Valoración del Usuario: 0 / 5

estrella inactivaestrella inactivaestrella inactivaestrella inactivaestrella inactiva
 
LaFamilia.info
30.06.2010

José-Jaime Rico Iribarne
Editorial Palabra
240 páginas

Para comprender el matrimonio debe descubrirse la verdad del amor en que se basa; no basta cualquier sentimiento para amarse ni es suficiente cualquier relación para unirse.

¿Qué hace una institución en medio de una historia de amor? ¿Es posible que el amor sea proclamado en una ceremonia, que sea objeto de un contrato y que un papel lo certifique? ¿Acaso es un sistema legal lo más apropiado para organizar el amor? El autor trata de dar respuesta a estas preguntas a partir de la necesidad humana del amor y de la débil capacidad humana para amar, para concluir que el derecho opera donde tiene sentido que lo haga, es decir, allí donde las relaciones de justicia pueden vulnerarse.

Esta escasa capacidad del ser humano para el amor adecuado tiene su paradigma histórico en la revolución sexual de la segunda mitad del siglo XX. Descubierta la posibilidad de vivir la sexualidad de un modo insospechado hasta entonces, se acusó al matrimonio de ser una institución que no sirve para organizar el amor. Desde entonces la institución matrimonial ha sufrido una profunda revisión con el propósito de ofrecer a las sociedades modernas algo mejor que una unión basada en una deuda de amor.

 

1 1 1 1 1 1 1 1 1 1 Rating 0.00 (0 Votes)

Reciba gratis en su e-mail las novedades de LaFamilia.info de cada semana.

Suscribirse aquí

síguenos

fb
twitter
youtue
Instagram

logo pie

Síguenos    
fb pie tw pie youtube pie  
© 2018 Corporación CED - all right reserved - desarrollado por Webpyme