Valoración del Usuario: 0 / 5

estrella inactivaestrella inactivaestrella inactivaestrella inactivaestrella inactiva
 
Por LaFamilia.info
 
 

 

Las vacaciones son un período de descanso en el que se disfruta de la familia, los amigos, en donde se cambia de actividad, se sale de la rutina y se le da un respiro tanto a la mente como al cuerpo. El problema aparece cuando se regresa a la vida ordinaria, pues para algunas personas adaptarse de nuevo al mundo laboral no es cosa fácil.

 

Todos asimilamos las situaciones de diversas maneras. Mientras que algunas personas el regreso al trabajo les resulta indiferente, a otras puede llegarlas a afectar en un alto grado.

 

Esto puede generar un estado llamado síndrome postvacaciones, que consiste en la incapacidad para adaptarse, creando una reacción de rechazo al trabajo. Sus síntomas son similares a los producidos en la depresión: tristeza, irritabilidad, angustia, ansiedad, frustración, dolores musculares, insomnio, etc. pero que a diferencia de la depresión, se presentan en menor intensidad y con una menor duración.

 

¿Qué hacer para adaptarse otra vez?

 

En las manos de cada uno está hacer de esta experiencia algo positivo o negativo. Se requiere de un esfuerzo mental y físico, empezando por hacer un cambio de actitud, adoptar una mirada positiva y una total disposición para regresar a la rutina.

 

Es muy importante pensar en el trabajo como algo bueno que nos beneficia de diferentes formas (a nivel económico, personal, profesional) y tomarlo como la fuente de realización personal que nos permite ser útiles y servirle a los demás.

 

Tenga en cuenta las siguientes estrategias para prevenir este síndrome y apaciguar el retorno al trabajo:

 

Erradique el planteamiento que faltan muchos meses para volver a descansar. Este pensamiento nos lleva directamente al síndrome pos vacacional. Viva el presente con entusiasmo y elimine las lamentaciones futuras.

 

Piense que todo es cuestión de tiempo, la angustia del regreso es un problema pasajero y hasta cierto punto normal, pero se debe afrontar adecuadamente.

 

Si es posible, no comience a laborar el día lunes. Ojalá pudiera reintegrarse al trabajo a la mitad de la semana, verá lo diferente que es.

 

Aproveche el tiempo libre los fines de semana para hacer otras actividades fuera del entorno laboral.

 

Utilice diferentes métodos para reducir la ansiedad, como el deporte, la relajación, las manualidades, la lectura, los paseos, los hobbies, entre otros.

 

Dedíquese unos minutos al día exclusivos para hacer lo que a usted le gusta. Es una excelente manera de aumentar la resistencia personal al estrés.

 

Logre tener unas buenas relaciones laborales, un buen equipo de trabajo puede hacer que las responsabilidades sean más llevaderas. Trabajen por lograr un clima positivo donde sobresalga el apoyo a los demás compañeros.

 

 

Fuentes: universia.cl, consumer.es, capitalemociamial.com

 

1 1 1 1 1 1 1 1 1 1 Rating 0.00 (0 Votes)

Reciba gratis en su e-mail las novedades de LaFamilia.info de cada semana.

Suscribirse aquí

síguenos

fb
twitter
youtue
Instagram

logo pie

Síguenos    
fb pie tw pie youtube pie  
© 2018 Corporación CED - all right reserved - desarrollado por Webpyme