Cómo dejar de procrastinar: la técnica de los 5 segundos

Man at work in the office

En los últimos tiempos, el fenómeno de procrastinar ha ganado popularidad a nivel mundial. Sin embargo, este concepto parece ser más intrincado de lo que algunos recursos argumentan al etiquetarlo simplemente como “holgazanería” o «pereza».

El arte de postergar hasta mañana

La procrastinación, según la etimología, proviene del latín “procrastināre”, que traduciría algo así como “postergar hasta mañana”; sin embargo, algunos expertos se han esforzado en explicar que es algo que va mucho más allá de dejar para después nuestras obligaciones.

Te puede interesar: Procrastinar: cuando dejas todo “para después”

En un artículo del prestigioso medio estadounidense New York Times, la autora, Charlotte Lieberman, defiende que procrastinar tiene que ver más con el manejo de nuestras emociones que la simple pereza de aplazar nuestras tareas.

La escritora Lieberman se empeña en hacernos entender, mediante investigaciones que han adelantado científicos y expertos en temas de la salud, que la procrastinación tiene que ver más con buscar una especie de alivio temporal ante las emociones que conllevan afrontar las obligaciones.

No obstante, la autora detalla que este alivio temporal pronto se traducirá en la “angustia” al tener que enfrentar las labores que teníamos pendientes y que dejamos de lado por todas las emociones desafiantes que nos generaba.

Por lo que se termina transformando en un círculo vicioso que puede acarrear “efectos destructivos medibles en nuestra salud mental y física”.

‘Técnica los de 5 segundos’ recomendada por expertos

La reconocida presentadora y conferencista estadounidense, Mel Robbins, publicó recientemente un libro titulado “El poder de los 5 segundos” en el que aborda los efectos de la procrastinación y su método para superarla.

Robbins explica en su libro que la técnica que considera puede cambiarle la vida a las personas que tienen que lidiar con la procrastinación es un simple conteo regresivo de cinco segundos antes de iniciar alguna tarea pendiente.

Cinco, cuatro, tres, dos y uno… comenzar los deberes pendientes puede parecer un método infantil y poco sofisticado, pero algunos empresarios, como el emprendedor australiano Tim Denning aseguran que, en definitiva, la técnica de los cinco segundos, le permitió cambiar este hábito y dejar de lado atrás el temor de empezar las tareas pendientes.

Otra opción para entender y superar este hábito

Por su parte, la escritora Charlotte Lieberman propone que no se necesitan técnicas o aplicaciones que nos ayuden a gestionar el tiempo, sino sobre el manejo de nuestras emociones.

“Debemos darnos cuenta de que, en esencia, la procrastinación es un asunto de emociones, no de productividad. La solución no involucra descargar una aplicación de gestión de tiempo o aprender nuevas estrategias de autocontrol. Tiene que ver con manejar nuestras emociones de una manera diferente”, señala la escritora en el artículo del NYT.

A su vez, comparte las propuestas de algunos expertos que sugieren crear una recompensa mucho mayor al alivio temporal que ofrece la procrastinación, por lo que se convierte en una tarea mucho más compleja, porque se trata de un trabajo interno y no de técnicas o estrategias.

*Fuente: Caracol.com


 

Lafamilia.info –
febrero 16, 2024
Por naturaleza, los seres humanos tienen una predisposición a evitar situaciones incómodas. Como parte de su instinto de supervivencia, cuando se enfrentan a desafíos o amenazas, su primera reacción es...
Lafamilia.info –
febrero 16, 2024
Más allá del engaño y la infidelidad, existen actitudes bastante dañinas que actúan como detonantes del declive en una relación matrimonial.

Te puede interesar: