3 cosas que la mayoría de los papás no hacen pero deberían

Si queremos aprender a ser mejores padres, debemos aprender a reducir la velocidad. Necesitamos dejar de apresurarnos y simplemente estar presentes con nuestros hijos.

Anhelan pasar tiempo con nosotros, tiempo ininterrumpido en el que no solo estemos cerca de ellos, sino realmente con ellos. Cuando pasamos tiempo sin prisas con nuestros hijos es cuando realmente sienten y conocen nuestro amor por ellos. Así lo explica Ryan Pierce, autor del artículo que compartimos a continuación, quien invita a los padres a dejar la prisa en la crianza:

«Mis hijos no tienen el concepto de prisa. No existe tal cosa como llegar a algún lugar a tiempo. Podemos sacarles la ropa la noche anterior y yo puedo presionarlos y rogarles, pero nunca se conmueven, literalmente. Mi niño pequeño parece pensar que «hora de irse» es un código para «Quítate los zapatos». Si bien mis hijos necesitan aprender la importancia de llegar a tiempo, yo puedo aprender algo de su falta de prisa, de lo bien que viven cada momento. Si queremos aprender a ser mejores padres, debemos aprender a reducir la velocidad» 

En su libro La eliminación despiadada de la prisa, John Mark Comer escribe: “La prisa y el amor son agua y aceite: simplemente no se mezclan”. Si queremos desarrollar relaciones sólidas y amorosas con nuestros hijos y esposas, debemos reducir la velocidad y pasar tiempo con ellos. Aquí hay 3 estrategias para ayudarnos a hacer eso.

1. Elimina parte del ajetreo

A menudo actúo como si la prisa fuera una virtud: cuanto más pueda hacer hoy, mejor estará nuestra familia. Tiendo a pensar que si estoy haciendo algo en mi larga lista de cosas por hacer, estoy progresando. Pero la prisa no es una virtud. De hecho, puede ser un vicio. En mi frenético ajetreo, es posible que no me siente y construya LEGO con mi hijo o que no escuche la historia que mi hija quiere compartir. Nuestros hijos no están impresionados por nuestras largas listas de tareas pendientes. Solo necesitan que estemos con ellos, física y emocionalmente. Como escribe Comer, “La prisa mata las relaciones. El amor toma tiempo, la prisa no la tiene.”

No es fácil. Trabajo, compromisos, ​​planificación de comidas, limpieza de la casa, y así sucesivamente. Todo es importante. Pero si nuestra familia es verdaderamente nuestra prioridad, algo tiene que ceder. Necesitamos poner tiempo con ellos en la parte superior de nuestras listas de tareas pendientes, incluso si eso significa eliminar algo de la agenda, aguantar un baño sucio por unos días más o una comida menos que gourmet para la cena.

2. Guarda el teléfono

Si tuvieras una cita y la otra persona revisara constantemente su teléfono, pensarías que fue grosero e insultante. ¿Por qué es diferente ahora que estamos casados ​​y tenemos hijos? No podemos estar completamente comprometidos con nuestros cónyuges o hijos si estamos revisando los puntajes, navegando por una red social o enviando un mensaje de texto. Ninguna de esas cosas es intrínsecamente mala, pero pueden interponerse en nuestras relaciones. ¿Quieres saber cómo ser un mejor papá? Guarda el teléfono por un tiempo. No te limites a estar presente con ellos en la misma habitación. Debes estar realmente allí plenamente.

Te puede interesar también: 8 claves para que el móvil no te robe el tiempo que pasas con tus hijos

3. Planear

Sé muy bien que si esperas que algo suceda, probablemente no sucederá, a menos que lo planees. Puedo esperar tener tiempo de calidad con mis hijos, que tenga la oportunidad de reírme con mi esposa o que finalmente tenga algo de tiempo para descansar. Pero no sucede si no lo planeo.

Tenemos que planificar las cosas que queremos hacer, no solo las cosas que tenemos que hacer. Siempre ponemos nuestras citas y obligaciones laborales en el calendario, pero también necesitamos programar un tiempo sin prisas, un tiempo para reducir la velocidad y simplemente estar con nuestra familia. Si no planificamos cómo ser un mejor padre, no sucederá.

*Publicado en Allprodad.com por Ryan Pierce

Lafamilia.info –
junio 18, 2024
Las familias ensambladas surgen a partir de una segunda unión, con hijos de ambas partes o de una sola, para crear un nuevo núcleo familiar. Esta configuración trae consigo nuevos...
Lafamilia.info –
junio 17, 2024
La crianza con amor es un enfoque educativo que se basa en la creación de un ambiente de afecto, respeto y apoyo. Este estilo de crianza se centra en la...

Te puede interesar: