40 cosas que puedes hacer para vivir la Cuaresma

cuaresma
Imagen de Freepik.com

Desde no criticar a los conductores con los que nos cruzamos a llamar a alguien con quién hace tiempo que no hablamos. Estas son 40 pequeñas acciones para vivir estos días de Cuaresma.

Se puede hacer una cada día, o varias, o hacer un calendario de Cuaresma.

  1. Llamar a alguien a quien hace tiempo que no llamas. No escribir un mensaje, no. Llamar y dedicar unos minutos al menos a escuchar a esa persona que hace tiempo que no atiendes.
  2. Dar el dinero del café. A un pobre, a la parroquia o a una comunidad monástica a través de un donativo. (O invitar a un café al pobre de tu parroquia).
  3. Rezar un misterio del Rosario. (o dos, o todo el Rosario).
  4. Subir por las escaleras. Siempre que se pueda y la salud lo permita.
  5. Ir a Misa.
  6. Apartar el móvil en las comidas.
  7. Rezar un AveMaría por la persona que hemos criticado.
  8. Dar las gracias a quien te atienda en el supermercado.
  9. Dejar una propina en el bar del desayuno (o de la comida).
  10. Leer el Evangelio del día y meditar.
  11. No maldecir al conductor de enfrente (ni a su familia). Una manera muy práctica de ejercitar la paciencia.
  12. Terminar de trabajar a la hora. Y atender a la familia en casa.
  13. No tomar un postre.
  14. Invitar a un amigo a una acción de caridad. Si no acude, no pasa nada, es libre de no hacerlo.
  15. Rezar el Via Crucis. Una práctica de piedad muy unida a la Cuaresma que puedes rezar en casa, incluso.
  16. Cambiar un día el capítulo de la serie por una hora de lectura.
  17. Ordenar la habitación, o la cajonera.
  18. Rezar un Padrenuestro por el Papa.
  19. Donar una prenda de ropa (o entregar el dinero que hubiéramos destinado a una compra de ropa a una obra de caridad).
  20. Acudir a dar una cena o una comida a un comedor de caridad. Solo o con la familia.
  21. Hacer un retiro espiritual. Lo más top de la Cuaresma porque une oración, penitencia y limosna de tiempo.
  22. Arreglar ese mueble, electrodoméstico, bicicleta… y evitar una compra innecesaria. (Si es de alto nivel u tema eléctrico, mejor llama a un profesional).
  23. Limpiar los vasos que utilices, en el trabajo, en casa.
  24. Sacar el friegaplatos o lavavajillas (antes de que lo haga otra persona de la casa).
  25. Saludar a los vecinos, también a la familia antipática del final del pasillo (en su defecto, a los compañeros de trabajo menos agradables).
  26. Rezar cinco minutos en silencio. Si ya lo haces, alarga cinco minutos más.
  27. No protestar de la temperatura ambiental, lluvia o viento.
  28. Acudir a la Confesión. Si lo hacemos de manera frecuente, hacer una confesión general.
  29. Celebrar bien, y con los demás, las fiestas que caigan en este tiempo.
  30. Felicitar / agradecer la tarea de un compañero de trabajo.
  31. Regalar a alguien algo personal que nos gusta demasiado: un jersey, unos pendientes, un cuaderno o un bolígrafo. Algo nuestro con lo que pensamos que “no podemos vivir sin ello”.
  32. Hacer un pequeño examen de conciencia por la noche.
  33. Invitar a comer a tu casa al párroco de tu parroquia.
  34. Tomar una copa/cerveza menos en una fiesta.
  35. Ver una película o serie que te ayude a vivir la Cuaresma. The Chosen es una buena opción.
  36. Regalar un libro que ayude a rezar a otra persona. (Válido para libros electrónicos).
  37. Rezar el Ángelus o alguna oración pequeña (es muy útil ponerse una alarma en el móvil).
  38. No coger el móvil en una tarde y escuchar a los que viven con nosotros.
  39. Hacer “ayuno intermitente” de redes sociales.
  40. Acudir en peregrinación a un santuario de la Virgen para pedir que nos ayude en este tiempo.

 

Te puede interesar: 10 cosas que debemos recordar en Cuaresma

*Por omnesmag.com

Lafamilia.info –
abril 19, 2024
La lectura es una habilidad fundamental que no solo enriquece el intelecto, sino que también alimenta la imaginación y fomenta el desarrollo emocional en los niños. Sin embargo, en la...
Lafamilia.info –
abril 19, 2024
Nuestros niños cada vez son más citadinos, tecnológicos y ajenos a los entornos naturales. Tal vez hemos olvidado los beneficios de la naturaleza en su desarrollo.

Te puede interesar: