Valoración del Usuario: 0 / 5

estrella inactivaestrella inactivaestrella inactivaestrella inactivaestrella inactiva
 
LaFamilia.info
06.06.2010

La vida moderna, al parecer, nos asfixia con conceptos nuevos y antiguos renovados. Sin embargo, cuando se trata de aquellos conceptos relacionados con los que nos caracterizan como especie superior y única, bien vale la pena volver a ellos, reexaminarlos y readoptarlos.

Hablemos de solidaridad

El término como tal ha sido recientemente muy usado, especialmente por los medios de comunicación, por los políticos y por los sistemas educativos. No obstante, la necesidad del género humano va más allá de la acepción pura que dan los diccionarios, o los medios masivos de comunicación. Necesitamos que la solidaridad se convierta en un concepto unificador de subconceptos de gran valor tales como: la gratitud, la comprensión, la justicia, la tolerancia, la interculturalidad y la adhesión a otros.

Gestación de la solidaridad

Como todo principio o valor se gesta en la célula primaria de todo ser humano: la familia. Es allí, en donde aprendemos a amar, a dar, a considerar al otro, a cooperar. De otra parte, se encuentra la segunda entidad más importante para la formación en valores de los seres humanos: la escuela. Sin embargo, por obvias razones, hoy nos detendremos en nuestro quehacer como padres en el desarrollo de la solidaridad.

Las actitudes solidarias no aparecen meramente por el “saber” intelectual sino principalmente de la sensibilidad. La sensibilidad encaminada al ejercicio de acciones concretas que trascienda el sentimiento individual y que se convierta por que no en un proyecto cultural, Se trata de crear progresivamente una conciencia solidaria, nueva en nuestros niños que lleve a una transformación de los valores habituales y de las prácticas sociales hacia la toma de una postura e intervención oportuna a favor de aquéllos que lo necesitan.

Es decir, se trata de ayudar a construir unos valores y sobre todo potenciar acciones, las cuales permitan formar valores. El punto de partida es pues, aclarar tres conceptos fundamentales.

El sujeto de solidaridad: es aquel individuo que realiza una acción solidaria. Las acciones solidarias individuales pueden ser consideradas de alto valor de manera individual. Sin embargo, la necesidad exige la construcción de valores permanentes y colectivos, para la formación de una cultura colectiva iniciada en el seno mismo del hogar, para luego transcender en el ámbito local, nacional e internacional.

El objeto de solidaridad: Se puede ser solidario en niveles diversos, tales como con un familiar, un amigo, un vecino, con un desconocido, con la región, con una raza, con una nación que está desfavorecida por algún hecho o situación de condiciones inferiores y/o condiciones mínimas de los derechos humanos elementales.

Los factores que demandan solidaridad son de diverso tipo: la pobreza, la salud, la educación, la libertad, los derechos humanos, la participación, el uso y tenencia de la tierra, la discriminación de cualquier índole, los recursos naturales, la justicia entre otros.

Actividades que pueden contribuir a la formación del concepto

La vida familiar se caracteriza por el compartir momentos importantes generadores de diálogo, de sensibilidad y de amor. Dentro de estos espacios naturales y/o creados para tal fin se sugieren las siguientes actividades:

Confeccionar una tabla familiar que debe ser rellenada de manera individual y deberá ser socializada según hábitos familiares. Ejemplo:

FUI SOLIDARIO CON
PORQUE
   
   
   
  • Escuchar en familia las noticias locales e internacionales y proponer un ejercicio sencillo en el cual los niños expresen algunas ideas solidarias para la resolución de la situación objeto de conversación y desde luego, traducirlas en acciones solidarias de acuerdo con las posibilidades de cada familia. Deberá enfatizarse en la idea que siempre hay una posibilidad y que esta demanda gran sensibilidad y en algunas ocasiones mucho esfuerzo.
  • La lectura de textos se constituye en una herramienta crucial en la formación de conceptos. Se proponen las siguientes como modelo.

Lectura N° 1
“En un mundo que no sólo perpetúa sino que también aumenta la brecha de desigualdades sociales, la conciencia humana va abriéndose cada vez más a la exigencia de solidaridad, quizá la categoría ética que mejor sintetiza las aspiraciones de la humanidad en estos momentos. En efecto, ese hacerse responsable del otro, en una sociedad de relaciones asimétricas, sintoniza perfectamente con las aspiraciones de nuestro mundo”.

Lectura Nº 2
“Según los sociólogos, uno de los elementos más importantes para explicar el deseo de diferencia y de distancia de los jóvenes respecto a sus padres. es la difícil inserción laboral. Los jóvenes sostienen que el trabajo como elemento de autonomía respecto a los padres) es el valor más importante. Y el trabajo se les es negado en una sociedad que deja miles de jóvenes que no estudian. Hacen lo que pueden con las consecuencias sociales ‘ sociológicas que ello trae”.

Lectura N° 3
“El planeta dispone de recursos suficientes para alimentar con holgura a todos sus habitantes e incluso para afrontar un crecimiento poblacional sostenido durante cierto tiempo. Sin embargo, 540 millones de personas no ingieren en estos momentos los alimentos suficientes y más de 1 .000 millones, según el Banco Mundial, carecen de poder adquisitivo para garantizar una nutrición adecuada. La creciente desigualdad causará enormes migraciones, de modo que la inseguridad alimentaria se convertirá en la principal causa de tensión social y política de este siglo, según expertos de diferentes países reunidos en Barcelona para redactar una declaración universal de los derechos alimentarios del hombre”.

  • Reflexionar en nuestros hábitos no solidarios cotidianos, proponiendo algún tipo de mecanismo para erradicarlos de nuestras familias.

No cabe duda que la necesidad mundial demanda seres solidarios internacionalmente para nuestra propia supervivencia y la paz mundial.

Reflexión

¿Qué sentimos al leer la siguiente canción? ¿En qué nos sentimos identificados? ¿Qué carencias notamos en nosotros? ¿Con quienes se es solidario en esta canción?

LA SOLIDARIDAD

Mantener siempre atentos los oídos
Al grito de dolor de los demás
Y escuchar su llamada de socorro
Es solidaridad.
Mantener la mirada siempre atenta
Y los ojos tendidos sobre el mar
En busca de algún náufrago en peligro
Es solidaridad.
Entregar por amor la vida
Es la prueba de mayor amistad
Es vivir y morir por Jesucristo
La solidaridad.
Sentir como algo propio el sufrimiento
Del hermano de aquí y del de allá
Hacer propio la angustia de los pobres
Es solidaridad.
Llegar a ser la voz de los humildes, convertirse uno mismo en mensajero del abrazo sincero y fraternal es solidaridad.
(Fragmentos de la canción).

“Llevadera es la labor cuando muchos comparten la fatiga”.
Homero

“Si puedo evitar que un corazón sufra, no viviré en vano; si puedo aliviar el dolor en una vida, o sanar una herida o ayudar a un petirrojo a encontrar su nido no viviré en vano”.
Emily Dickinson.

Una publicación del programa “Inspiración”.

1 1 1 1 1 1 1 1 1 1 Rating 0.00 (0 Votes)

Reciba gratis en su e-mail las novedades de LaFamilia.info de cada semana.

Suscribirse aquí

síguenos

fb
twitter
youtue
Instagram

logo pie

Síguenos    
fb pie tw pie youtube pie  
© 2017 Corporación CED. Colombia - all right reserved - desarrollado por Webpyme