Valoración del Usuario: 1 / 5

estrella activaestrella inactivaestrella inactivaestrella inactivaestrella inactiva
 

ABC.es – 29.06.2015

 

20152906s 

 

Por preferir la medicina natural o por diversas creencias, cada vez hay más padres que deciden libremente no vacunar a sus hijos. Y es una realidad que prende las alarmas cuando se producen casos como el niño hospitalizado en Barcelona tras diagnosticarle difteria, una enfermedad que no se registraba en España desde hace 28 años.


El debate sobre los beneficios de las vacuna se abre de nuevo para algunos sectores de la población. En una nota del diario ABC de España, el doctor Amós José García, médico y presidente de la Asociación Española de Vacunología (AEV), explica que «hace cincuenta años la población enfermaba por enfermedades transmisibles como la difteria o la polio. Gracias a las vacunas, esas enfermedades ya no se producen. Ahora enferman por enfermedades de tipo crónico y degenerativo derivadas de nuestros estilos de vida».


Sin embargo, hay ciertos grupos de población que han decidido no vacunar a sus hijos. Algunos de estos grupos, que se denominan «Grupos para la Libertad vacunal», argumentan que las vacunas pueden tener efectos adversos y dudan de su seguridad. «Las vacunas están superinvestigadas —defiende el doctor Francisco Álvarez, secretario del Comité Asesor de Vacunas de la Asociación Española de Pediatría (Aeped)—. Pueden tener efectos secundarios muy leves. Solo se produce un caso de una reacción alérgica grave por cada millón dosis administradas».


Nunca bajar la guardia


No sólo se trata de proteger a una persona para que no sufra enfermedades, sino también de ofrecer una garantía sanitaria y seguridad a toda la población. «Con las vacunas incluso se ha conseguido erradicar una enfermedad en el mundo como la viruela, ese virus ya no circula. Y estamos consiguiendo también erradicar la polio en algunas regiones del mundo», afirma el doctor Álvarez.


Por eso, hay que continuar vacunando y nunca bajar la guardia. «Muchas de las enfermedades frente a las que vacunamos en España —dice el secretario del comité de vacunas— son todavía frecuentes en otros países del mundo por lo que tanto los viajeros procedentes de esos países como los españoles que viajan al extranjero podrían introducir la enfermedad de nuevo en nuestro país».


¿Qué ocurriría en un mundo sin vacunas? El doctor Álvarez así lo explica: «Las vacunas no son obligatorias sino voluntarias, pero si las personas dejaran de vacunarse, estaríamos indefensos frente a estas enfermedades pudiendo aparecer brotes o epidemias con cientos o miles de casos. Cuando nos vacunamos estamos protegiéndonos a nosotros mismos y también a aquellas personas que por no poder ser vacunadas (alergias graves, inmunodeficiencias, enfermedades graves....) están más expuestas y tienen mayor riesgo. Si todos nos vacunamos, creamos una barrera de personas inmunes que impiden la circulación del agente infeccioso».

 

Fuente: ABC.es

 

Más de este tema >

 

1 1 1 1 1 1 1 1 1 1 Rating 5.00 (1 Vote)

Reciba gratis en su e-mail las novedades de LaFamilia.info de cada semana.

Suscribirse aquí

síguenos

fb
twitter
youtue
Instagram

logo pie

Síguenos    
fb pie tw pie youtube pie  
© 2017 Corporación CED. Colombia - all right reserved - desarrollado por Webpyme