Valoración del Usuario: 0 / 5

estrella inactivaestrella inactivaestrella inactivaestrella inactivaestrella inactiva
 
LaFamilia.info
05.08.2013

 

Los suministros para el hogar abarcan una buena parte del presupuesto familiar, y cuando de economía se trata, lo más recomendable es analizar cómo se podría ahorrar en este aspecto.

 

Al implementar pequeñas medidas de forma conjunta, se puede lograr un ahorro importante de dinero. Por eso, al ir de compras al supermercado no olvide seguir al pie de la letra las siguientes recomendaciones:

 

Hacer un listado
Planificar las compras es una forma de controlarse en los gastos, pues se adquieren los productos que realmente se necesitan y se evitan los llamados “productos de impulso” o “antojos”.

 

No dejarse llevar por las ofertas
Algunas veces son “trampas” para comprar algo que no se necesita, y es posible caer las ofertas “porque está barato”. Hacer las compras con cabeza fría es la mejor opción.

 

Revisar precio vs. cantidad
Es una premisa básica, siempre hay que mirar la cantidad que tiene el producto y comparar con otras marcas. Muchas veces pensamos que es más barato, pero no tenemos en cuenta la cantidad que nos ofrece.

 

Las marcas genéricas pueden ser económicas, pero cuidado, no siempre es así
En cierto que algunos productos pueden resultar más económicos, pero aquellos que no son básicos –es decir, no hacen parte de la “canasta familiar”- pueden ser al mismo precio e incluso más caros.

 

No exagerarse en los alimentos perecederos
En este caso es mejor comprar poca cantidad para asegurarse que los alimentos permanezcan frescos. Desperdiciar comida es lamentable, por eso es mejor comprar poco, así haya necesidad de darse otra pasada por el supermercado.

 

Alimentos de temporada
Hay que aprovechar cuando los productos están en temporada, dado que son más económicos. En cambio, cuando algún alimento está escaso, es mejor dejarlo para después.

 

Comprar piezas enteras de carne
Si la idea es ahorrar, entonces se deberán comprar las piezas enteras de carne o pollo, y cada quien en casa las cortará, les quitará los excesos y las guardará en porciones. Lo mismo ocurre con alimentos que venden ya preparados y congelados, como lasañas, pizzas, carne de hamburguesas, entre otros. Todo eso se puede preparar de forma casera y por lo general sale más barato.

 

Elegir un día de la semana para las compras
Algunos supermercados tienen ofertas ciertos días de la semana, lo cual puede significar un descuento importante.

 

No hacer las compras con hambre
Puede sonar raro pero es cierto. Varios estudios que analizan el comportamiento del consumidor, evidencian que cuando se va al supermercado con el estómago vacío, se puede comprar mayor cantidad de alimentos, pues todo parece muy tentador.

 

Atención a las fechas de vencimiento
Es usual que los supermercados lancen tentadoras ofertas de ciertos productos que están a punto de expirar, lo que puede ser muy bueno cuando en realidad lo consumiremos en el plazo que indican, de lo contrario, será una pérdida de dinero y un desperdicio de comida.

 

Más de este tema >

1 1 1 1 1 1 1 1 1 1 Rating 5.00 (1 Vote)

Reciba gratis en su e-mail las novedades de LaFamilia.info de cada semana.

Suscribirse aquí

síguenos

fb
twitter
youtue
Instagram

logo pie

Síguenos    
fb pie tw pie youtube pie  
© 2017 Corporación CED. Colombia - all right reserved - desarrollado por Webpyme