Valoración del Usuario: 0 / 5

estrella inactivaestrella inactivaestrella inactivaestrella inactivaestrella inactiva
 
 
EFE - LaFamilia.info
 

 

Además de los trastornos ya conocidos como la anorexia, ortorexia y bulimina, han aparecido nuevos desordenes de la conducta alimentaria que tienen atrapados a algunos los jóvenes, quienes con tal de atender las exigencias de la sociedad, hacen hasta lo imposible para lograr el cuerpo soñado.

 

Antonio Villarino Ruiz, doctor en Ciencias Químicas y catedrático de Bioquímica en la Universidad Complutense de Madrid donde ejerce como profesor de Nutrición, realiza una panorámica sobre estos trastornos en su manual Controversias sobre los trastornos alimentarios que publicó el Instituto de Trastornos Alimentarios de Barcelona. El especialista considera que “nuestro ritmo de vida actual, reñido con buenas pautas alimentarias, y los modelos estéticos impuestos, nos precipitan a una situación cada vez más grave y difícil”.

 

Por eso la necesidad de fortalecer el carácter y la voluntad en los hijos, además fomentar su autoestima, autoaceptación y seguridad propia; todo esto acompañado de hábitos saludables que deben impartirse en el hogar.

 

Es importante también que los padres estén informados sobre los trastornos actuales con el fin de estar alertas a posibles síntomas en los hijos. El experto hace alusión a los siguientes:

 

Permarexia

 

Trastorno de la alimentación relativamente moderno donde la persona piensa que todo lo que come engorda y eso le lleva a probar diferentes dietas, muchas de ellas poco saludables, las llamadas “dietas milagro”. Hay expertos que consideran que es el paso previo a la anorexia o a la bulimia. Se trata de un trastorno típicamente femenino presionado por los cánones de belleza actuales dominados por la figura esbelta.

 

Algunos de sus síntomas:

- Contar calorías constantemente o mirar las etiquetas nutricionales de forma obsesiva son algunos de los síntomas.

- Consumo constante de suplementos polivitamínicos, diuréticos o alimentos dietéticos, como productos milagro.

- Si se han hecho más de tres dietas al año para bajar de peso la situación es preocupante.

- Fluctúan de peso constantemente. Aparecen las “dietas yoyo” en las que el individuo gana al final más peso del que pierde, lo que se llama efecto rebote.

- A diferencia de la ortorexia (obsesión por la comida sana), estas personas se obcecan por el contenido calórico sin importarles las características nutricionales de los alimentos.

 

Bulimarexia

 

Es un proceso que alterna situaciones de hiperactividad y negaciones a comer, típicas de la anorexia, con atracones y purgas clásicas de la bulimina. Las mujeres jóvenes suelen ser las más afectadas.

 

Sequedad en la piel, trastornos hormonales y cardiopatías son los problemas que aparecen en los primeros estadios de esta conducta. La presión social, las modas y la personalidad del individuo son los factores desencadenantes.

 

Potomanía

 

Deseo frecuente de beber gran cantidad de líquido de forma compulsiva y sensación de placer. También denominada polidipsia psicológica. A veces se asocia a la anorexia ya que beben agua para tener sensación de saciedad.


Superar los 4 litros diarios puede llevar a una hiperhidrosis grave en especial si se hace en un corto periodo.


Drunkorexia - Ebriorexia


Es un trastorno que crece entre los jóvenes; la idea es no comer para poder seguir bebiendo. La drunkorexia es una enfermedad que mezcla la anorexia y el alcoholismo.


Los afectados reemplazan las calorías de la comida por las que aportan las bebidas.


Suelen estar muy informadas de la cantidad de calorías de los alimentos y de las bebidas, pero no conocen la proporción y equilibrio de los nutrientes.



Diabulimina


Trastorno de la conducta que se gesta en personas recién diagnosticadas de diabetes tipo 1 y que requieren tratamiento crónico con insulina.


La pérdida de peso como consecuencia del desequilibrio hormonal antes del diagnóstico y la recuperación posterior del peso gracias a la dieta y a la insulina, puede llevar a algunas personas a rebajarla dosis de insulina para bajar kilos.


Con los niveles de glucosa elevados en sangre, la aparición de una cetoacidosis diabética es muy probable y hay riesgo de un coma, además de problemas neuropáticos, afectación en ojos, fallos renales…


No aparecen vómitos ni atracones como en la bulimia.

 

Sadorexia

 

También se conoce a este trastorno como “dieta del dolor”. Procede de la anorexia, bulimia y ortorexia combinado con un maltrato corporal y empleo de métodos de adelgazamiento masoquistas. Se emplea para llegar a una delgadez extrema con consecuencias catastróficas.

 

Perfil: personas con baja autoestima, deprimidas, que buscan la perfección y desean alcanzar lo imposible, lo que les puede llevar a la muerte.

 

Síndrome del comedor nocturno

 

Se caracteriza por la ingesta por la noche de más del 25% del total de calorías que hay que tomar a diario, falta de sueño y anorexia matutina, poca o nula ingesta de alimentos en el desayuno.

 

- A la anorexia matutina le acompaña una hiperfagia (comer en exceso) en la tarde-noche con alta ingesta calórica después de la cena.

- Ansiedad y tensión a la hora de ir a dormir.

- No conlleva los efectos de la bulimia (vómitos, laxantes, diuréticos) o del trastorno por atracón (las tomas son pequeñas cantidades).

- Se da en personas con baja autoestima y depresión y se puede considerar también un trastorno del sueño, además de ir unido al síndrome de piernas inquietas, apnea y sonambulismo, incluso puede acarrear un aumento de peso.

 

Síndrome del descontrol alimentario

 

Es una forma incompleta de bulimia. Se trata de atracones pero sin conductas compensatorias o purgativas y con menos alteración perceptiva del propio cuerpo. Más común entre mujeres jóvenes, también en personas obesas.

 

 - Se relaciona la ingesta rápida de una cantidad de alimento importante con una sensación de falta de control. Varias veces por semana.

- No se realizan prácticas purgativas.

- Se come sin hambre hasta sentirse desagradablemente lleno y se hace a solas por vergüenza, depresión o sentimiento de culpa.

 

1 1 1 1 1 1 1 1 1 1 Rating 0.00 (0 Votes)

Reciba gratis en su e-mail las novedades de LaFamilia.info de cada semana.

Suscribirse aquí

síguenos

fb
twitter
youtue
Instagram

logo pie

Síguenos    
fb pie tw pie youtube pie  
© 2017 Corporación CED. Colombia - all right reserved - desarrollado por Webpyme