Por LaFamilia.info - 14.05.2018

 

 

 

“Desde que descubrí la aplicación musica.ly tengo que decir que me ha sorprendido. Me sorprende porque no deja de ser una nueva manera de comunicar. El lenguaje del baile es complicado porque con las redes sociales se entra en un terreno pantanoso. He podido ver con detalle mensajes que lanzan a niños de no más de 13 años después de que posteen ese típico baile. Mensajes fuertes, de todo tipo…” así relata Noelia López en su blog, pero tal vez te estás haciendo la misma pregunta que nos hicimos nosotros cuando nos hablaron de esta app: ¿pero, qué es Musica.ly? Aquí te explicaremos. 

 

Se trata nada más y nada menos de la red social que está causando furor en niños y adolescentes. Musical.ly es una red social de video en la que se pueden crear, compartir y descubrir videos breves, algo así como Snapchat, sólo que ésta gira alrededor de la música, como su nombre lo dice. 

 

En Musical.ly puedes grabar videos de hasta 15 segundos de duración, bailando, haciendo una coreografía o literalmente haciendo un baile tonto ante la cámara de tu móvil, mientras suena de fondo alguna canción que puedes elegir entre una gran cantidad de opciones. 

 

Está dirigida a niños de 11 y 16 años, aunque existen cuentas de menores y mayores de este rango. Queda comprobado entonces que los padres no tenemos cabida en esta red y tal vez sea éste el primer factor de éxito. 

 

¿Puede ser peligroso usar Musical.ly para nuestros hijos?

 

Puede que hasta el momento no veas el “peligro” de esta red social, y es que como en todas las demás, el mal uso es el que finalmente acaba con los buenos propósitos de sus creadores, si es que los hay. 

 

Algunos defienden la red por ser un espacio para promover la música, el baile y la creatividad. Pero de otro lado, está la sobreexposición, los videos de bailes sensuales y aquellos donde se hace el ridículo con un único objetivo de llamar la atención de los demás; donde todo aquello que se publique recibirá a cambio o muchos “likes” o una lluvia de críticas, algunas pasadas de tono. Todo lo anterior teniendo en cuenta que estamos hablando de niños y adolescentes.

 

Álvaro Écija en el blog de ciberderecho.com, opina al respecto: “Musical.ly, al igual que otras apps como Instagram, Snapchat o Facebook, permite compartir contenido con otras personas desconocidas en todo el mundo (en este caso, videos) y este contenido, al subirse a internet, corre el peligro de escapar de nuestro control, o viralizarse pudiendo perjudicar a nuestros hijos, si es vergonzoso o humillante, o simplemente inadecuado. (…) Nuestros hijos tienen que saber que una vez que el contenido sube a internet, no es posible saber quién lo ha visto, y con qué intención puede llegar a utilizarlo, o si puede utilizarse en su contra, y por eso es importante aprender que no deben subir contenido inadecuado, que en un futuro puedan pensar que es ridículo y avergonzarles, o que muestre información delicada, como la casa o dirección donde viven”, señala el experto en seguridad en internet.  

 

Asimismo, Noelia López, Coach profesional, consultora en temas de Recursos Humanos, conferencista y Máster de Profesor de Educación Secundaria y Bachillerato, explica por qué hay que tener cuidado con esta red social:

 

“No, no puedes subir un baile a musica.ly y te voy a explicar por que´”– esto fue lo que le dije a mi hija cuando vi qué se cocía con esa aplicación y lo que implicaba.

 

Desde que descubrí la aplicación musica.ly tengo que decir que me ha sorprendido. Me sorprende porque no deja de ser una nueva manera de comunicar. Quién hace el mejor baile y la mejor sincronización es al final el que lanza el mejor mensaje. Y este mensaje es entendido por masas y masas de niños-jóvenes que quieren aprender a hacer las transiciones y bailes con esa perfección.

 

He visto como muchas de esas cuentas que muestran selfies uno tras otro donde por un lado aparecen los fans declarando su amor absoluto y por otro y sin ningún tipo de mesura, aparecen los “haters” insultando, ninguneando y atacando sin piedad al niño en cuestión.

 

Los selfies sin duda son esas herramientas de mostrarse, de reconocerse, de conectar con otros como ellos. Los bailes también. Al final, son maneras de comunicar que en este caso, representan a una generación. Sin embargo, todos quieren “salir perfectos”. Todos quieren que el baile “sea perfecto”. Así que aquí estamos jugando con la imagen que ese chico o chica se está haciendo de sí mismo porque responde también a las opiniones que reciba del entorno.

 

Miles y miles de personas que pueden opinar sobre lo que ven, lo que haces y por tanto, influyen en lo que piensas que eres. Si de repente ese joven sube su baile pensando que es lo más “cool” del mundo y recibe una media de 100 insultos, ¿qué va a pasar con él? Por supuesto lo mismo si recibe una media de 100 mensajes de amor absoluto y “eres perfecto, mi ídolo, te adoro…” …al final es irreal, es un mundo ficticio el que determina quién eres.

 

Así que me parece que esa sobreexposición a determinadas edades cuando se está formando la imagen de uno, donde el crecimiento de la autoestima está en juego… no toca. Por supuesto mucho menos, ese carácter sensual que lleva… Todo a su debido tiempo. Pero claro, aquí para opiniones, colores. Y todo respetable.

 

Así que no, mi hija tiene claro que no puede usar la aplicación para mostrarse bailando y si lo hace, lo que sube no son bailes. Fue un tema explicado, comentado, dialogado y debatido… y por ahora, las reglas son esas. Lo curioso de esto es que el límite en este caso, ha generado creatividad en ella. No ha hecho videos-bailes, ha hecho algo diferente. 

 

Este es el panorama de Musical.ly, ya cada familia determinará lo que considere mejor para sus hijos, lo cierto es que ésta como las otras redes sociales, implican atención, supervisión y guía de los padres, no podemos dejar a los hijos solos en un mundo de posibilidades como las que le ofrece internet a nuestros niños y adolescentes. 

 

Reciba gratis en su e-mail las novedades de LaFamilia.info de cada semana.

Suscribirse aquí

síguenos

fb
twitter
youtue
Instagram

logo pie

Síguenos    
fb pie tw pie youtube pie  
© 2018 Corporación CED - all right reserved - desarrollado por Webpyme