LaFamilia.info
27.08.2009

Uno de los secretos para superar las adversidades consiste en disponer de la actitud mental adecuada. Debemos llenar nuestra mente de imágenes positivas y apartar de ella el miedo al fracaso, el temor al futuro y los remordimientos.

 

 

Para ello, debemos adoptar frases esperanzadoras como las siguientes:

  • El hecho de que en este momento no vea una solución no significa que no existe.
  • No tengo ningún motivo para suponer que las cosas van a salir mal.
  • Si conservo la calma y la esperanza tengo más posibilidades de que todo se desarrolle como espero.
  • Si no consigo lo que pretendo no será por culpa mía, a veces las circunstancias no son las adecuadas.
  • Los pequeños problemas cotidianos no deben empañarme el resto de satisfacciones de la jornada.
  • Lo verdaderamente importante no es alcanzar el objetivo, sino emplear todas las fuerzas en hacerlo.
  • Debo confiar plenamente en el éxito, sólo así tendré la actitud adecuada para alcanzarlo.
  • El hecho de que en una ocasión algo saliese mal no significa que las cosas siempre vayan a ser de ese modo.

 

Del libro “Pequeña Guía de los Valores Humanos”, Leslie Rosen, Ediciones Robinbook, 1998.

 

 

 

 

Reciba gratis en su e-mail las novedades de LaFamilia.info de cada semana.

Suscribirse aquí

síguenos

            

logo pie

© 2019 Corporación CED - all right reserved - desarrollado por Webpyme