Los tres mejores ejercicios para adultos mayores, según Harvard

ejercicios adulto mayor
Foto: LipikStockMedia

El ejercicio es un hábito que beneficia la salud física y mental de cualquier persona. Según la Organización Mundial de la Salud (OMS), los adultos mayores de 64 años o más deben realizar de 150 a 300 minutos de actividad física a la semana.

Eso sí, deben hacer especial énfasis en los ejercicios de equilibro y fortalecimiento de la función muscular, pues son fundamentales para que la persona no pierda la estabilidad y evite caídas. De hecho, en esta edad es muy importante reducir el tiempo dedicado a prácticas sedentarias.

«La sustitución del tiempo dedicado a actividades sedentarias por actividades físicas de cualquier intensidad, incluidas las de baja intensidad, es beneficiosa para la salud», explica la OMS.

En la tercera edad se deben priorizar los ejercicios que fortalecen el núcleo, es decir, los músculos del abdomen, la espalda, la pelvis y los glúteos, los cuáles son indispensables para sostener el cuerpo y facilitar el equilibrio y la estabilidad al realizar algún movimiento.

Y aunque se pensaría que los abdominales son los mejores movimientos para mantener el denominado ‘core’ fuerte, la Universidad de Harvard destaca que no son tan efectivos y sí pueden causar lesiones, especialmente en la población mayor.

«Son peligrosos porque te están tirando del cuello y no entrenan tu núcleo. Entrenan los músculos flexores de la cadera. Si esos músculos se vuelven demasiado fuertes, tiran de la parte inferior de la espalda y contribuyen al dolor de espalda», destacó la fisioterapeuta afiliada a Harvard Marty Boehm, en un artículo de la academia.

Por ello, la profesional hizo un ‘top’ de los tres mejores ejercicios para los adultos mayores:

1. Puentes

Este ejercicio consiste en acostarse boca arriba con las rodilla flexionadas y, contrayendo los músculos del abdomen, se eleva la cadera hasta que quede alineada con las rodillas y los hombros.

«Es efectivo porque crea rigidez desde la caja torácica hasta la pelvis y desde el ombligo hasta la espalda. Toda la región se vuelve sólida y crea una contracción de todos los grupos musculares, como un corsé», explicó la experta.

2. Planchas

Este ejercicio que utiliza el peso corporal consiste en ubicar el cuerpo como si se fuera a hacer una flexión, pero con las muñecas alineadas con los codos y la cabeza con la espalda. No olvide apretar los glúteos y el abdomen.


foto: freepik

«Las planchas crean contracciones de los músculos centrales, de los brazos y de los hombros mientras te mantienes en una posición de flexión. La clave es permanecer lo más rígido posible, como una tabla de madera», dijo Boehm.

3. Elevación de piernas y brazos opuestos

Para este ejercicio debe colocarse en cuatro, es decir, se debe apoyar en las manos y las rodillas. Debe alinear la cabeza con la espalda y contraer el abdomen. Luego, solo debe levantar el brazo derecho con la pierna izquierda, sostiene por unos segundos y cambia.

«A medida que estiras el brazo y la pierna opuestos, contraes el centro y los músculos del otro brazo y la otra pierna mientras te sostienen», afirmó la fisioterapeuta.

La especialista concluyó que estos ejercicios son tan efectivos como si estuviera levantando algo o escalando una montaña.

Beneficios del ejercicio en el adulto mayor

Estos son los beneficios de la actividad física en las personas mayores, según la OMS:

– Reducen el riesgo de mortalidad por enfermedades cardiovasculares

– Mejora la salud de los pacientes con hipertensión

– Reduce el riesgo de cáncer

– Reduce el riesgo de padecer diabetes tipo 2

– Previene las caídas

– Mejora la salud mental, reduciendo los episodios de ansiedad y depresión

– Mejora la salud cognitiva y el sueño

– Evita el sobrepeso y la obesidad

*Publicado originalmente en ElTiempo.com


 

Lafamilia.info –
mayo 24, 2024
A partir de los seis meses, se abre todo un mundo para muchos padres y madres en la alimentación de los bebés, pues en la mayoría de los casos podrá iniciarse...
Lafamilia.info –
abril 15, 2024
El descanso nocturno, una parte esencial de nuestra salud, merece más atención de la que solemos darle. Se estima que una persona promedio debería dormir, entre 7 y 9 horas...

Te puede interesar: