LaFamilia.info
13.11.2008

 

 

Según las estadísticas el 80% de las mujeres, especialmente entre los 20 y los 40 años de edad, sufren los síntomas de alteración hormonal conocidos como síndrome premenstrual. Sus efectos: retención de líquidos, sensibilidad, cambios de humor, dolor generalizado y fatiga, entre otros.

 

Aunque muchas mujeres se doblegan ante estos síntomas y se resignan a soportarlos, es posible combatirlos a través de dietas acertadas y actividades físicas y de relajación. Solo basta con observar el  propio cuerpo y determinar qué le sienta mejor o peor en esos días premenstruales.

 

¿Por qué se da este síndrome? Porque aunque durante la segunda mitad del ciclo menstrual aumenta la cantidad de la progesterona (hormona femenina), esta misma,  alrededor de una semana antes del inicio del período, rebaja sus niveles drásticamente junto con los de otra hormona llamada estrógeno. Se cree así, que estos diferentes niveles hormonales son los que generan los síntomas del síndrome premenstrual.

 

Entre siete y diez días antes de comenzar la menstruación, una mujer puede sentir algunos de los siguientes síntomas atribuidos a este síndrome:

  • Acné
  • Hinchazón
  • Cansancio
  • Dolor de espalda
  • Dolor en las mamas
  • Dolor de cabeza
  • Constipación
  • Diarrea
  • Antojos de comidas
  • Depresión o melancolía
  • Irritabilidad
  • Dificultad para concentrarse y para manejar el estrés

Tres reglas de oro para combatirlo

 

El síndrome premenstrual puede interferir en nuestras actividades diarias si no se sabe cómo controlarlo. Si bien no existe un protocolo médico para este problema, un estilo de vida más sano ayudará a lidiar con los síntomas. Para esto se deben combatir tres frentes: la alimentación, el sedentarismo y el estrés.

 

Alimentación: En los días previos al periodo trate de consumir lo que menos pueda alimentos que afectan su organismo como la carne, la sal, el azúcar, productos lácteos, frutos secos o especias fuertes, así como el alcohol o la cafeína. Propóngase consumir comidas más sanas y ligeras, como ensaladas y verduras. Beba mucha agua y tome infusiones. Además, asegúrese de abastecer al cuerpo de  vitaminas del grupo B pues le harán falta.

 

Ejercicio: Aunque el deporte es una práctica siempre saludable, en los días previos a la menstruación se vuelve fundamental. Un ejercicio físico suave le ayudará a aliviar los síntomas, tanto físicos como psicológicos. Una caminata o una sesión de piscina son buenas armas para combatir la sensación de tristeza.

 

Estrés: Si al estrés premenstrual se añade el estrés laboral o familiar, será aún más difícil enfrentar los síntomas. Por eso es fundamental que en estos días tome las cosas con más calma y huya de todo aquello que pueda activar sus nervios. Ejercicios de yoga, respiratorios o cualquier otra técnica de relajación, puede ayudarle a liberar tensiones.

 

El descanso también es clave para estos días. Se debe dormir lo suficiente para que el cuerpo pueda afrontar con energía los cambios hormonales. Por último, dedique algún momento del día a alguna actividad lúdica pues le ayudará a relajarse y a controlar los cambios de humor.

 

Fuente: kidshealth.org, mujer.terra.es

Reciba gratis en su e-mail las novedades de LaFamilia.info de cada semana.

Suscribirse aquí

síguenos

fb
twitter
youtue
Instagram

logo pie

Síguenos    
fb pie tw pie youtube pie  
© 2017 Corporación CED. Colombia - all right reserved - desarrollado por Webpyme