Por lafamilia.info

20150202v
Los avances tecnológicos, la facilidad en las comunicaciones, la permanente conectividad, el afán de producir, la necesidad de competir y otros factores más, han hecho que vivamos a un ritmo vertiginoso en el que reina la prisa y lo urgente, provocando un alejamiento del imprescindible valor de la paciencia.

Por LaFamilia.info

20142212vFoto: Pixabay 

Hemos llegado a la etapa final de un ciclo y es el momento de presentarse -a sí mismo- el balance de cuentas.

LaFamilia.info

Foto: Freepik 

Gracias al autocontrol, el ser humano es capaz de regular sus impulsos, emociones, deseos y acciones; y para lograrlo, se requiere de un conjunto de prácticas que pueden aprenderse y desarrollarse con la experiencia.

Alianza Lafamilia.info y el Instituto de La Familia U.Sabana - 19.01.2015

20151901v

¿Usted habla?... o solo hace ruido ¿Qué tanto valoramos el lenguaje como instrumento de expresión oral de nuestras ideas?

LaFamilia.info 

20152303v

La reconocida Universidad de Harvard ofrece un “Curso sobre Felicidad” donde enseñan a miles de personas, técnicas sencillas para cambiar sus estados de ánimo. Son principalmente diez:

Luis Yáñez - Colaboración Fundación Teletón / 03.11.2014

Cada persona tiene idealizado un concepto particular de lo que es la felicidad, así como de los elementos que pueden hacerla posible. Sin embargo, a pesar de eso hay muchos factores en común que ayudan a conseguirla, y están relacionados con la manera en que decidimos observar las cosas.

Colaboración Fundación Teletón - 12.01.2015

20151301v

Volver a empezar es un proceso que causa muchas emociones: entusiasmo, ilusión, pero también nos compromete y esto mismo interviene para que abracemos la idea de que a partir de ahora, todo será mejor.

Macedonio Tapia - Colaboración Fundación Teletón / 07.12.2014

Algunos están instalados en la mítica etapa del “así soy” y renuncian públicamente a emprender cualquier cambio de conducta, la cual en nada ayuda a la convivencia con los demás y al propio desarrollo personal.

Por LaFamilia.info

Foto: rawpixel 

“La pereza viaja tan despacio que la pobreza no tarda en alcanzarla (Benjamín Franklin)” Y no sólo la pobreza material sino también la espiritual.