LaFamilia.info
20.11.2008

Los cambios en los hábitos domésticos de las familias modernas han convertido la cocina en uno de los espacios de mayor relevancia dentro de la casa. Cada vez son más comunes los hogares donde la cocina está integrada al ambiente social del hogar y por ello su decoración es tan importante como el de la sala y el comedor.

 

Cuando se tiene una familia poco numerosa, la alternativa de una cocina integrada a la sala es muy bien acogida, mientras que las familias numerosas prefieren la cocina tipo "americana", la cual incluye dentro de ese espacio una mesa de comedor más apropiado para reuniones íntimas y familiares.

 

En ambos casos, el confort de sus muebles y el buen gusto en la decoración, hacen de este espacio uno de los más acogedores y propicios para las tertulias y reuniones familiares.

 

Cuando tenga que decidir cómo decorar una cocina, hay que tener en cuenta que este especio debe ser siempre funcional y requiere de utensilios que faciliten las tareas culinarias. Sin embargo, al comprar dichos elementos, asegúrese de que sean de colores determinados y que combinen entre ellos. Así logrará una decoración acorde a sus necesidades y que además resulte hermosa a la vista.

 

Utensilios bellos y útiles

 

Al decorar una cocina, hay que darle prioridad al espacio. Por eso los objetos decorativos deben usarse con mucha moderación. Lo mejor es escoger elementos que además de ser decorativos, cumplan alguna función útil.

 

Aunque se puede pensar que mejorar el aspecto de la cocina es costoso, hay ciertas piezas en cualquier cocina que se consiguen a muy buen precio, son fáciles de reemplazar y de todos modos imprescindibles para las tareas culinarias. Se trata de los utensilios de cocina, que brindan posibilidades casi ilimitadas para el diseño y redecoración.

 

Cuando haya escogido el color de los utensilios debe elegir la forma de exhibirlos. El uso de organizadores para cuchillos y otros enseres le permitirá mostrarlos como si fueran elementos decorativos.

 

Los platos, si son de colores y diseños atractivos, pueden exhibirse en gabinetes o colgarlos de ganchos o paredes. Piense en ellos no solo como elementos útiles, sino como piezas decorativas que se pueden combinar con otros accesorios y mostrarlos en diferentes ubicaciones.

 

Otros consejos para crear una cocina no solo acogedora, sino funcional:

 

  • Con relación al color de las paredes todo dependerá de los materiales y el color con los cuales haya realizado los gabinetes de la cocina. Si ésta comparte espacio con el comedor, lo más aceptable es que se pinte todo de un mismo color para contener un ambiente armonioso. No obstante todo dependerá de los gustos. Si a la persona le gusta trabajar en un espacio iluminado, puede optar por tonalidades claras.
  • Para conseguir una sensación de amplitud, utilice muebles grandes para guardar muchas cosas y así evitar que las superficies se vean sobrecargadas de objetos.
  • Si la cocina es alargada y estrecha no coloque mesas ni sillas. Un tablón plegable es una buena solución.
  • Si le gusta trabajar en un lugar iluminado, inclínese por las tonalidades claras tanto en los muebles como en las paredes.
  • La zona de trabajo de la cocina debe estar dispuesta en tres zonas diferenciadas: cocina, limpieza y secado. Estos tres polos deben estar cerca entre ellos para poder obrar y actuar en un espacio coherente.
  • La circulación es muy importante en una cocina. Hay que pensar que las puertas ocupan un espacio a la hora de moverse por la cocina: la del horno, la de la nevera, la del microondas. Piense en todo esto a la hora de hacer la distribución. No es cuestión de tener todas las comodidades de electrodomésticos, si no nos podemos mover por la cocina.

Fuentes: guia.mercadolibre.com.co, arqhys.com

 

Fotos: Ikea

 

 

Reciba gratis en su e-mail las novedades de LaFamilia.info de cada semana.

Suscribirse aquí

síguenos

fb
twitter
youtue
Instagram

logo pie

Síguenos    
fb pie tw pie youtube pie  
© 2017 Corporación CED. Colombia - all right reserved - desarrollado por Webpyme