Valoración del Usuario: 0 / 5

estrella inactivaestrella inactivaestrella inactivaestrella inactivaestrella inactiva
 
 

Por LaFamilia.info

 

20140203eFoto: Pixabay 

 

“¡Este año sí voy a ahorrar!”… Es una frase frecuente a comienzos del año, momento en el que abundan los buenos propósitos financieros, sin embargo con el paso de los meses, estas promesas suelen quedar en el aire refugiándose en excusas que impiden lograr el objetivo.

 

Es el momento oportuno para deshacerse de las justificaciones y comenzar a ahorrar. Pero antes, hay identificar aquella excusa que no te deja avanzar. Estos son los pretextos más frecuentes a la hora de hacer unos ahorros:

 

1. Para poder ahorrar, necesito ganar más. La posibilidad de ahorrar no se relaciona con el nivel de ingresos. “Si esperas ahorrar lo que te sobra, lo más probable es que nunca comiences, advirtió Juan José Salas”, director académico de Finanzas Personales México a CNN Expansión.

 

Por ello los expertos recomiendan destinar entre el 5% y 10% del salario al ahorro y considerarlo como un “gasto fijo”, tal como si fuera el pago de la mensualidad del colegio de los hijos, la cuota del crédito, los servicios públicos, etc. Esta filosofía no sólo colabora en el inicio del hábito de ahorrar sino también a mantenerlo, logrando poco a poco convertirlo en una sana costumbre.

 

2. No tengo de dónde ahorrar. Lo primero que se debe hacer es conocer en detalle las finanzas personales. Mucha gente no ahorra porque no sabe cuánto se gasta ni cuáles son sus ingresos reales. Por eso, para poder establecer un ahorro mensual, es necesario realizar una lista de ingresos y egresos. Con esta información podrá determinar que rubros necesitan ser revaluados y qué porcentaje podrá destinar únicamente a ahorrar.

 

3. Para ahorrar, debo dejar todo lo que me gusta. No necesariamente, en lugar de reprimir los deseos de comprar o gastar, es recomendable asignar un presupuesto a este rubro y ahorrar el excedente. “Hacer un cambio muy drástico en los hábitos de consumo incrementa la probabilidad de claudicar”, dijo el directivo de Mexicana de Becas, Martínez Solares a CNN Expansión.

 

4. Estoy en las “vacas flacas”, no puedo ahorrar. En épocas de recesión económica también se puede ahorrar, tal vez en menor grado y en otras formas, pero lo importante es conservar el hábito.

 

 

Recomendaciones para comenzar a ahorrar

 

- En el centavo está el ahorro... De poco en poco, se llega a mucho.


- Es mejor ahorrar poco y a largo plazo, que tratar de ahorrar casi todo el dinero de una sola vez.


- Existen otras formas de ahorrar, como por ejemplo elegir productos o servicios que mejor relación “calidad-precio” presenten.


- Buscar el ahorro en servicios que pasan desapercibidos: cuotas de manejo de tarjetas de crédito, planes de teléfonos celulares, televisión por cable, entre otros.


- Pagos anuales. En diversos servicios como por ejemplo las pólizas de seguros, se obtendrá un descuento adicional si realiza un solo pago. Es otra forma de economizar.


- Ojo con las compras del hogar, por lo general compramos impulsivamente y llevamos más de lo necesario, para evitarlo sigue al pie de la letra las siguientes recomendaciones: Cómo ahorrar en el supermercado


- Hay muchas medidas para ahorrar dinero. Deja de preguntarte cómo ahorrar y simplemente empieza a hacerlo, te darás cuenta que no es tan difícil. Recuerda que para ahorrar dinero no hay que tener mucho dinero.

 

Más de este tema >

1 1 1 1 1 1 1 1 1 1 Rating 4.50 (1 Vote)

Reciba gratis en su e-mail las novedades de LaFamilia.info de cada semana.

Suscribirse aquí

síguenos

fb
twitter
youtue
Instagram

logo pie

Síguenos    
fb pie tw pie youtube pie  
© 2017 Corporación CED. Colombia - all right reserved - desarrollado por Webpyme