Valoración del Usuario: 1 / 5

estrella activaestrella inactivaestrella inactivaestrella inactivaestrella inactiva
 
Blogs LaFamilia.info
18.04.2013

 

 

juandiazimage

 

Juan Camilo Díaz Bohorquez

Comunicador Social y Periodista
Esta dirección de correo electrónico está protegida contra spambots. Usted necesita tener Javascript activado para poder verla.
Twitter: @jcdiazbohorquez
Ver perfil

 

 

“Hay realidades que amo aunque no son perfectas; o mejor, que no son como yo quisiera. Por eso me comprometo, desde el amor, a cambiarlas”
Tuit del Padre Alberto Linero, 06 de abril de 2013

 

En diciembre de 2004 se celebró una reunión en Princeton, Nueva Jersey, patrocinada por el Social Trends Institute y por el Witherspoon Institute. Allí, 53 académicos e investigadores en historia, economía, psiquiatría, derecho, sociología, filosofía, ciencias políticas, periodismo, lenguaje y desarrollo, antropología, políticas públicas, ética social, teología, entre otras, de las más destacadas universidades y centros investigativos de Estados Unidos, se dieron a la tarea de compartir sus investigaciones sobre por qué el matrimonio es un tema de interés público.

 

Para los participantes, importantes estudiosos y conocedores de estos temas, el matrimonio "protege a hijos, hombres y mujeres y a su bienestar". Según conclusiones de la reunión, es muy importante que el matrimonio "goce de buena salud" porque representa "un bien común".

 

En el documento, titulado Matrimonio y bien común: Los diez principios de Princeton, los firmantes aseguran que el "valor del matrimonio es una elección que la mayor parte de las personas quiere llevar a buen fin, y que la sociedad debe aprobar y respaldar".

 

Desafortunadamente, en los últimos años "el concepto de matrimonio se ha debilitado y las consecuencias de su debilitamiento han sido muy negativas para el conjunto de la sociedad". Y son muchos los factores que influyen y preocupan como el divorcio, los hijos ilegítimos, entre otros.

 

Por eso, y como parte de la compilación de sus diferentes investigaciones serias y reales, ponen de manifiesto la importancia y valor del matrimonio. Esta manera de entender el matrimonio, de acuerdo con el documento, "es el fruto cultural de una amplia experiencia y reflexión humana, y se apoya en las pruebas de las ciencias sociales. Pero, continúa el documento, una cultura del matrimonio no puede florecer en una sociedad cuyas instituciones (universidades, tribunales, asambleas legislativas, religiones) no solo no consiguen defender el matrimonio sino que empeoran su situación tanto conceptualmente como en la práctica".

 

Una muestra de ello, dicen, es que durante los últimos cuarenta años, el matrimonio y la familia se han encontrado cada vez más bajo la presión del Estado, la economía y la sociedad moderna. Así, las leyes para el divorcio, los hijos ilegítimos, las producciones de cine y televisión y las tecnologías médicas han contribuido "a que el matrimonio esté perdiendo su rango prominente como institución social".

 

El documento reconoce que la respuesta de los defensores del matrimonio a esta crisis no ha influido mucho en la sociedad y esto también se debe a que la sociedad no recapacita sobre el valor del matrimonio mientras que los que buscan deliberadamente redefinir su concepto hacen más ruido, no necesariamente de la manera más argumentada y sólida.

 

Este debate, afirma el texto, "adquiere necesariamente un matiz emocional" y están de acuerdo en que algunas cuestiones están en juego "como la identidad sexual, la igualdad de género y la felicidad personal". Por otra parte, enfatizan que no se quiere trabajar bajo el supuesto "de que todas las personas tengan que estar casadas o que el matrimonio y la familia sean las únicas fuentes de bienestar", pero los principios expuestos en el documento "constituyen un resumen del valor de la vida matrimonial y familiar que se construye a partir del matrimonio".

 

La tarea de la sociedad en su conjunto es fundamental, especialmente los padres de familia, para que busquemos ser mejores personas en casa y fuera de ella; transmitir valores y moral a nuestros hijos con ejemplo, ternura y tiempo; ayudar a otras familias a solucionar los problemas propios de la vida porque nadie ha escrito ni ha dicho que la familia sea perfecta; motivar a otros a formar familia y juntos promover una sociedad más justa.

 

Vale la pena leer el documento en su totalidad, y otros, para comprender la importancia para la sociedad que tiene el matrimonio y así apoyarlo desde todos los frentes posibles.

 

*Este artículo fue publicado en ElTiempo.com y se reproduce en LaFamilia.info con autorización del autor.

 

Blog: www.jcdiazbohorquez.wordpress.com

 

Más de este autor:
Hijo de tigre sale…
La televisión antifamilia
Cuando el trabajo permite tener familia
El ejemplo de las princesas Disney
El ejemplo de los padres
La identidad humana en la vida online
¿Hay una Amanda Todd en su casa?
Los noviazgos virtuales
Una fórmula para el manejo de las pantallas
Cuando los aparatos nos agobian

1 1 1 1 1 1 1 1 1 1 Rating 0.00 (0 Votes)

 

 

Reciba gratis en su e-mail las novedades de LaFamilia.info de cada semana.

Suscribirse aquí

síguenos

fb
twitter
youtue
Instagram

logo pie

Síguenos    
fb pie tw pie youtube pie  
© 2017 Corporación CED. Colombia - all right reserved - desarrollado por Webpyme