LaFamilia.info
19.10.2009

El kebab es uno de los platos típicos de la cocina árabe. Es un alimento perfecto para los niños por su gran aporte energético y por ser muy completo en nutrientes. Se elabora con carne, vegetales, un pan especial y se acompaña de varios tipos de salsas. En Turquía se los llama Döner Kebabs, los árabes los conocen como shawarma y en Grecia, se los denomina Gyros.

 

Los ingredientes del kebab en realidad son muy sencillos, si omitimos la carne asada en un pincho giratorio, que en casa no es posible hacer.

 

En cuanto al pan, existen dos posibilidades, o bien comprar pan pita en el supermercado (un pan redondo abierto en un solo lado para que quede el contenido en una especie de bolsa de pan), o realizar nosotros un pan fino en el que enrollaremos los ingredientes (esta versión se llama dürüm).

 

Ingredientes:

 

Para la masa

  • 2 tazas de harina
  • 1 taza de agua
  • 1 pizca de azúcar
  • 1 pizca de sal

Para el relleno

  • 500 gr. de carne de cordero o de ternera
  • 1 pimiento o pimentón verde
  • 1 cebolla
  • 1 zanahoria
  • Aceite de girasol

Para el aderezo

  • 150 cc de yogur natural
  • Ralladura de la piel de ½ limón
  • 2 cucharadas de aceite de oliva
  • Perejil fresco
  • Sal y pimienta negra molida

 

Preparación

 

Masa: mezclar la harina con la sal, el azúcar y el agua hasta lograr una masa lisa. Estirar finamente y cortar en discos. Cocinarlos sobre una sartén con 1 cucharada de aceite y dorar de ambos lados.

 

Relleno: cortar los vegetales y la carne en tiras delgadas. Dorar la carne en una sartén con aceite. Retirar, incorporar los vegetales y saltearlos. Salpimentar. Distribuir el relleno en los discos de masa y enrollar. En caso de utilizar pan de pita, abrirlo e introducir el relleno.

 

Aderezo: mezclar el yogur con la ralladura de limón, la sal, la pimienta, el aceite de oliva y el perejil picado. Acompañar los kebab con esta salsa fría.

 

Fuente: pequerecetas.com

LaFamilia.info
19.10.2009

 

La comida china es muy apropiada para los niños debido a su forma de cocinar, todo sin huesos, ni espinas y en trocitos pequeños.

 

El almidón es el componente principal del arroz, se encuentra en un 70 – 80%. El almidón es un hidrato de carbono presente en los cereales, en las hortalizas radiculares como las zanahorias y en los tubérculos.

 

El contenido de proteínas del arroz ronda el 7%, y contiene naturalmente apreciables cantidades de tiamina o vitamina B1, riboflavina o vitamina B2 y niacina o vitamina B3, así como fósforo y potasio. Sin embargo, en la práctica, con su refinamiento y pulido, se pierde hasta el 50% de su contenido en minerales y el 85% de las vitaminas del grupo B, quedando por tanto convertido en un alimento sobre todo energético.

 

Ingredientes:

 

  • 2 tazas de arroz
  • 200 gr. de jamón
  • 100 gr. de tocineta o tocino ahumado
  • 1 cebolla
  • 1 manojo de cebolla junca o cebolla de rama
  • 1 diente de ajo
  • 50 gr. de guisantes o alverjas y/o habichuelas
  • 2 huevos
  • 2 cucharadas de aceite de oliva
  • Sal, pastilla de caldo, pimienta blanca, salsa de soja

Preparación:

 

Una vez cocido el arroz, lo ponemos a sofreír en un wok o sartén, junto con el ajo machacado y la cebolla cortada muy fina. Una vez estén cocidos, añadimos el jamón y el tocino ahumado o tocineta. Salpimentamos y añadimos 1/2 pastilla de caldo y la salsa de soja.

 

Cocemos los guisantes o alverjas. Batimos los huevos con un poco de agua y preparamos una tortilla que reservamos.

 

Cuando vayamos a comer el arroz tres delicias, ponemos el wok a fuego fuerte, añadimos el arroz al sofrito y en el último momento añadimos los guisantes y la tortilla cortada en trocitos. Lo probamos y rectificamos de sal si es necesario.

 

Fuente: pequerecetas.com

LaFamilia.info
19.10.2009

Está claro que uno de los platos favoritos de los niños suele ser la pizza, y al contrario de lo que muchos piensan, este alimento puede resultar altamente nutritivo y por supuesto muy divertido. Por ello, hay que aprovechar que a los chicos les gusta, para realizar dibujos creativos con ingredientes nutritivos.

Además será una gran aventura preparar esta pizza junto a mamá. En ese caso disfrutarán el doble, al prepararla y al comérsela…

Ingredientes:

  • Masa de hojaldre redonda
  • 1 salchicha grande
  • 1 rodaja de mortadela
  • 2 tajadas de jamón
  • 4 aceitunas negras
  • Pasta o salsa de tomate
  • Queso rallado
  • Un poco de orégano
  • Una yema de huevo
  • 1 palillo de madera o brocheta de palo

Preparación:

Encendemos el horno a 200ºC. Tomamos la masa de hojaldre y la ponemos en la bandeja del horno. En seguida, se corta la masa con una tijera haciendo picos. Guardamos los retazos de masa que van resultando para usarlos posteriormente. Agregar la pasta de tomate en el centro de la pizza y extenderla por toda la superficie.

Poner una capa de jamón extendido, agregar una capa de queso rallado y ponerle un poco de orégano. Cortar la salchicha por la mitad de arriba hacia abajo, y pincharla con el palo de brocheta para darle forma curvada, una vez horneada retiramos el palillo con cuidado.

Cortar la rodaja de mortadela en dos trozos iguales, situarlos a modo de ojos. Cortar las aceitunas negras en tiritas finas para hacer las pestañas y hacer los ojos. Hacer unos coloretes con tomate y con los recortes hacer la nariz. Con el resto de los retazos hacer el pelo.

Batir la yema de huevo y con una brocha, pintar toda la superficie de la masa, pelo, puntas y nariz. Hornear a 200º hasta que estén las puntas doradas y el queso fundido.

Fuente: pequerecetas.com

LaFamilia.info
19.10.2009

Inicialmente ésta es una receta para niños con diabetes, pero de igual forma pueden comerla todos los chicos, especialmente aquellos a los que el pescado no les agrada. Y es que la suave salsa de yogur ayuda a disimular el sabor del pescado que muchas veces rechazan los niños.

La merluza es un pescado blanco con un contenido graso y calórico bajo, tiene alrededor de a 65 calorías por cada 100 gramos de porción.

 

Ingredientes:

  • 1 filete de merluza de 150 grs
  • 1 cebolla cortada en rodajas
  • Zumo de medio limón
  • 1 vaso de yogur natural desnatado
  • 1 cucharadita paprika o pimentón dulce en polvo
  • Sal a gusto

Preparación:

Lave el filete y condiméntelo con sal y limón al gusto. Engrase un sartén para horno y coloque el pescado. Espolvoree la merluza con un poco de paprika y ponga los aros de cebolla y salsee con el yogur.

 

Cocine en el horno a una temperatura moderada aproximadamente 20 minutos o hasta que vea el pescado cocinado.

 

Fuente: pequerecetas.com

LaFamilia.info
19.10.2009

 

Acostumbrados a comprar este alimento esencial en nuestra dieta diaria, nos hemos olvidado de la costumbre de nuestros abuelos de realizar el pan en nuestro propio horno. Pero sin duda, amasar la harina y ver cómo se convierte en un delicioso pan tiene una recompensa aún mayor, y es ver cómo disfrutan nuestros hijos ayudándonos, y por supuesto cómo disfrutamos nosotros de ese momento de complicidad con ellos… Así que, ¡manos a la obra!

 

Ingredientes:

  • 310 gr. harina de fuerza
  • 175 gr. de agua templada
  • 20 gr. de aceite de oliva
  • 15 gr. levadura fresca de panadería
  • 1 cucharilla de sal

Preparación:

Aunque hay muchas formas de hacer pan, esta receta es más apropiada por el hecho que estamos trabajando con niños pues es más sencilla y sobre todo, más rápida que las tradicionales.

 

Mezclamos la harina con la levadura, añadimos el aceite y agua templada y mezclamos bien con una cuchara de madera. Cuando tengamos una masa homogénea, agregamos la sal y amasamos otro poco hasta que quede una masa elástica y uniforme.

 

Engrasamos un recipiente de cristal de los que tienen tapa, e introducimos la masa en forma de bola. Pincelamos la bola con aceite, le damos unos cortes en la superficie y espolvoreamos con un poco de harina.

 

Le ponemos la tapa de cristal y lo introducimos en el horno frío. Lo encendemos a 220ºC y lo dejamos durante unos 50 minutos. Pasado ese tiempo, sacamos el pan y lo dejamos enfriar.

 

Fuente: pequerecetas.com

LaFamilia.info
19.10.2009

Esta receta de pollo para niños es divertida y muy fácil de realizar, y seguro que a sus hijos les gustará ayudarle a “rebozar” el pollo en sus cereales del desayuno.

Ingredientes:

  • Pollo en trozos
  • Corn Flakes (O cualquier cereal de hojuelas de maíz)
  • Huevo
  • Harina

Preparación:

Se ponen las hojuelas de maíz en una bolsa o en un mortero y se golpean para que queden un poco triturados. No se deben machacar del todo para que el resultado final del rebozado sea crujiente.

Se pasan los trozos de pollo por harina, a continuación por huevo y por último por las hojuelas de maíz trituradas. Finalmente, se fríe el pollo en aceite caliente.

Fuente: pequerecetas.com

LaFamilia.info
19.10.2009

Hay que sacarle partido a que los niños adoran las pastas para que se habitúen a comer otros alimentos como los vegetales. Esta ensalada es perfecta cuando contamos con poco tiempo y además queremos una cena ligera y nutritiva para los hijos.

 

Ingredientes

 

  • 1 taza de coditos, fusilli u otra pasta corta
  • 100 gr de jamón o también puede ser pollo
  • 3 huevos
  • 1 papa grande
  • 1 cebolla pequeña
  • 1/3 de taza de mayonesa
  • 1 manzana
  • 1/3 de taza de piña
  • Una cucharadita de sal

Preparación

 

Poner agua suficiente con sal a calentar. Cuando esté hirviendo echarle las pastas, los huevos y la papa picada en cuadritos pequeños hasta que se ablanden.

Picar la cebolla y el jamón bien finitos. Cortar la manzana y la piña en cuadritos pequeños. Cuando las pastas, la papa y los huevos estén cocinados, escurrir el agua, pelar y picar los huevos y unirlo con la piña, manzana, jamón y cebolla. Echarle la mayonesa y revolver. Dejar enfriar en el refrigerador antes de comer.

 

Fuente: pequerecetas.com

LaFamilia.info
19.10.2009

Hay muchas recetas que requieren pocos minutos para ser preparadas, y electrodomésticos como el microondas muchas veces lo tenemos subutilizado, limitándolo a descongelar y calentar la leche. Sin embargo sólo hay que saber utilizarlo para conseguir platos que no tienen mucho que envidiar a la cocina tradicional, o al menos, se compensan por el poco tiempo que se tarda en hacerlos.

El Pastel de Merluza, es algo que se puede preparar con antelación dejándolo en la nevera, y que resulta una manera excelente de que nuestros hijos coman pescado.

Ingredientes:

  • 1/2 kg de merluza
  • 4 huevos
  • 1/2 vaso de leche
  • 2 cucharadas de pasta o salsa de tomate
  • 1 cebolla
  • Ajo
  • Perejil
  • Aceite
  • Sal

Preparación:

Poner en un recipiente apto para el microondas un chorrito de aceite y la cebolla junto con el ajo bien picaditos. Introduzca el recipiente en el microondas durante 5 minutos a máxima potencia.

Mientras tanto, parta en trozos la merluza. Luego, añada el pescado desmenuzado con una ramita de perejil picado al recipiente y caliente 4 minutos más en el microondas. Saque el recipiente y eche los huevos crudos, la salsa de tomate y medio vaso de leche. Triture con la batidora hasta conseguir una masa homogénea.

Engrase un molde de tamaño adecuado y vierta en él la mezcla. Introduzca el molde al horno microondas durante 12 minutos, cambiando su posición a la mitad de dicho tiempo.

Deje enfriar antes de desmoldar, y sirva frío o tibio, adornado con mayonesa, ensalada o salsa de tomate.

Fuente: pequerecetas.com

LaFamilia.info
19.10.2009

Las mamás siempre están dando vueltas para conseguir que los hijos coman de todo. Esta es una forma estupenda de que los chicos sustituyan las papas fritas por hortalizas como la berenjena y el calabacín. Esta forma de preparación las deja crujientes por fuera y tiernas por dentro.

Ingredientes:

  • Berenjenas y calabacín
  • Cerveza sin alcohol
  • Harina
  • Aceite y sal
  • Preparación:
  • Pelar y cortar las berenjenas y el calabacín como si fueran papas para freír.

Poner los trozos en un recipiente grande, cubiertos de cerveza sin alcohol. Escurrirlos al cabo de 15 minutos aproximadamente y pasarlos por harina. Una buena forma de que queden enharinados uniformemente, es poner la harina dentro de una bolsa, meter las berenjena y el calabacín escurridos, cerrar la bolsa y agitar un poco, queda perfecto. (Este truco también sirve para trocitos de pescado o calamares).

Freír rápido para que la harina no se humedezca y quede muy crujiente, en abundante aceite caliente. Al sacarlas, ponerlas en papeles absorbentes para retirar el exceso de grasa. Echar sal al gusto y servir.

Fuente: pequerecetas.com