Valoración del Usuario: 0 / 5

estrella inactivaestrella inactivaestrella inactivaestrella inactivaestrella inactiva
 
LaFamilia.info
15.10.2012

 

Son conocidos los términos de “acoso, intimidación y bullying” por presentarse en los ámbitos escolares, pero tal vez no sea tan claro en el caso de los adultos. Para sorpresa de algunos, este fenómeno se denomina “matoneo laboral”, el cual adquiere importancia hoy en las organizaciones.

 

Comentarios despectivos, amenazas, señalamientos, bromas, humillaciones, rechazo del grupo, rumores, son algunas de las tácticas de intimidación más comunes, la diferencia en este caso, es que involucra personas adultas que comparten un mismo espacio de trabajo, afectando el clima laboral y el bienestar de los trabajadores. Qué es, cómo se manifiesta, y lo más urgente cómo prevenirlo, es lo que abordaremos en esta nota.

 

Ambientes hostiles

 

Similar a como sucede en los niños, el matoneo laboral encierra todas aquellas agresiones físicas y sicológicas de un trabajador hacia otro, que se presentan de forma reiterada con el objetivo de perturbarlo y lograr algún interés particular.

 

El médico psiquiatra Mario Danilo Parra, explica que “en la intimidación laboral cabe todo aquel maltrato lo suficientemente severo como para comprometer la estabilidad emocional y física de una persona y amenazar su tranquilidad. Es una conducta abusiva, consciente, de una persona hacia otra, que genera incomodidad y hace que el trabajador se sienta avergonzado y agredido”, dice Parra en una entrevista publicada por el diario ADN.

 

Esta conducta de los agresores podría tener origen en situaciones arraigadas a la historia personal como vacíos afectivos y educativos, los cuales se manifiestan a través de la envidia, la intolerancia, el narcisismo, la soberbia, el orgullo, el irrespeto, la inseguridad. Es por eso que en algunos casos, el matoneador busca fastidiar a sus víctimas para sacarlas del camino y así evitar un ascenso o un negocio.

 

El matoneo se puede dar entre compañeros de trabajo que están en un mismo nivel jerárquico, o subalternos, es decir del jefe hacia trabajador; en este último, el abuso del poder es el principal instrumento y el agredido rara vez denuncia la realidad por temor a ser despedido.

 

Por obvias razones esta situación causa daños sicológicos en las víctimas, quienes pueden llegar a sentir inseguridad, baja autoestima, ansiedad y depresión, además su salud física se puede ver afectada al sufrir alteraciones del sueño y otras patologías. La desmotivación, el desinterés por el trabajo y la merma de la productividad, no tardan en aparecer en los agredidos.

 

Juan Vicente Conde, expresidente de la Sociedad Colombiana de Medicina del Trabajo advierte que la humillación y la intimidación a veces no son directas; de hecho, pueden adornarse con palabras para que los insultos se parezcan más a un consejo maternal que a una agresión. “Aquí caben frases del estilo, 'mira, ¿no has pensado en cambiar de trabajo? Te veo cansado, como desgastado... A todos nos pasa'; se trata de expresiones que, aunque parecen inocentes, en el caso del matoneo tienen la consciente intención de hacer daño”, puntualiza Conde en una publicación de ElTiempo.com.

 

¿Qué hacer para prevenirlo?

 

La promoción de los valores para buscar la sana convivencia, es la mejor herramienta para prevenir la intimidación laboral. El trabajo en equipo, la tolerancia, la comunicación asertiva, el buen trato, son valores esenciales que se deben trabajar en las organizaciones. De esta manera se logrará un clima de respeto y armonía, el cual debe transmitirse a través del ejemplo de los altos niveles jerárquicos hacia abajo. Para ello se requiere identificar los focos de conflicto y afrontarlos de la manera adecuada. De la mano, debe ir un plan de acción en vista que se presente una situación de matoneo.

 

1 1 1 1 1 1 1 1 1 1 Rating 0.00 (0 Votes)

Reciba gratis en su e-mail las novedades de LaFamilia.info de cada semana.

Suscribirse aquí

síguenos

fb
twitter
youtue
Instagram

logo pie

Síguenos    
fb pie tw pie youtube pie  
© 2017 Corporación CED. Colombia - all right reserved - desarrollado por Webpyme