LaFamilia.info
25.10.2008

Aunque tradicionalmente la mamá es el ‘alma’ del hogar, es cada vez más común que ella pase pocas horas del día en casa por compromisos de trabajo o de otra índole. Es por esto que para que un hogar sea mantenido eficientemente, es preciso la colaboración de papá e hijos.

Cuando en un hogar se siente la participación de cada miembro de la familia, se respira también un ambiente de mayor unión familiar. Y es que cada miembro del grupo, por joven que sea, puede aportar su grano de arena para ayudar en las tareas que a diario hay que realizar en casa.

Las responsabilidades en el hogar para cada miembro de la familia no solo facilitan la vida de los padres. También están ligadas a la educación de virtudes como la responsabilidad, la autonomía y la autoestima. Los chicos, por ende, se sienten miembros activos de su familia y saben que de ellos depende en parte el buen funcionamiento de su hogar.

Consejo familiar

Debido al trabajo de los padres, a los horarios de los colegios y otras actividades, es buena idea convocar a todos los miembros de la familia a una reunión periódica para analizar cuáles son las tareas necesarias para que el hogar marche eficientemente y cómo distribuirlas equitativamente.

En dicho consejo familiar, es importante que los chicos participen en la enumeración de las tareas que debe realizarse a diario, semanal o mensualmente, pues su iniciativa (en vez de una lista elaborada por papá y mamá) es fundamental para el éxito del plan.

También se deben elaborar planes de rotación para algunos trabajos un poco más tediosos como lavar los platos después de la comida o sacar la bolsa de la basura.

Tareas para todos

Estos son algunas de las labores que se pueden compartir entre hijos y padres, las cuales harán la vida mucho más fácil para todos en casa:

  • Antes de salir para el colegio o el trabajo, cada miembro de familia dejará su cama tendida y el cuarto en orden. Si los más pequeños aún no saben tender la cama, pueden dejar las sábanas en orden para quien la tienda.
  • Puede haber un plan de rotación para la hora de la cena así: Quien pone la mesa para comer durante una semana, ayudará a mamá o a papá con el lavado y secado de los platos a la siguiente, turnándose con los otros hermanos.
  • Picar los vegetales para la comida.
  • Limpieza de los basureros de toda la casa.
  • Tomar nota sobre detalles de mantenimiento y asegurarse de que estos sean efectuados ya sea por ellos mismos, o por papá y mamá. Tal es el caso de: reemplazo de bombillos dañados, manchas en las paredes, grifos con goteras, etc.
  • Si hay una mascota, cuidar que tenga comida y bebida y que el lugar donde permanece se mantenga limpio. Si se tiene un perro, llevarlo de paseo diariamente.
  • Cortar el césped (si lo hay) o regar las plantas de interior.
  • Los más pequeños pueden tener tareas como revisar que el gas y los fogones de electricidad estén apagados antes de irse a la cama; estar pendiente de que no queden luces prendidas en las habitaciones si no se necesitan.

Reciba gratis en su e-mail las novedades de LaFamilia.info de cada semana.

Suscribirse aquí

síguenos

fb
twitter
youtue
Instagram

logo pie

Síguenos    
fb pie tw pie youtube pie  
© 2017 Corporación CED. Colombia - all right reserved - desarrollado por Webpyme