LaFamilia.info
03.10.2011
 

 

Suena paradójico que las generaciones de niños y jóvenes que han crecido a la par de la tecnología, presenten serias fallas a la hora de hacer búsquedas efectivas en la web. Así lo revela un nuevo estudio realizado en Colombia.

 

El estudio

 

Hace poco, el diario colombiano El Tiempo publicó los resultados de un nuevo estudio realizado por el Programa Internacional para la Evaluación de Estudiantes (Pisa), el cual revela que solo uno de cada mil estudiantes de ese país es capaz de localizar información relevante en Internet y evaluar su utilidad en contextos académicos. La prueba consistió en acceder a una serie de sitios confiables donde debían comprender sus contenidos, evaluar su pertinencia e integrarlos conceptualmente en un texto, tareas que resultaron complejas para los jóvenes.

 

¿Qué ocurre?

 

Está claro que el solo hecho de “saber” navegar en la web, no asegura el éxito en la comprensión lectora de textos digitales; los chicos requieren desarrollar una serie de habilidades que van más allá de hacer clic en los primeros resultados que les arroja el buscador y copiar el texto que allí aparece.

 

El problema radica en que a los jóvenes no se les ha enseñado a buscar contendidos en la web, pues se ha partido de la suposición de que ellos nacen con esta asignatura aprendida. Pero los hechos demuestran que algunos jóvenes no son tan expertos, al menos en la búsqueda con fines académicos, puesto que se les dificulta identificar las fuentes más útiles y confiables, aparte de abstraer y comprender la información.

“Aunque los jóvenes son muy hábiles en el manejo de las redes sociales, la mayoría no aplica este dominio al ámbito académico. Por eso la necesidad de animar a los adolescentes a usar las redes para compartir y opinar sobre contenidos de actualidad que le aporten a su formación.” Opina Gerardo Tibaná, director de gestión de TIC de la Universidad del Rosario.

 

Por consiguiente surge la necesidad de incluir en el sistema educativo, un programa donde se le enseñe a los niños y adolescentes a utilizar el Internet de forma adecuada y puedan buscar, seleccionar, analizar y organizar contenidos para producir su propio conocimiento. Asimismo, se propone que los profesores hagan previamente los ejercicios, para saber qué arroja la búsqueda de un trabajo que les piden a sus estudiantes. Desde los hogares también se puede motivar a los niños y jóvenes a comparar, clasificar y analizar diferentes perspectivas a partir de las búsquedas en Internet.

 

Más allá de Google

 

Si bien los motores de búsqueda son una ayuda útil, requieren además del criterio propio para evaluar la veracidad y efectividad de los contenidos.

 

En otra fuente consultada*, una funcionaria de la Biblioteca de la Universidad de Cantabria, señala que los jóvenes de ahora son “nativos digitales” pero que no saben que “más allá de Google” hay “mucha más información”, que los bibliotecarios llaman “la Internet oculta”. Y ha explicado que, “en los primeros años de carrera y al término de esta etapa, donde se elabora el proyecto final, es importante que los alumnos sepan a dónde acudir para buscar los datos que les interesan y que estos sean académicos y relevantes”. *Europapress.es

 

En conclusión, es necesario que los jóvenes aprendan a acceder a bases de datos especializadas, a los bancos de información de medios de comunicación, a enciclopedias y bibliotecas virtuales, a las páginas de entidades gubernamentales, entre otros, pues son recursos que abundan en la web, están al alcance de cualquier persona y pueden hallar información veraz y garante. Hace falta hacer énfasis en las habilidades de comprensión de lectura, tan determinante en el desarrollo personal, escolar y laboral.

 

Fuente: El Tiempo, Europapress.es

Reciba gratis en su e-mail las novedades de LaFamilia.info de cada semana.

Suscribirse aquí

síguenos

fb
twitter
youtue
Instagram

logo pie

Síguenos    
fb pie tw pie youtube pie  
© 2017 Corporación CED. Colombia - all right reserved - desarrollado por Webpyme