Valoración del Usuario: 0 / 5

estrella inactivaestrella inactivaestrella inactivaestrella inactivaestrella inactiva
 
Alianza Lafamilia.info y el Instituto de La Familia U.Sabana
24.11.2014

 

La tecnología puede contribuir a la unión entre padres e hijos, si aprendemos a usarla. La palabra clave es responsabilidad.

 

Dicen los padres: “Los hijos ya vienen con un chip especial, un chip tecnológico”. ¿Será verdad que las nuevas generaciones tienen en su ADN un ‘chip tecnológico’? Y de ser así, ¿Qué podemos hacer como padres de familia para acompañarlos y guiarlos dentro de este mundo tecnológico?

 

¿Nativos o inmigrantes digitales?

 

Es un hecho, todos interactuamos con variedad de dispositivos tecnológicos pero muchos desconocemos los principios básicos de su funcionamiento; nuestra relación con ellos se reduce a la simple manipulación del celular, los videojuegos, la tableta, el horno, el televisor…

 

Para los expertos, la manera como los adultos y los niños perciben la tecnología, la exploran, la entienden y dominan, es diferente. Las nuevas generaciones, en su concepto, tienen mejor disposición y capacidad para acercarse a ella, indagar su funcionamiento y aprender a utilizarla con naturalidad y eficiencia.

 

Esa diferencia en la disposición y capacidad es la que los especialistas califican como ‘nativos digitales’ e ‘inmigrantes digitales’. Así pues, los jóvenes de hoy no pueden aprender como los jóvenes de ayer, porque son diferentes sus cerebros y su cultura. Lo que es un indicador para que actores y sectores, como la escuela tradicional, deban incorporar nuevas formas de socialización, entretenimiento y educación.

 

Los nativos, también conocidos como N-GEN (Generación en red, ‘net en inglés’) o D-GEN (Generación digital), han nacido y se han formado utilizando la particular ‘lengua digital’ de juegos por ordenador, video e internet. Por el contrario, los inmigrantes, somos aquellos que por edad no hemos vivido tan intensamente ese aluvión, pero –obligados por la necesidad de estar al día– hemos tenido que formarnos con toda celeridad en ello. (Prensky, 2010).

 

Por ello, los inmigrantes creemos que la tecnología nos ha tomado ventaja; que no tenemos nada que hacer y estamos lejos de orientar a los nativos en su uso y manejo. Y bajo ese parámetro, creyendo que no hay posibilidades, hemos dado espacio a una brecha digital en la cual se crían los ‘huérfanos digitales’.

 

Y si como inmigrantes creemos que no tenemos posibilidades y que el mundo bit es solo para los jóvenes, entonces ¿cómo ofrecer espacios, momentos, vivencias adecuadas a lo que los nativos esperan y quieren?

 

No lo hacemos, porque creemos que el solo hecho de que estén ‘conectados’ todo el día, ya los hace competentes… pues resulta que no. Una cosa es manipular y otra muy distinta es comprender. Así planteado, este universo está llevando a que los jóvenes se dividan en ‘competentes’ y ‘dependientes. Los primeros, saben lo que hacen, por qué lo hacen y para qué; los segundos, simplemente comunican, chatean, envían, descargan, pero como un acto mecánico e inconsciente.

 

Solos, sin control, sin reglas, con aparatos desde que nacen (algunos obsequiados por sus propios padres), estas generaciones están clasificando como ‘huérfanos digitales’ que viven y respiran TIC y son observados desde lejos por sus padres, quienes impávidos se sienten impotentes. Pero podemos hacer mucho.

 

Autor: Juan Camilo Díaz Bohórquez, profesor e investigador, Instituto de La Familia, U. de La Sabana

 

Artículo editado para LaFamilia.info. Tomado de la revista "Apuntes de Familia", edición 25-09/14, Instituto de La Familia, Universidad de La Sabana.

Si desea informarse más para comprender y acompañar a su hijo, este libro es de gran ayuda:“Televisión, familia e infancia, estrategias y planes de acción”, autor: Juan Camilo Díaz Bohórquez

1 1 1 1 1 1 1 1 1 1 Rating 0.00 (0 Votes)

Reciba gratis en su e-mail las novedades de LaFamilia.info de cada semana.

Suscribirse aquí

síguenos

fb
twitter
youtue
Instagram

logo pie

Síguenos    
fb pie tw pie youtube pie  
© 2017 Corporación CED. Colombia - all right reserved - desarrollado por Webpyme