Valoración del Usuario: 1 / 5

estrella activaestrella inactivaestrella inactivaestrella inactivaestrella inactiva
 

 

Por Regino Navarro Ribera/LaFamilia.info – 23.03.2018

 

Foto: Freepik 

 

Sexo, genero, ideología de género, equidad de género... son conceptos muy utilizados en la actualidad, pero algunas veces generan cierta confusión. Las siguientes ideas aclaran dichos conceptos:  

 

1. El género masculino y el género femenino son dos formas de existir del género humano. Ambos tienen el mismo valor y dignidad.

 

2. El sexo, la biología sexual, es la base del género. Es el componente principal que condiciona los demás aspectos.

 

3. Sobre esta realidad sexual se ha ido construyendo lo largo de la historia el componente cultural del género, conformando unos estereotipos masculinos y femeninos, que no siempre responden a condiciones de equidad. Tanto el machismo como el feminismo radical no tienen en cuenta la igualdad esencial de los géneros.

 

4. A lo largo de la historia y también actualmente, el género femenino ha sido discriminado en términos personales, familiares y sociales, lo que plantea un urgente proceso de reeducación y un replanteamiento de equidad de género.

 

5. Es importante y urgente diseñar y construir formas existenciales de cultura masculina y femenina que potencialicen las riquezas diversas de cada sexo, creando así una sinergia que beneficie a varones y mujeres.

 

6. La educación de cada persona debe tener en cuenta la igualdad esencial de todos los seres humanos, y la diversidad sexual de cada género. Urge desaprender comportamientos pertenecientes a estereotipos machistas y feministas, y adquirir en cambio una mentalidad, unas actitudes y unos comportamientos de equidad de género. 

 

7. La ideología de género, que es una propuesta distinta, propugna construir el género según elección de cada individuo, con independencia del sexo de cada persona. Cada individuo elije el género que considere más apropiado para él.

 

8. Tiene el peligro de distorsionar la realidad sexual, pues rompe la alineación entre biología, psicología y sociología de cada persona.

 

9. La identidad sexual, aunque tiene como base el sexo, es un proceso de afirmación personal, realizada principalmente en la primera década de vida, en el que influyen el ambiente, la educación, los modelos, las tendencias internas…y que debe llevar a una auto-integración de los elementos sexuales corporales con los adquiridos. Cualquier acompañamiento en este proceso se debe hacer con un gran respeto por la libertad personal.

 

10. La sociedad debe promover la comprensión, tolerancia e inclusión de todas las personas, con independencia de su identidad sexual, respetando siempre las normas que conducen a una convivencia sana. 

1 1 1 1 1 1 1 1 1 1 Rating 0.00 (0 Votes)

Reciba gratis en su e-mail las novedades de LaFamilia.info de cada semana.

Suscribirse aquí

síguenos

            

logo pie

© 2018 Corporación CED - all right reserved - desarrollado por Webpyme