Valoración del Usuario: 0 / 5

estrella inactivaestrella inactivaestrella inactivaestrella inactivaestrella inactiva
 
LaFamilia.info
23.03.2009
 

El Trastorno Límite de Personalidad es una condición de inestabilidad en el estado de ánimo, en la identidad, en la auto imagen y en la conducta interpersonal. Algunos denominan a las personas que sufren de este trastorno como "niños grandes" que no quieren crecer. En general este tipo de pacientes responde a los siguientes esquemas cognitivos:

 

Para que adquiera la condición de trastorno psicológico, tienen que darse al menos cinco de estas características de una manera exagerada y dilatada en el tiempo.

 

  • Son muy inseguros de sí mismos. Tienen una mala auto imagen.
  • Tienden a abandonarse en exceso.
  • Nada puede compensarles su gran vacío interior. Manifiestan casi obsesivamente deseos por una gran variedad de objetos. Una vez conseguidos ya están buscando otro nuevo objetivo a lograr.
  • Son muy dependientes de las personas con las que conviven.
  • La posibilidad de sufrir un abandono real o imaginario de las personas de las que dependen, o de enfrentarse a responsabilidades importantes, les puede crear situaciones de extrema tensión y violencia.
  • Están en un casi constante estado de ansiedad.
  • Presentan dificultad para el estudio y la concentración.
  • En ocasiones su cólera domina su conducta.
  • Algunos presentan descontrol en la alimentación: Anorexia y/o Bulimia.
  • Pueden abusar de alcohol y drogas.
  • No pueden controlar sus sentimientos y emociones. Pasan de estados eufóricos a depresivos en cuestión de minutos.
  • No suelen cumplir sus compromisos. Abandonan terapias, estudios, trabajos, etc.
  • Son terriblemente receptivos y tienen una gran capacidad para la manipulación. En general culpan de todos sus problemas a las personas con las que conviven.
  • Degradan o ensalzan a las personas muy rápidamente.
  • Algunas veces sufren crisis de pánico.
  • Algunos tienen una gran dificultad para retener los mensajes verbales o escritos que acaban de recibir. "Parece que no nos escuchan"....
  • En muchos casos estos enfermos han tenido muchos problemas en su niñez. Hiperactividad, agresividad, etc. Su educación y relación social y familiar ha sido muy problemática
  • En muchos casos hay antecedentes familiares por parte de alguno o ambos padres, con problemas mentales, drogas o alcoholismo.
  • Ante situaciones extremas a veces buscan el suicidio. El 10% de los que lo intentan, lo consiguen.

La convivencia con estos enfermos es una constante lucha de poderes para intentar llevarles por el camino de la normalidad. Es muy difícil conseguirlo y el fracaso familiar se manifiesta de muchas formas. (Separaciones, depresiones, etc). Realmente la vida cambia para toda la familia.

 

Características adicionales

Aparte de estos criterios básicos se dan otra serie de características que suelen ser más variables según los individuos pero que pueden ser útiles a la hora de completar el diagnóstico. Algunas de estos rasgos comunes propuestos por numerosos autores especializados en el Trastorno son:

  1. Tienen dificultades para establecer límites personales definidos, tanto para sí mismos como para con los demás.
  2. Tienen una vivencia paradójica del control: Por una parte pueden necesitar sentirse controlados por otros, al carecer ellos mismos de control o para intentar hacer su propia realidad más predecible y manejable; incluso pueden elegir un estilo de vida en el que estén sometidos a una autoridad ( el militar, cultos, sectas etc...) o unirse a personas abusivas que ejercen un control sobre ellos a través del miedo. Por otra parte pueden tener la necesidad de controlar ellos a otros o acusarlos de querer ejercer un control sobre ellos.
  3. Tienen una sensibilidad interpersonal especial: algunos poseen una habilidad asombrosa para "leer" en la gente y descubrir sus puntos débiles.
  4. Poseen una cierta competencia y control en algunas ocasiones: Por ejemplo algunos rinden muy bien en el trabajo o son superinteligentes, creativos y artísticos. Esto suele crear confusión en las personas que los rodean porque les cuesta entender que la misma persona pueda actuar de forma negativa en otras ocasiones.
  5. Exigencias narcisistas: Algunos derivan el foco de atención sobre sí mismos y pueden reaccionar a la mayoría de las cosas basándose sólo en cómo les afecte a ellos.
  6. Pueden experimentar miedo y mayor inseguridad en sí mismos cuando están precisamente a punto de conseguir algo lo cual les lleva a retroceder ( p.ej., dejar los estudios justo antes de graduarse, presentar una regresión cuando se habla de progresos en la terapia, destruir una buena relación cuando parece que funciona).
  7. Son frecuentes las pérdidas repetidas de trabajo, interrupciones de estudios o rupturas de relaciones.

Fuente: Supercable.es

1 1 1 1 1 1 1 1 1 1 Rating 4.00 (1 Vote)

Reciba gratis en su e-mail las novedades de LaFamilia.info de cada semana.

Suscribirse aquí

síguenos

fb
twitter
youtue
Instagram

logo pie

Síguenos    
fb pie tw pie youtube pie  
© 2018 Corporación CED - all right reserved - desarrollado por Webpyme