino Navarro Ribera/LaFamilia.info
 

Foto: Pixabay 

 

La relación matrimonial es un aprendizaje diario, no una obra terminada. La práctica de estas claves, ayudan a que el matrimonio se convierta en una vivencia armoniosa y de beneficio mutuo, ¡así que toma nota!

 

1. Es necesario aceptar al otro/a como es, con sus defectos y limitaciones. Los cónyuges perfectos sólo existen en ciencia-ficción. No hacer comparaciones, en la imaginación, con otras personas.

 

2. “Tratar al otro/a como quiero que me traten a mí” Se necesita ser paciente y comprensivo, sin irritarse por cualquier motivo. Buen humor sobre todo en los momentos difíciles.

 

3. Aquel que piense que tiene la razón, probablemente es que no la tiene.

 

4. Cuando hay crisis, conviene “ver” al cónyuge con los ojos de la suegra.

 

5. Los problemas, malestares o presiones no justifican el mal humor ni la agresividad.

 

6. No esperes que el otro/a cambie: mejor deja las cosas así. El cariño y el ejemplo es la mejor manera de ayudar al cónyuge.

 

7. El secreto de la felicidad propia es dedicarse a hacer feliz al otro/a, olvidándose de uno mismo. Es una paradoja.

 

8. La fidelidad interior, de pensamiento y deseo, es importante.

 

9. Los asuntos de la pareja no se comentan con nadie. Si se quiere buscar ayuda externa con alguien en particular, debe existir acuerdo mutuo.

 

10. Perdonar significa olvidar, aunque la memoria se resista: el pasado ya no existe.

 

11. En las discusiones –si surgen a veces-, se debe evitar cualquier tipo de agresión, procurando no herir ni humillar.

 

12. Es muy importante vivir una sexualidad placentera, con ilusión, con novedad, adaptándose a los requerimientos del otro/a. La ternura en las caricias, en el tono de voz y en la mirada deben estar siempre presente.

 

13. Cada día se debe manifestar el cariño con alguna acción concreta: algo que le guste a la pareja. Darle al otro lo que espera de uno.

 

14. Escuchar el doble de lo que se habla, es la clave del diálogo.

 

15. Evitar quejas, lamentos y lenguaje negativo en general. Los temas de conversación no deben estar enfocados a los problemas o dificultades.

 

16. Compartir tiempo, ilusiones, retos…une a la pareja. Tener ilusión e interés por las cosas del cónyuge.

 

17. Las decisiones se toman en conjunto.

 

18. “Ningún ideal se hace realidad sin sacrificio”. El matrimonio se saca adelante con esfuerzo, con empeño: no dejarse engañar por promesas facilistas. El bienestar no es la regla suprema.

 

19. A las ocasiones de peleas se les deben buscar soluciones definitivas, no simplemente dejarlas de lado por el momento.

 

20. Conviene hacerse cargo -entender- las necesidades físicas, psicológicas, espirituales y sociales del otro/a.

 

21. La relación y los acuerdos se deben basar en un ganar/ganar. Cada uno debe buscar que los dos ganen en cualquier aspecto: en las decisiones, en lo económico, en lo sexual, en el hogar, etc.

 

22. Cuando no existe la decisión radical de sacar el matrimonio adelante, se vive en una incertidumbre e inseguridad total, pues se sabe que en cualquier momento se puede romper la relación.

 

23. Cuando uno está alterado, el otro/a debe mantener la calma por encima de todo.

 

24. Conviene respetar los espacios del otro/a, tanto en el orden físico como de tiempo, de personas, familia, etc.

 

25. Construir amistades con matrimonios que concuerden con el estilo familiar que se desea. Tener buenos amigos, que aporten al crecimiento familiar.

 

26. Debe existir un Proyecto Familiar, es decir una idea de qué tipo de familia se quiere construir, sobre qué valores, cuáles son las cosas no negociables…Cómo esperan celebrar las Bodas de Oro… Cómo van a armonizar lo personal, familiar y profesional. Se construye entre los dos.

 

27. “O soy parte de la solución o soy parte del problema”. La solución está en los dos, pero si uno cambia está ayudando a que el otro cambie también.

 

28. Cada uno debe hacer sentir a su cónyuge importante a los ojos de los demás.

 

29. No importa ser muy distintos, lo importante es respetar la otra forma de ser del otro/a. Aceptar las diferencias de carácter, de competencias, de ritmo de trabajo, etc.

 

30. No tomes las cosas como algo personal. Más bien piensa que eso que te molesta es un rasgo de la personalidad del cónyuge, con el que se debe aprender a convivir.

 

31. Una pareja se diferencia de un matrimonio en que éste asume el compromiso de poner todos los medios para superar las dificultades y crisis que surjan. Además, si es por la Iglesia, Dios se compromete también a ayudar.

 

32. La vida debe ser divertida: distracciones, descanso, planes… Una mini Luna de miel, cada mes.

 

33. “Familia que reza unida, permanece unida”.

 

34. Tener intereses variados -culturales, artísticos, deportivos, etc.- enriquecen las conversaciones y la vida de familia en general. Vivir lo que se quiere para los hijos.

 

35. “Enamórate y no lo/a dejarás”, “No lo/a dejes y te enamorarás”.

 

 

¿En cuáles está muy bien tu matrimonio, en cuáles necesitan mejorar? Si te gustó este artículo, ¡no olvides compartirlo!

 

1 1 1 1 1 1 1 1 1 1 Rating 0.00 (0 Votes)

Reciba gratis en su e-mail las novedades de LaFamilia.info de cada semana.

Suscribirse aquí

síguenos

fb
twitter
youtue
Instagram

logo pie

Síguenos    
fb pie tw pie youtube pie  
© 2018 Corporación CED - all right reserved - desarrollado por Webpyme