Valoración del Usuario: 0 / 5

estrella inactivaestrella inactivaestrella inactivaestrella inactivaestrella inactiva
 
 
Por LaFamilia.info
 

Foto: Freepik

 

El buen manejo de los recursos económicos debe convertirse en un propósito permanente en las familias. La clave está en edificar un presupuesto sincero y acorde a las entradas económicas y gastos del hogar.

 

Muchos piensan que crear un presupuesto es hacer recortes o hacer mucho con poco dinero. Pero lo cierto es que al hablar de presupuesto, se están administrando los ingresos de tal forma que no haya un déficit al final del mes.

 

Con el presupuesto familiar no solo se pretende ver los ingresos y egresos en blanco y negro. Es también una herramienta para planificar, detectar gastos innecesarios y trabajar en las metas de la familia a largo y mediano plazo.

 

¿Cómo se hace un presupuesto?

 

Elaborar un presupuesto es muy sencillo, lo importante es revisarlo periódicamente y tratar de cumplirlo mes a mes. Lo ideal es hacer esta planeación en compañía de la pareja, de modo que ambos se hagan responsables de los objetivos que como familia quieren lograr. Sigue entonces los siguientes pasos: 

 

1. Define lo que quieres lograr

 

Escribe las metas financieras de la familia. Decide si esperan ahorrar para unas vacaciones anuales o para la universidad de los hijos, entre otros.

 

2. Haz un listado de ingresos y gastos

 

En los ingresos recuerda incluir salarios, diversas rentas, dividendos de acciones, rendimientos de inversiones, contribución de terceros, bonos, etc.

 

En los gastos incluye: pago de servicios, arriendo o hipoteca, tarjetas de crédito, intereses de préstamos, cuota del carro, matrículas y pensiones, ropa, TV por cable, entretenimiento, seguro de salud, mesada de los hijos, mantenimiento y seguro del carro, mercado, celular, empleada del servicio (si se tiene), clases extra-curriculares de los niños, actividades de la pareja fuera del trabajo (gimnasio, clases, hobbies) y por último, un monto dedicado a imprevistos o gastos extraordinarios.

 

Los gastos fijos mensuales se deben enumerar primero de acuerdo a su prioridad. Allí te darás cuenta qué gastos no son realmente necesarios. Luego escribe los gastos fijos no mensuales.

 

3. El saldo

 

Si el saldo es negativo, busca una reorientación de gastos o por otra parte, nuevos ingresos. Es posible que el déficit esté en gastos innecesarios o en metas poco realistas. 

 

Si el saldo es positivo, busca nuevas posibilidades de ahorro o inversión. Las cuentas de ahorro tradicionales no son una buena opción ya que dan muy poco rendimiento.

 

Si se elige la buena planeación de los recursos y se tiene voluntad, disciplina y toma buenas decisiones, usted no será esclava de sus finanzas. Por el contrario, el financiamiento del hogar dejará de ser una carga y sus resultados le darán satisfacciones para el futuro.

 

Más de este tema >

1 1 1 1 1 1 1 1 1 1 Rating 4.50 (1 Vote)

Reciba gratis en su e-mail las novedades de LaFamilia.info de cada semana.

Suscribirse aquí

síguenos

fb
twitter
youtue
Instagram

logo pie

Síguenos    
fb pie tw pie youtube pie  
© 2018 Corporación CED - all right reserved - desarrollado por Webpyme