Valoración del Usuario: 0 / 5

estrella inactivaestrella inactivaestrella inactivaestrella inactivaestrella inactiva
 

Por LaFamilia.info - 15.03.2016

 

20162103eFoto: Pixabay.com

 

Un presupuesto es la guía, el mapa, el GPS de las finanzas: nos dice en dónde estamos, para dónde vamos y qué debemos hacer para llegar a dónde queremos. De hecho, un presupuesto es la herramienta más efectiva para organizar las finanzas en el hogar y ejercer control sobre los ingresos, gastos y ahorros.


Gracias a esta herramienta, la economía familiar se puede ver muy beneficiadas, sin embargo, hay que evitar caer en algunos errores que le hacen perder su eficiencia y hay quienes finalmente lo echan al olvido. Ten presente los siguientes:


1. Verlo como algo aburrido


Cuando en realidad debe ser todo lo contrario; es un plan que ayuda a poner todo en orden, a lograr metas y a sentirse más tranquilo. (Leer también: ¡Es hora de ordenar las finanzas del hogar!)


2. Verlo como algo difícil


Algunos piensan que hacer un presupuesto es hacer recortes o hacer mucho con poco dinero. Pero lo cierto es que al hablar de presupuesto, lo que se está buscando es administrar los ingresos y gestionar los gastos de forma controlada.


3. No implementar acciones a partir del presupuesto


Un presupuesto no es un ejercicio para quedarse de manos atadas; debe llevarnos a ejecutar correctivos e implementar estrategias, como por ejemplo: buscar paquetes más económicos de telefonía o televisión por cable, revisar las pólizas de seguros, aprovechar las ofertas en supermercados y analizar opciones del mercado financiero como los productos del Banco Colpatria pues ahora sus cuentas de ahorros y corrientes son sin cobros, lo que se traduce en beneficios para la familia.


4. Temerle a los resultados


Nadie quiere darse cuenta que no está manejando su dinero como debe ser, pero hay veces necesitamos darnos cuenta de ello para tomar consciencia. Por eso no hay que temerle a lo que resulte de este ejercicio, precisamente ese es su objetivo: corregir y mejorar nuestro manejo del dinero. (Leer también: Test ¿Qué tan organizado es en sus finanzas personales?)


5. No ser lo suficientemente realista


Reflejar cifras que luego no corresponden a la realidad o que se ajustan para cumplir, es un autoengaño. "Hay personas que ponen 50 dólares donde debería poner 70 para que le cuadren las cuentas, y eso, evidentemente, es hacerse trampas a uno mismo". Advierte Javier Rivero-Díaz, profesor en el Instituto de Empresa y autor del libro "Gimnasia Financiera".


6. Tener el presupuesto «en la cabeza»


Ante lo que este experto aconseja “plasmar la planificación de las finanzas en papel y compartirla con el resto de la familia, porque de esos encuentros surgen ideas que pueden ayudar” sugiere Rivero-Díaz.


7. Verlo como una «camisa de fuerza»


Con el presupuesto no solo se pretende ver los ingresos y egresos en blanco y negro; es también una herramienta para planificar, detectar gastos innecesarios y trabajar en las metas de la familia a largo y mediano plazo.

 

Si se hace una buena planeación de los recursos y se tiene voluntad, disciplina y se toman buenas decisiones, no serás un esclavo de las finanzas. Por el contrario, la economía del hogar dejará de ser una carga y sus resultados te darán satisfacciones para el futuro.

 

 

Más de este tema > 

 

1 1 1 1 1 1 1 1 1 1 Rating 0.00 (0 Votes)

 

 

Reciba gratis en su e-mail las novedades de LaFamilia.info de cada semana.

Suscribirse aquí

síguenos

fb
twitter
youtue
Instagram

logo pie

Síguenos    
fb pie tw pie youtube pie  
© 2017 Corporación CED. Colombia - all right reserved - desarrollado por Webpyme