Por LaFamilia.info – 28.03.2016

 

20162803j 

Escoger la carrera profesional es una de las decisiones trascendentales de la vida y sin duda los padres hacen parte de proceso, no obstante hay que saber hasta dónde pueden influir en dicha situación. Estas son algunas claves que debes tener en cuenta para orientar a tu hijo.


Para los chicos es un momento de dudas y miedos, además tienen sus cabezas hechas un embrollo con todos los consejos y opiniones que giran a su alrededor: “tal universidad es mucho mejor, ni pienses estudiar en ninguna otra”, “con esta profesión harás dinero, en cambio con la otra, es entregarse a la desdicha, morirás de hambre”, “esa carrera es para mediocres, para los que no saben qué estudiar”… Y así muchos comentarios que estropean los gustos de los jóvenes, teniendo en cuenta que ninguna profesión es mejor o peor que otra, cada quien tiene una vocación, una afinidad, unas habilidades; lo más sincero y coherente sería elegir aquella carrera que responda a esas realidades personales.


De ahí la importancia del papel de los padres: deben saber orientarlos sin coartarlos. Por eso es clave tener en cuenta lo siguiente:


1. Evita ejercer presión


Nunca motives a tu hijo a estudiar cierta carrera sólo porque deseas que continúe con la tradición familiar, o para que logre satisfacer una frustración personal (aquello que quisiste hacer pero nunca pudiste), o para que pueda encargase de tu empresa, o para que cumpla con las pautas que impone la sociedad. Todas estas son razones completamente inválidas, los hijos deben sentirse asesorados mas no manipulados por sus padres.


2. No lo dejes solo


Tampoco hay que irse al otro extremo: dejarlo al libre albedrío con esa encrucijada a custodia de sus aspiraciones, también es un error de los padres.


3. Asesora sin influenciar


La actitud que los padres deben tomar frente a esta situación debe ser de escucha, de apoyo, de acompañamiento, de paño de lágrimas. Nunca de jueces que imponen su voluntad por el hecho que “queremos lo mejor para nuestros hijos”, y lo “mejor” es que estudien lo que nosotros decimos. Para los chicos es muy valioso poder contar con unos padres imparciales, que se sientan amados y respaldados, buscando juntos su mejor opción.


4. Comparte tus experiencias


Los chicos valoran más de lo que imaginas las vivencias de sus papás. Así que cuéntale cuando estabas en esta misma situación: cómo fue la elección de tu carrera, cómo lo afrontaron sus abuelos, cómo fueron los primeros días de universidad, cuéntale de tus “primeros pinitos” como profesional, tus triunfos, también tus miedos, tus errores… Con estas vivencias ellos comprenderán que todos hemos pasado por lo mismo, además les brindará valentía y seguridad para tomar la mejor decisión.


5. Ferias universitarias


Es importante que los padres también se valgan del acompañamiento que hace el colegio durante el último año de estudios, el cual presta el servicio de asesorías y visitas a las universidades.

 

Si lo que todo padre sueña es que sus hijos sean realmente felices, ¿por qué no dejarlos que sigan su vocación?

 

 

Más de este tema >

Reciba gratis en su e-mail las novedades de LaFamilia.info de cada semana.

Suscribirse aquí

síguenos

fb
twitter
youtue
Instagram

logo pie

Síguenos    
fb pie tw pie youtube pie  
© 2017 Corporación CED. Colombia - all right reserved - desarrollado por Webpyme