Empantallados.com - 09.04.2018

Foto: Freepik

ThisCrush es la red social que está triunfando entre los adolescentes. Su formato no es tan novedoso, se parece bastante a Ask.fm, ya que su éxito se basa en la comunicación entre usuarios bajo el anonimato.

 

LaFamilia.info - 29.01.2018

 

Foto: Freepik 

 

En la entrega pasada publicamos 11 Videojuegos muy populares que no deberías tener en casa, pero por fortuna, la industria también ha desarrollado unos buenos videojuegos que les permiten a los chicos entretenerse, aprender y desarrollar habilidades. Estos son los que expondremos a continuación. 

 

Como explicamos en artículo anterior, Interaxion le brinda a los padres una guía con la valoración de algunos de los videojuegos más vendidos del año, para lograr así un estilo de vida de juego seguro o "Play It Safe". En esa guía también presenta opciones positivas y por eso no queríamos dejarles solo los videojuegos inapropiados, pues también existen unos recomendados.

 

Así que los siguientes han sido catalogados por la entidad como “Recomendados para todos”, ya que no presentan especiales inconvenientes de contenido o complejidad.

 

Por supuesto, aunque sean buenos juegos, los padres deben controlar el tiempo.

 

 

The Legend of Zelda: Breath of the Wild

Plataformas Switch, Wii

Una de las series más icónicas de Nintendo da con este título un paso agigantado para acercarse a las versiones modernas de los juegos de mundo abierto. Una de las virtudes que algunos críticos atribuyen al juego, es que incluye muchos detalles interesantes referentes a la supervivencia de Link, como la necesidad de tomar una decisión ante una tormenta inminente, o la posibilidad de escalar o no una terrible montaña. Sin duda alguna, estamos delante de uno los primeros títulos que marcará la pauta en el recién estrenado Nintendo Switch.

 

 

 

 

 

 

 

Horizon Zero Dawn

Plataformas PS4

Esta es una gran opción para los amantes de los juegos de mundo abierto. Nuestro personaje, que ha sido arrancado de su tribu en el momento de nacer, deberá combatir una infinita cantidad de enemigos –en su mayoría máquinas o robots- para ir haciéndose camino en la vida. Sin embargo, los padres de familia deben tener en cuenta que lo que hace interesante a este juego es lo mismo que lo hace complejo: un mapa enorme, la fantasía épica, la gran cantidad de personajes, el aire mitológico que se respira. Es por eso que un jugador demasiado joven puede sentirse fácilmente desorientado.

 

 

 

 

 

The Last Guardian

Plataformas PS4

La historia, ambientada bajo una especie de aura mitológica, exige al jugador una continua actitud de exploración, que en muchos casos requerirá la entrada en acción de Trico, la inmensa bestia que irá demostrando a lo largo del juego diversas habilidades. Un título muy interesante para chicos y grandes, que puede suscitar en familia diálogos al respecto del valor de la amistad. 

 

 

 

 

 

 

 

The Witness

Plataformas PS4, Windows

Este juego es una gran opción para pequeños y grandes, porque supone un desafío continuo, que invita a la creatividad y al uso de la lógica para resolver problemas. Además, el hecho de que no sean simples puzzles aislados, sino que estén insertados dentro de una narrativa más global, hace que el juego gane mucho en interés y crezca la satisfacción por descifrar las respuestas.

 

 

 

 

 

 

 

 

WipEout: Omega Collection

Plataformas PS4

Este título ofrece la recopilación de tres juegos: WipEout HD, WipEout Fury y WipEout 2048. Como buen juego de carreras ofrece a los usuarios todo tipo de modalidades: contrarreloj, competencias de varias vueltas, y alguna que otra trayectoria que quizá no sería posible en la vida real. El juego mezcla de modo notable el carácter futurista y la competitividad. Además, los gráficos están muy bien conseguidos y la dosis de adrenalina que ofrece dejará muy satisfechos a los amantes de la velocidad.

 

 

 

 

 

 

Rocket League Collector´s Edition

Plataformas PS4, Xbox

¿Un partido de fútbol, jugando sobre automóviles, en un estadio gigante? Suena tan fantasioso que puede perder encanto. Sin embargo, esta aparente simplicidad es lo que convierte el juego en una opción sumamente atractiva para aquellos que gustan de los deportes, las carreras o competencias en general. El deseo de ganar y la posibilidad de pasarse un rato muy divertido con la familia o los amigos, dos grandes alicientes para disfrutar este creativo videojuego. 

 

 

 

 

 

 

 

Lego Worlds

Plataformas Switch, PS4

Este juego es una especie de “caja de arena”, en el que los usuarios tienen la oportunidad de crear e interactuar con todo lo que implica el mundo Lego: construir edificios, ciudades, mundos. También podrán trabajar con diferentes personajes y resolver acertijos que les permitirán tener acceso a más beneficios. Por muchas generaciones, la marca Lego les ha ofrecido a los niños la posibilidad de crear y construir todo lo que su imaginación les permita. Ese espíritu es el mismo que se plasma en este videojuego, con el aliciente de que algunas de las herramientas necesarias para construir esos mundos infinitos deben ser obtenidos a manera de recompensa, lo cual rompe un poco la posible monotonía en que podría caer.

 

 

 

Just Dance 2017

Plataformas Wii, PS4

Uno de los juegos de baile por excelencia sigue evolucionando con más canciones y modos de juego que nunca, destacando la inclusión de la modalidad online “World Dance”, que permite competir con personas en otros lugares del mundo. Este título sigue destacando por explotar las posibilidades de cada plataforma para detectar los movimientos con mando o mediante sensores. Es ideal para un rato de reunión con amigos o parientes, porque la diversión está garantizada. Sin embargo, un detalle que los padres deben tener en cuenta es que algunas de las canciones disponibles hacen referencias sexuales, y los atuendos de algunos personajes femeninos también evocan el estilo sugerente con el que se visten algunas artistas famosas. Esto puede ser una buena ocasión para hablar con los más jóvenes, y reflexionar con ellos sobre lo positivo y lo negativo que puede ofrecer el mundo del espectáculo. También habrá que estar atento con los más chicos, porque el juego permite realizar compras online.

 

 

FIFA 17

Plataformas PS4, Xbox

Otro año más, otro FIFA. La diversión siempre garantizada, pero cada vez con un realismo mayor y unas opciones de juego más avanzadas. La gran novedad de esta entrega es el modo de juego llamado “The Journey” (el Viaje), en el que el jugador asumirá el papel de Alex Hunter, una joven promesa que sueña con dar el salto al fútbol profesional. Esta modalidad da a FIFA un elemento totalmente distinto, con una carga emotiva fuerte, y que seguramente atrapará a todos los amantes del juego.

 

 

 

 

 

 

Mario Kart 8 Deluxe

Plataformas Switch

Esta versión para Switch es una mejora del juego que se desarrolló para Wii en el 2014. Para los que no conozcan el título, Mario Kart es una de las franquicias más populares protagonizadas por el famoso plomero, en el que una gran cantidad de personajes de Nintendo se desafían unos a otros para descubrir quién es el más hábil piloto de carreras, teniendo en cuenta que en competencia está permitido utilizar alguna que otra bomba o poder similar para ralentizar un poco el andar de los demás concursantes. Este juego, un clásico desde todo punto de vista, garantiza horas y horas de diversión para chicos y grandes.

 

 

 

 

 

 

 

Paper Mario Color Splash

Plataformas Wii

Sabemos que el personaje de Super Mario es inagotable y que con él caben todos los retos posibles. Pues bien, esta vez no será la excepción. La trama del juego incluye enfrentarse a algunos enemigos (los que están robando el color) y también la resolución de algunos acertijos, que obligarán al consumidor a ser un poco creativo para seguir adelante en la historia.

 

 

 

 

 

Más de este tema >

 

Empantallados.com - 20.11.2017

 

Foto: Freepik 

 

Por desconocimiento o por omisión, nuestros hijos pueden llegar a publicar ciertos datos en sus redes sin percatarse de las consecuencias que esto les puede traer, tanto a ellos como a toda la familia. Desde empantallados.com nos comparten esos datos que no hay que publicar nunca en las redes sociales para que las compartas con tus hijos. 

 

Nombre y apellidos completos. Por una cuestión de seguridad, cuanto menos información real sea pública, mejor. Se recomienda no poner el nombre y los dos apellidos en redes sociales, y por supuesto, jamás ponerse de nickname el nombre y apellidos.

 

La fecha completa de nacimiento. Al hacer pública la fecha de nacimiento, si ya tienen también el nombre y apellidos de nuestro hijo, puede ser totalmente vulnerable al robo de identidad.

 

Fotos con ubicaciones muy concretas, utilizar mejor ubicaciones genéricas. Que nuestro hijo haga público el lugar concreto en el que se encuentra en ese preciso momento, puede suponer un peligro. Es mejor comentarle que use ubicaciones más genéricas, por ejemplo, si está en un “Restaurante X”, recomendarle que use una ubicación menos concreta como puede ser el barrio donde se encuentra. Y desactivar la geolocalización al publicar.

 

La dirección de casa. Ningún desconocido debe saber esto, es algo que solo deben conocer amigos y familiares, por lo que no hay necesidad alguna de hacer pública esta información en redes sociales.

 

Datos personales como el número de identificación o la matrícula de un auto. Esta es una información de carácter sensible por lo que debe ser totalmente privada, ya que si alguien hace un uso delictivo de ella puede ocasionar un gran problema. En caso de compartir una foto en la que aparezca por ejemplo un auto, siempre se debe pixelar o tachar la matrícula.

 

Imágenes en las que aparezcan nuestros uniformes del colegio. Puede parecer un detalle sin importancia, pero esto supone dar una información tan concreta como el lugar en el que nuestro hijo pasa 8 horas diarias. Con una foto del uniforme, cualquiera puede buscar el nombre del colegio y su dirección.

 

Fotografías de momentos íntimos y personales. Alguien puede hacer un mal uso de estas imágenes, y como dice el refrán, es mejor prevenir que curar.

 

Fotos de nuestros hermanos o amigos menores de edad sin permiso de mamá y papá. Es importante que nuestro hijo sepa que no puede usar imágenes de otras personas sin permiso de estas, o en caso de menores de edad, de sus padres.

 

Nuestro número de teléfono, ni el de móvil ni el de casa. Cualquiera puede ver el número de teléfono y hacer un uso abusivo de llamadas telefónicas o cometer un delito de acoso o amenazas.

 

No publicar que estamos solos en casa o que estamos de vacaciones. Esto es abrir la puerta de par en par a los malintencionados. Muchos ladrones localizan a sus víctimas de robo a través de mensajes como estos en redes sociales, por lo tanto nunca se debe publicar que no hay nadie en casa.

 

No publicar aquello de lo que me avergonzaría si lo viese mamá/papá. Nada más que añadir.

 

Más artículos de este tema >

 

Colaboración FamiliyandMedia.eu – 09.03.2018


Foto: Sean Parker en conferencia por Axios 

Durante una conferencia organizada por Axios en el National Constitution Center de Filadelfia (USA), Sean Parker, cofundador de Napster y primer presidente de Facebook, ha declarado que "Facebook se aprovecha de la psicología humana y sólo Dios sabe lo que le está haciendo al cerebro de nuestros hijos".

 

Javier Lozano / ReL  - 30.10.2017

 

 
Catherine L'Ecuyer - Foto: gestionandohijos.com

 

 

Catherine L´Ecuyer es una de las grandes divulgadoras en temas de educación, su libro Educar en el Asombro es best-seller y Educar en la Realidad ya va por su quinta edición. Esta canadiense madre de cuatro hijos, es una firme defensora del juego en los niños y critica que se les quiera convertir en adultos antes de tiempo. "Necesitan menos pantallas y más realidad", insiste.

 

Sus tesis son revolucionarias precisamente porque beben de las verdades de siempre. Y realizó este camino desde la empresa y gracias a su experiencia como madre, pues la familia es una escuela de vida.

 

El portal Religión en Libertad ha hablado con la escritora y aquí compartimos apartes de la entrevista:

 

- ¿Cómo llega una mujer proveniente del mundo de la empresa a convertirse en uno de los referentes en divulgación de temas de educación?

 

Excelente pregunta, no es algo que haya buscado. Trabajaba en consultoría de alta dirección y la pregunta que me hacía a diario era: ¿qué es lo que motiva a las personas a trabajar y a aprender en las organizaciones? Tras haber auditado la cultura empresarial de unas 40 empresas, llegué a la conclusión que las palancas de motivación internas y trascendentes (de servicio) tenían más relevancia que las palancas externas. Cuando tuve a mis hijos, dejé de trabajar a tiempo completo, los escolaricé relativamente tarde y mi hogar se convirtió en una pequeña escuela. Observando a mis hijos, apliqué mis intuiciones al ámbito de la educación. Luego empecé a investigar en psicología, filosofía, neuropediatría y en educación y acabé plasmando mis ideas en un libro, Educar en el asombro. Pensé que lo leerían mis 40 amigas y lo que ocurrió a continuación fue una verdadera sorpresa.

 

- Su libro se ha convertido ya en todo un auténtico best-seller. A grandes rasgos, ¿qué es educar en el asombro? 

 

El asombro es el “deseo de conocer”, decía Tomas de Aquino. El niño nace con ese deseo, no es algo que haya que “inculcarle”, es algo que debemos respetar, cultivar. Como decía Chesterton, “en cada una de esas deliciosas cabezas se estrena el mundo, como en el séptimo día de la creación”.

 

Asombrarse es “no dar nada por supuesto”, ver todo como un regalo, por eso el niño asombrado es agradecido. El asombro no es una mera “emoción”, es un pensamiento metafísico; de hecho, los griegos decían que es el inicio de la filosofía. No lo considero una innovación; dar importancia al deseo de conocer es volver a lo esencial, a lo de siempre. Gaudí decía que ser original es volver a los orígenes.

 

- ¿Cómo no se ahoga el asombro?

 

A través del respeto por los ritmos, las etapas de la infancia, un niño que actúa como un pequeño adulto es un niño que está de vuelta de todo. No es necesario saturar los sentidos e hiperestimular a los niños. El consumismo hace que se acostumbran a tenerlo todo antes de desearlo, y dan todo por supuesto, lo contrario del asombro. Un niño embotado es pasivo. Quizás se fascina, pero no sabe asombrarse. Un niño adicto a la velocidad y al ruido no sabe contemplar. Necesitan menos pantallas y más realidad.

 

-¿Y el esfuerzo?

 

Lo que asombra es la realidad. La realidad se descubre, no se construye. Asombrarse es dejarse “medir por la realidad”, y eso siempre requiere esfuerzo, porque la realidad es lenta y exigente. Una de las características de la realidad, es su belleza. Las cosas son bellas, de por sí, por el mero hecho de “ser”.  Decía Tomas de Aquino que “hay belleza en todas las cosas”. Lo que ocurre es que a veces hay poca, por eso decimos que son feas.

 

-Usted habla habitualmente del culto al feísmo. ¿En qué consiste?

 

El culto al feísmo es un desdén, una sospecha sistemática hacía todo lo bello. Tiende a ver la belleza como una pegatina, algo añadido, impuesto para engañar. El culto al feísmo nos dice: “no hay belleza intrínseca en las cosas, todo se construye al antojo del que mira”. Esa postura es consecuencia del olvido de la metafísica.

 

-¿Ese culto afecta en la transmisión de la fe o de los valores que transmitimos a nuestros hijos?

 

El culto al feísmo nos pinta la belleza, la bondad y la verdad como una mentira o una cursilada. Existen dos alternativas. Rendirnos a la lógica del culto al feísmo y responder con una especie de marketing de la belleza, que vendría a ser una pegatina más. Ese es el camino de la mundanidad. Yo no conozco a ningún adolescente que se haya dejado seducir por ese ridículo disfraz. La belleza no necesita trajes o marketing, luce de por sí. Hay que descubrir el poder de atracción de la belleza, desnudándola, aunque eso sea motivo de escándalo.

 

-¿Hasta qué punto el proceso de atracción de la belleza se trata de un proceso tan natural? ¿No cabe el peligro de caer en una especie de naturalismo?

 

Existe en todas las personas una capacidad natural para juzgar rectamente, una luz inextinguible que nos hace reconocer la verdad y la bondad como tal y que nos las señala como fines de las virtudes. Tomas de Aquino lo llamaba sindéresis. A María Montessori le acusaron de naturalismo y respondió: "Cuando miramos las estrellas que brillan en el firmamento, tan obedientes en su recurso y tan misteriosas, no decimos "¡qué buenas son las estrellas!" Decimos que obedecen a las leyes que gobiernan el universo. Nos admiramos ante el orden de la creación. En el comportamiento de nuestros hijos, es también una cierta ley de la naturaleza que se manifiesta". El orden no es bondad, pero la tarea de la educación debe ser la de indicar el orden interior y exterior como un camino indispensable para alcanzarlo, dándoles lo que pide su naturaleza...

 

- Que no siempre es lo mismo que lo que piden ellos…

 

Eso es. Montessori decía, “nuestros hijos no hacen todo lo que quieren, pero quieren hacer todo lo que hacen”. Montessori hablaba de la importancia del “entorno preparado”. Es importante que los niños estén rodeados de oportunidades de belleza, que los griegos definían como “expresión visible de la verdad y de la bondad”. El feísmo, definido como ausencia de belleza, acaba oscureciendo la luz interior de la que hablamos antes. Películas, libros, canciones, juguetes, ejemplos, palabras... No es cuestión de prohibición, de burbujas o de puritanismo, es cuestión de agrandar los horizontes de la razón de nuestros hijos con cosas excelentes. En la educación no hay nada que sea neutro. Todo, o suma, o resta.

 

-¿Son los padres los primeros educadores de sus hijos?

 

Sí, pero eso se queda en algo utópico si la oferta educativa no es plural. Y con lo que acabamos de explicar, nos vamos hacía la uniformidad, no la diversidad. En el caso de la concertada, no es una uniformidad impuesta a través de un marco legal restrictivo, sino del marketing educativo que se supone que va a salvar a esos colegios de entrar en crisis económica. Todo el mundo quiere estar a la última, y muchos de los métodos que se incorporan en las aulas carecen de evidencias. Los padres hemos de pedir una educación basada en las evidencias, no en las modas. La educación es un asunto que debe estar encima de las consideraciones ideológicas y económicas, no se experimenta con la educación.

 

-¿Nos puede dar ejemplos de métodos que carecen de evidencias?

 

La estimulación temprana está condenada por Neurology, la Academia Americana de Pediatría y toda la literatura académica desde el año 1968. Respecto a las tabletas, no hay conjunto de estudios que indique que su uso en las aulas lleve a una mejora de los resultados académico. De hecho, los estudios apuntan a lo contrario. La literatura científica de los últimos 5 años advierte que muchos de los supuestos de la llamada educación “basada en la neurociencia” son falsos. ¿Ejemplos? No es cierto que existe un periodo crítico entre los 0 y los 3 años, o que solo usemos el 5% de nuestro cerebro, o que haya que enriquecer el entorno durante los primeros años de vida, o que las personas aprendan mejor cuando reciben información en su estilo de aprendizaje preferido (ej. Auditivo, visual, kinestesia) o que las diferencias en dominancia hemisférica (hemisferio izquierdo o derecho) pueden ayudar a explicar las diferencias individuales de aprendizaje entre los alumnos. Nos puede sorprender, pero la literatura neurocientífica lo considera como “neuromitos” (malas interpretaciones de la literatura neurocientífica aplicadas a la educación). Pero como decía Huxley, a veces preferimos una falsedad emocionante a una verdad sin interés.

 

-¿Cómo recuperar esa mentalidad científica?

 

Guardini decía “Si somos capaces de ver la verdad, somos capaces de seguirla”. ¿Entonces por qué nos cuesta tanto tener esa mentalidad científica? ¿Cuándo ha dejado la ciencia de ser parte de la cultura? ¿Cuándo hemos dejado de entender la ciencia como un método valido para llegar a conocer la realidad tal como es? Hemos de tener en cuenta que no solo somos objeto de ciencia, sino también sujeto. Si el hombre se estudia a sí mismo, y además se ve envuelto en consideraciones cortoplacistas y de intereses económicos, siempre existe ese peligro de que no sea objetivo con los resultados de la investigación, porque es a la vez juez y parte. Quizás eso puede explicar que nos cueste tanto ser objetivos en encarnar esa “sana duda”, en tener esa mirada limpia y asombrada que es necesaria para la búsqueda de la verdad. Como apunta Miguel-Ángel Martí, “son muchas las causas que explican ese ocultamiento de la verdad, pero una de ellas viene dada por la falta de deseo (de admiración) de conocer qué son las cosas realmente. Quien deja de admirar abandona también la búsqueda de la verdad”. En definitiva, volvemos a la importancia del asombro.

 

-¿Qué dirías a los padres que quieren volver a asombrarse?

 

Descubrir el asombro como algo bueno y deseable y querer recuperarlo es el mejor punto de partida para conseguirlo, porque es, en sí, manifestación de asombro.

 

Empantallados.com - 26.02.2018

 

Foto: Pixabay 

 

Uno de los mayores atractivos de WhatsApp son los grupos. Esas conversaciones grupales en las que nos enfrascamos a diario, se han convertido en algo cotidiano de nuestras vidas. Los grupos de WhatsApp pueden ser muy útiles para amigos, compañeros de colegio, trabajo, familias o también para quienes necesiten ‘conversar’ sobre un tema a la vez. Pero también pueden convertirse en un centro de malentendidos y, sobre todo, una gran pérdida de tiempo.

 

¿Cómo pueden hacer nuestros hijos un buen uso de los grupos de WhatsApp? Desde empantallados.com nos comparten las siguientes sugerencias de comportamiento en grupos de WhatsApp para nuestros hijos, y por qué no, para nosotros.

 

Pregunta antes de añadir a alguien. Hay quienes prefieren no estar en grupos de WhatsApp, por lo que antes de añadir a alguien a un grupo es importante preguntarle en una conversación privada. También hay una nueva opción que permite al crear un grupo enviar un link con invitación a unirse, en vez de añadir a una persona directamente.

 

Durante las horas de clase, estudio o trabajo evita enviar mensajes irrelevantes. Interrumpen el día y cansan a los demás integrantes del grupo que en ese momento están atendiendo a sus obligaciones. No hay peor cosa que las notificaciones incesantes: por eso te puede ayudar en la configuración de algunos grupos silenciar sus notificaciones.

 

¿No es un mensaje para todos? ¡Entonces no utilices un grupo! Los grupos de WhatsApp son para cosas que conciernen a todos los participantes. Evita empezar una conversación que sabes que solo atañe a uno o pocos participantes; y si es otra persona la que ha iniciado la conversación individual dentro de un grupo, abre una conversación individual con ella y hablad de vuestras cosas sin molestar al resto. Para enviar información o avisos son de gran utilidad  (y a veces poco utilizadas) las listas de difusión.

 

Una llamada vale más que mil WhatsApps. Las grandes noticias es mejor darlas en persona, pero si por cualquier motivo es imposible, llama y cuéntaselo de viva voz. Y si eso tampoco puede ser: abre una conversación individual y coméntaselo en privado. Si es algo que quieres comunicar de forma grupal, asegúrate que en ese grupo está toda la gente que quieres que sepa tu noticia, para que nadie se pueda sentir ofendido o molesto.

 

Cuida el uso de las palabras y los emoticones. El lenguaje te puede jugar malas pasadas… ¡hasta los emojis pueden malinterpretarse! Hay diccionarios de emoticonos y estudios con rankings de los emojis más usados, como este de la Universidad de Michigan (el emoticón de llorar de risa es el más utilizado en todo el mundo, salvo en Francia, donde el más usado es el corazón). Y, por supuesto, da siempre las gracias y pide las cosas por favor. Aunque con sentido común. No hace falta que la respuesta sean 256 mensajes de ‘¡Gracias!’.

 

¿Estás enfadado? Mejor guarda el móvil. No hay peor mensaje que ese que has escrito cuando estabas enfadado, y más si es en un grupo. Tampoco es muy recomendable hablar sobre temas opinables que no son el objeto del grupo: por ejemplo, enviar chistes sobre temas políticos o deportivos que pudieran causar conflicto o polémica entre los integrantes.

 

Evita reenviar mensajes de manera automática. ¿No te ha ocurrido alguna vez que has reenviado algo sin leerlo y luego se ha descubierto que era mentira? Desconfía de algunos mensajes y especialmente de esos que te dicen que se lo debes reenviar a 10 personas o que te ha tocado un vale de 100 € en una tienda muy conocida.  

 

El silencio tras el doble check azul: no lo malinterpretes. En todos los grupos hay gente más participativa que otra, y si a eso le sumamos la inmediatez en la respuesta a la que nos hemos malacostumbrado, esto puede generar malentendidos absurdos. Que alguien no participe, en un momento determinado, no es razón para molestarse. Debemos promover el derecho a la desconexión, que puede ser facilitado desactivando el doble check o confirmación de lectura (así nadie sabrá si has leído su mensaje y no te sentirás presionado a contestar inmediatamente).

 

Consulta antes de enviar fotos o videos de otras personas. Fotos, videos o cualquier material que pueda ser enviado por un grupo de WhatsApp es susceptible de ser guardado, usado o difundido por cualquier persona que esté dentro de ese grupo. Hay que tener especial cuidado con lo que se envía en un grupo, sobre todo si este cuenta con un número elevado de participantes y no conoces (bien) a todos.

 

Huye de los grupos en los que no quieras estar. A veces eres tú el que no quieres seguir estando y a veces son otros los que se van. Cuando alguien se salga de un grupo no saques conclusiones que puedan llevar a equívocos. Si quieres saber por qué una persona ha abandonado un grupo, pregúntale por privado, pero tampoco le atosigues.

 

Practica el detox de grupos inactivos. Es saludable hacer, de vez en cuando, una ‘limpieza’ de grupos de WhatsApp. La aplicación no hace fácil saber en cuántos grupos estás, pero puedes dedicarle un rato a contarlos y borrar los que ya no utilizas. Además, si eres el administrador de un grupo, es bueno eliminarlo cuando terminó la finalidad para la que se creó (por ejemplo, la organización de una fiesta de cumpleaños sorpresa). 

 

AllProDad.com - 27.11.2017

Foto: Freepik 

BJ Foster, padre de dos hijos y director de contenidos de la web para padres AllProDad.com, ha elaborado un listado de 5 peligros que amenazan a los adolescentes en las redes sociales y que muchos padres no han tenido en cuenta. 

 

Empantallados.com - 30.10.2017

 

Foto: Freepik 

 

A veces los padres no tenemos ni idea, o no comprendemos qué sentido tienen las fotos que publican nuestros hijos. Es bueno que en algún momento hayamos hablado con ellos sobre qué fotos pueden publicar, cuáles no son convenientes y cuáles pueden llegar a ser incluso peligrosas. Desde la web Empantallados.com nos comparten las siguientes ideas:

 

Fotografías tipo selfie: el autorretrato es una forma actual y espontánea de comunicarse, que además está de moda. No debe preocuparnos siempre y cuando no sea excesivo el narcisismo o postureo. Sin embargo, estate atenta/o si solo publican selfies, muchas veces frente al espejo, y no incluyen en ellos el sentido del humor. (Leer también: Las chicas y los “selfies”)

 

Fotografías que muestran la intimidad familiar o de los amigos: parece obvio qué fotos no se deben enseñar fuera de la intimidad familiar, pero los adolescentes a veces no lo tienen claro. Cuando se hacen fotos en casa en cualquier momento es bueno que se planteen qué cosas no es necesario enseñar a cualquiera. También con su grupo de amigos: hay cosas que se pueden compartir con el resto del mundo, pero algunas situaciones requieren un poco más de respeto.

 

Fotos que puedan perjudicar el honor de terceras personas: es habitual que reciban una foto de algún compañero o conocido que haya metido la pata en algo, o que sale realmente mal. A veces publicar este tipo de cosas puede hacer verdadero daño al protagonista. ¿Te gustaría que publicaran una foto tuya así?

 

Fotos provocativas: hay una moda entre los adolescentes, bautizada como sexting, que consiste en enviar fotografías íntimas, con contenido erótico e incluso sexual. Normalmente este contenido se envía a una sola persona, pero es muy común que antes o después esas fotos se reenvíen. Si las publican, reenvían o las guardan podrían ser cómplices de algo que puede llegar a ser delito. Hay fotos que es mejor no hacer. 

 

Fotos que ofrezcan datos personales: por una cuestión de seguridad no es bueno que los menores publiquen fotos que puedan identificar su domicilio o colegio, ni muestren datos como la matrícula del coche u otros datos personales. Tampoco que su nombre de perfil sea su nombre completo, o con su fecha de nacimiento. Y por último, es desaconsejable  publicar la ubicación, o información sobre dónde han sido tomadas las fotos.