Por Prince Martínez / Blogs LaFamilia.info - 11.09.2017

 

Foto: Freepik 

 

Escribí la semana pasada (ver aquí) sobre el libro “Todo está en tu cabeza” escrito por la Doctora Suzanne Sullivan quien estuvo en Cartagena en el pasado Hay Festival. Hoy amplío sus planteamientos. 

 

Ella asegura que “uno de cada tres pacientes tiene una enfermedad imaginaria”. Parece imposible pensar que personas que sienten un dolor real, que llegan a paralizarse o en otros casos a sufrir convulsiones reales padezcan una enfermedad “imaginaria”.

 

“No tiene usted úlcera ni tampoco colitis”. Sin embargo no es fácil distinguir de manera concluyente entre un dolor que se origina y uno que existe en el estómago. Este tipo de enfermedades “imaginarias” tienen una profunda relación con el trastorno sicosomático e incluso han recibido un nombre propio: trastorno de conversión. Es la conversión de la angustia en parálisis, convulsiones, dolor agudo, etc…

 

A la pregunta de cuáles podrían ser las causas de este tipo de trastorno, contestó:

 

“Hay cientos de causas, pero en muchos de los casos más extremos -tipo epiléptico y parálisis- el origen son los abusos sexuales o físicos, pérdidas traumáticas... Los casos más leves se deben al estrés general de la vida, problemas financieros, con la pareja, con los hijos…

 

¿Y cuáles son los síntomas? Ella nos dice: “Los más comunes son el dolor de cabeza, de estómago, de espalda y la fatiga… En los niños, el dolor de estómago está ligado al acoso escolar y problemas familiares…”

 

De acuerdo con la Doctora Sullivan un primer paso para lograr la recuperación sería que el paciente tuviera al menos en cuenta que “su dolencia puede tener una causa psicológica y que acceda ver un psiquiatra”.

 

Aquí unos apartes adicionales de su entrevista:

 

La mente humana es sorprendente.        

                             

Sí, y he comprendido algo esencial: deberíamos juzgar menos a los demás y a nosotros mismos. Los pacientes que sufren enfermedades psicosomáticas se sienten culpables, pero la realidad es que no pueden controlar los síntomas, nunca se hace expresamente.

 

¿Cómo reaccionan los casos más graves al tratamiento psicológico?        

                                                             

Depende de lo rápido que se haga el diagnóstico, pero personas con parálisis son capaces de volver a caminar con normalidad y en muchos casos, no es gracias a un tratamiento psicológico, sino a un fisioterapeuta.

 

¿Cómo protegernos de nuestra mente?        

                   

Siendo resilientes y aceptando la ambigüedad.

 

¿Qué ha averiguado?        

                                                   

Que el poder de la mente sobre el cuerpo es ilimitado: podemos imaginar cualquier tipo de síntoma médico y producirlo, y que es muy grave subestimarlo.

 

Si nuestra mente puede enfermarnos, ¿también puede curarnos?          

                                                                   

No, pero sí influir en la enfermedad. Hay una interacción muy clara entre mente y cuerpo”.

 

Ella tiene claro que hay que proteger la mente y una de las recomendaciones es la resiliencia que es la capacidad que tiene una persona o un grupo de recuperarse frente a la adversidad para seguir proyectando el futuro. Y otra manera de proteger la mente es aceptando la ambigüedad que es aprender a asimilar esos momentos difíciles y confusos que se nos pueden presentar.

 

Ya Santa Teresa De Ávila (1515-1582) nos decía que “la imaginación es la loca de casa” y sugería mantenerla aislada en el cuarto de San Alejo para que no hiciera estragos. Y al respecto Salvador Canals en su libro “Ascética Meditada” hace referencia a la imaginación como el origen de demasiados males considerándola una tirana. El la describe así: “La imaginación es una loca –la loca de la casa, la llamaba Santa Teresa, con su habitual buen humor–, y, sin embargo, ¡cuántas veces la elegimos, más o menos conscientemente, para consejera de los problemas más delicados de nuestra alma!

 

…Te decía que la tiranía de la imaginación es grande. Tan grande, que altera las ideas, que falsea las situaciones de la vida, que deforma a las personas...”                

 

***

 

princeblogPrince Martínez
Tulia Martínez de Barrios, más conocida como “La Prince” es Orientadora Familiar de la Universidad de la Sabana y Universidad de Navarra (España). Fundadora de los colegios de la Asociación para la Enseñanza, Aspaen en Cartagena, Colombia. Asesora y consultora en temas de dirección, administración y gestión de la educación. Más artículos de este autor >

Reciba gratis en su e-mail las novedades de LaFamilia.info de cada semana.

Suscribirse aquí

síguenos

fb
twitter
youtue
Instagram

logo pie

Síguenos    
fb pie tw pie youtube pie  
© 2017 Corporación CED. Colombia - all right reserved - desarrollado por Webpyme