El respeto que les debemos a nuestros hijos

LaFamilia.info – 14.08.2008

respeto

Muchas veces los adultos actuamos con prepotencia ante los chicos y escudados en nuestra edad y experiencia, olvidamos que ellos, como seres humanos, tienen todo el derecho a recibir el respeto que cualquier persona se merece.

 

El hecho de ser  pequeños en edad y estatura no justifica sentirse despreciados y humillados cuando se les habla con grosería y abuso de autoridad. Un hogar donde los padres irrespetan a sus hijos en el trato diario, es un hogar donde poco se puede esperar del respeto que tendrán los pequeños en el futuro hacia ellos mismos, su familia y hacia el resto de la sociedad.

 

Todo padre debe preguntarse si trata a sus hijos con el mismo respeto con que trata a los adultos. La autoridad sobre los hijos debe estar totalmente desligada a los insultos y a la tortura psicológica. Actuar así es la mejor manera de levantar barreras de comunicación con los niños y crear doble estándares de educación: por un lado se le exige que respete a sus amigos y a los adultos, pero por otro lado ve que no es respetado en su propio hogar.

 

Es por esto importante reflexionar sobre nuestra actitud y la forma como actuamos al educar a nuestros hijos. Una cosa es decir: “Carlos, no seas cochino ¿cuándo vas a dejar de comer como un cerdo?”a: “Carlos, debes comer con la boca cerrada y usar tus cubiertos”.

 

Las groserías al regañar al niño también deben ser evitadas a toda costa. ¿Cómo reaccionaría usted como padre si el niño le contestara con las mismas ’palabrotas’ que usted le dijo al regañarlo? Recuerde: se puede ser muy firme y trasmitir autoridad sin necesidad de emplear palabras soeces y expresiones desagradables contra los hijos.

 

Ventajas del respeto hacia los hijos

 

El respeto genera respeto: Si en el hogar se respira un ambiente de respeto entre los padres y de los padres hacia los hijos, éstos no tendrán otros patrones para actuar de forma diferente

Se generan actitudes de colaboración: Al pronunciar una frase amable para pedirles alguna cosa, en vez de una orden autoritaria y cargada de reproches, se genera en los niños sentimientos de agradecimiento que les anima a identificarse y colaborar con la persona que en vez de mandar, pide, recuerda y sugiere. Al igual que los adultos, los niños responden según los estímulos que reciben y se adaptan al trato recibido.

Evita sentimientos negativos hacia los otros: Al ser maltratado, el niño siente aversión hacia las personas que han abusado de él.

 

Cómo ser respetuosos con ellos

 

Hay varias formas de mostrarles respeto a los hijos. Estas son algunas sugerencias:

Ofrecerles opciones cuando es apropiado, y luego respetar y seguir sus decisiones.
Muestre confianza en las capacidades de cada hijo.
Explique las razones detrás de las reglas o de las decisiones del adulto.
Escuche y valore lo que él o ella tenga que decir, así sea insignificante.
Nunca lo trate con groserías ni lo martirice psicológicamente. Evite frases como: ‘Cállate, tu no sabes nada’.
Si le va a llamar la atención, trate de hacerlo a solas, pero si es inevitable, no lo haga de una forma que lo humille delante de los que están presentes.

Fuentes: padresycolegios.com, padresehijos.org, pbs.org

 

Lafamilia.info –
octubre 24, 2023
Revista Misión - 10.11.2023 Natalia Barcáiztegui: “Hoy nos encontramos con adolescentes de 23 años” Natalia Barcaíztegui experta en educación afectivo-sexual en adolescentes y autora del libro Sexualidad en la generación del rollo...
Lafamilia.info –
octubre 19, 2023
Revista Misión - 6.11.2023 Imagen de Freepik Existen sólo dos sexos. ¿Seguro? Esta es la duda que la ideología de género, alimentada por la propaganda masiva, ha logrado sembrar en...

Te puede interesar: