Nombre: Anónima 
Ciudad/País: Bogotá, Colombia
 

Buenos dias, mi caso es el siguiente conformo una familia de cinco personas... Son mi mamá, papá, hermana mayor de 27 años yo que tengo 23 años y una hermana menor de 15 años de edad. Ultimamente con mi hermana mayo hemos visto la poca o mejor minima exigencia que mis padres muestran hacia mi hermana de 15 años. Esta muy muy mal en el colegio tanto asi que a mi mamá ya le dijeron que perdia el año, es una adolecente que no hace nada en la casa, es prendida al computador en la pagina social conocida facebook horas y horas mis padres le dicen que hasta tal hora en el computador pero se pasa esa hora y ellos no le dicen nada ni le exigen nada. Como debemos manejar este tema tanto con mis padres que no le prestan interez a nada relacionada con mi hermana y con ella tambien. Nunca lava un plato como si quizas nos tocaba a mi hermana mayor que apenas llegabamos del colegio lavabamos nuestras cosas del uniformes y haciamos oficio y si no lo haciamos mis papá si nos regañaban!!!

 

RESPUESTA:

Me parece importante saber la edad de tus padres, pero por la descripción de la consulta puedo suponer que están aun jóvenes (entre 50 y 55).

 

La diferencia de edades entre ustedes tres; 12 con la hermana mayor y 8 contigo, marcan tres generaciones, que indirectamente puede ser la causa del comportamiento de tus padres.

 

La descripción que haces de tu hermana menor, es el prototipo de una adolescente que carece de normas y de una disciplina impuesta por sus padres. El resultado es el que están obteniendo, bajo rendimiento académico y molestia a nivel familiar por su falta de colaboración y desgano ante lo que es un compromiso de convivencia, la familia es un centro de convivencia, donde todos aportan para el bienestar de todos.

 

Lo primero por hacer es tener un diálogo cordial y amistoso con tus padres, con el fin de hacerlos conscientes de la necesidad de ejercer su rol de padres educadores con la hija menor. Un argumento importante que ustedes pueden emplear, es el de hacerles caer en cuenta que la más perjudicada con esta ausencia de normas y disciplina es la propia hija.

 

Logrado este primer objetivo, hacer una reunión familiar, donde se asignen funciones para los cinco, el ejemplo educa. El comienzo no será fácil para ella que no está enseñada, pero poco a poco irá aprendiendo.

 

Consejo práctico: NO ayudarle en lo que a ella le corresponde (arreglo de su cuarto, llevar la ropa al canasto, levantar la mesa un día a la semana, sacar la mascota si la tiene, etc.etc. ya ustedes consideran lo más importante) nada se logra si no hay firmeza en el cumplimiento de la norma.

 

En cuanto a la pérdida del año, si obedece a descuido y pereza, amerita una sanción, un año es bastante costoso para los padres y además de ello el tiempo nunca se recupera.

 

Todavía están a tiempo sus padres de retomar la autoridad con la hija menor. Es un buen momento para comenzar teniendo en cuenta que va a repetir un año y que las exigencias deben ser mayores.

 

Nota del editor: Las consultas enviadas por los lectores no son editadas ortográficamente ni gramaticalmente.

Reciba gratis en su e-mail las novedades de LaFamilia.info de cada semana.

Suscribirse aquí

síguenos

fb
twitter
youtue
Instagram

logo pie

Síguenos    
fb pie tw pie youtube pie  
© 2018 Corporación CED - all right reserved - desarrollado por Webpyme